viernes, 2 de enero de 2009

La ballesta en la antigua Roma

Date: Fri, 25 Feb 2005 02:56:01 -0500
* Fuente: 
http://www.dw-world.de/dw/article/0,,1500057,00.html?maca=spa-Titulares-640-html
 
La "ballesta" romana: un hallazgo singular. 
  
En el Bajo Rin, arqueólogos descubrieron un arma de combate romana. Lo que a primera vista parecía un montón informe de metal reveló ser luego parte de una antigua arma de tiro, parecida a la ballesta. 

Los legionarios romanos atacaban a sus enemigos no sólo con espadas, lanzas, jabalinas y dagas, sino también con armas que lanzaban flechas.

Arqueólogos alemanes acaban de hallar restos extremadamente raros de una arma de ese tipo en una cantera cerca de la ciudad de Xanten. DW-WORLD habló con el Dr. Hans-Joachim Schalles, director del Museo Regional de Xanten.

La ciudad tiene su origen en un fuerte romano llamado Vetera Castra, fundado en el año 15 a.C. en las inmediaciones de la actual ciudad de Xanten, que se halla al noroeste de la Colonia de hoy, también una fundación romana. 

En el año 70 d.C., ese fuerte fue destruido por invasores bárbaros, pero vuelto a erigir. Por la misma época surgió en el mismo lugar un asentamiento romano, al que se dio el nombre de Ulpia Traiana y que pronto adquirió categoría de ciudad.

A fines del siglo III, Ulpia Traiana fue tomada por los bárbaros, pero reconquistada por Roma a comienzos del IV. A mediados de ese siglo, los ataques bárbaros aumentaron de tal forma, que la ciudad fue abandonada por Roma. 

En el siglo VII, la población, ya en posesión de los francos, toma finalmente el nombre de Ad Sanctus, que derivó más tarde en Xanten.

Bárbaros y romanos

La zona es, como se puede imaginar, muy rica en hallazgos arqueológicos, tanto bárbaros como romanos. El objeto de metal que acaba de encontrarse, relativamente pequeño, de unos 28 por 21 centímetros (véase foto), fue hace 2000 años la parte central de un arma de tiro mortal, que funcionaba en forma similar a una ballesta, dice el Dr. Schalles. 

En ese núcleo metálico iba afirmado el arco del arma. Restos similares relativamente bien conservados se habían encontrado hasta ahora sólo dos en España y uno en Irak. 

Pero mientras allí no se conservó nada de las partes de madera, en Alemania las condiciones geológicas en la cantera hicieron que en el interior de la pieza de metal aún se encuentre parte de la construcción de madera a incluso huellas de tendones que aseguraban el arco. Los arqueólogos lograron determinar además que se trata de madera de fresno.

Efectos letales

Los restos encontrados permitieron a los expertos reconstruir el arma. En la parte central, de metal, se hallaban tensados tendones en forma vertical. Esos tendones aseguraban sendas mitades del arco. Éste no era de una sola pieza, sino que estaba conformado por dos mitades. 

Los primeros intentos de tiro mostraron que las flechas lanzadas, que llevaban puntas de hierro, tenían un "poder de penetración impresionante". Con el arma se lograban salvar distancias de entre 20 y 40 metros. 

A diferencia de las flechas de los indígenas americanos, las flechas no tenían plumas para estabilizar su vuelo, pero sí una muesca en la parte posterior para optimizar el lanzamiento.

El arma era tensada con una rosca y en combate tenía efectos letales. El hallazgo será mostrado a partir del 12 de marzo en la exposición arqueológica "Desde el comienzo", en el Museo Romano-Germánico de Colonia. 

Pablo Kummetz