domingo, 29 de noviembre de 2009

Bakunin por Rudolf de Jong (6ªparte)

Serguei Nechaev (o "Nechiaev" según la transcripción del cirílico),  de corta vida pero intensa (incluyendo sus últimos diez años en prisión) dejó una honda impresión en los movimientos revolucionarios y contestatarios posteriores. Los más radicales suelen ser los de orígen ruso, y éste, Nechaev, es junto con Bakunin de los que dejaron sus pensamientos, como simientes, en muchas mentes opuestas al orden establecido. Pero Nechaev fue el más radical, el más extremista, y si se quiere el más criminal de todos los conocidos. Apostol de la Violencia que odió rabiosamente todo lo que significara algo estable o transmitido por las generaciones anteriores.

Nechaev engañó a Bakunin, que había quedado profundamente impresionado por el joven Serguei, hasta el punto de darle carta blanca en el "Comité central de las Asociaciones revolucionarias europeas", organización creada por el propio Bakunin. Nechaev escribió "El catecismo del revolucionario" donde se pone en negro sobre blanco la necesidad de engañar a los propios camaradas y de liquidar a aquellos que representen un peligro para la organización.
Como se ve, Nechaev preanuncia a Lenin y a Stalin, y su amistad con Bakunin fue motivo de acusaciones de Marx y Engels y de graves disensiones en la 1ª Internacional.
Una parte importante de los movimientos actuales que se autodenominan "anarquistas" no pasan de ser "nechaevistas" en su odió feroz a todo lo establecido y en las vaporosas ideas que albergan sobre un futuro distinto para la sociedad.
Por lo tanto es importante conocer a Nechaev... porque hizo escuela, a su derecha y a su izquierda; con los bolcheviques y con algunos supuestos anarquistas.