viernes, 28 de marzo de 2008

La invasión china del Tíbet

LA INVASIÓN CHINA

Un inicio de siglo complicado


Tutben Gyatso
Su Santidad el decimotercero Dalai Lama Tubten Gyatso (1876-1933), inició un proceso de modernización del Tíbet. En 1903 el coronel británico Francis Younghusband forzó al gobierno tibetano a aceptar un "tratado comercial" con la India que, en realidad, sólo favorecía los intereses británicos. En 1.904 los ingleses enviaron tropas al Tíbet bajo el pretexto de una creciente influencia rusa en la zona y, el Dalai Lama huyó a Mongolia y permaneció en el exilio hasta 1911. Los británicos en 1906 establecieron las bases de un tratado bilateral anglo-chino en virtud del cual el imperio chino adquirió el reconocimiento de su soberanía en el Tíbet a cambio del pago de una gran indemnización a los británicos que, posteriormente retiraron sus tropas. En 1907 los gobiernos británicos y ruso firmaron un acuerdo de no-injerencia en los asuntos tibetanos.

En 1910 el general chino Chao Erh-Feng penetró fácilmente en el Tíbet con el objetivo de anexionar el país a China. Chao, a pesar de la publicidad y, sobre todo de la violencia utilizada no lo consiguió. Después de volver a China, Chao fue ejecutado por el líder nacionalista Yin Chiang-heng, en 1912. En este mismo año los tibetanos logran expulsar a los chinos y proclamar su independencia. En 1914, representantes de los gobiernos británico, chino y tibetano celebraron una conferencia en Simla, donde alcanzaron el acuerdo sobre las relaciones mutuas y, específicamente, las fronteras. En 1918 las tensiones entre China y el Tíbet culminó en un intento de invasión por parte china. Con ayuda británica, se acordó una tregua en septiembre de ese mismo año. Entre 1931 y 1933 se reanudó la guerra chino - tibetana y el Tíbet tuvo que ceder parte de su territorio. A pesar de todo el Tíbet mantuvo su independencia hasta 1950 y los Dalai Lama gobernaron sin injerencias extranjeras.

Después de la muerte del Decimotercer Dalai Lama, el monje Reting Rinpoche fue escogido para ser el regente temporal del Tíbet. Desgraciadamente este monje resultó ser muy autoritario, rompió sus votos monásticos e instauró un gobierno corrupto. Su única contribución importante fue la de procurar la reencarnación del Décimo Cuarto Dalai Lama, descubierto en 1937.

El Decimocuarto Dalai Lama

Tenzin Gyatso

SS.SS. el Decimocuarto Dalai Lama Tenzin Gyatso, nació el 6 de julio de 1935, en el poblado de Takse, Amdo (región al este del Tíbet), en el seno de una familia campesina y recibió el nombre de Lhamo Dondrup. Durante su infancia solía jugar imaginando que viajaba a la capital del Tíbet, a Lhassa.

En 1937 el monje budista Kutsang Rinpoche y el oficial Losang Tsewang fueron enviados al poblado de Takse para encontrar al nuevo Dalai Lama. Para no despertar sospechas, se disfrazaron de mercaderes y no revelaron cual era el objeto de su viaje. En Taske comprendieron que todas las características de aquel lugar eran idénticas a las descripciones de la visión que había tenido el regente del Tíbet, Reting Rinpoche. Tenían delante un lago, un monasterio, una carretera, una casa de tejado azul, un perro marrón y otro blanco y un niño en el porche.

Aquella casa de tejado azul ya había sido visitada por el último Dalai Lama, era la casa de los padres de Dondrup. El monje y el oficial fueron hasta ella y, el niño reconoció a los dos. Dijo que Kutsang era, en realidad, un monje del templo de Sera y que el otro visitante se llamaba Losang Tsewang; afirmaciones totalmente ciertas. Tras la realización de varios test y dos años más tarde, Lhamo Dondrup fue considerado como SS.SS. el Décimo Cuarto Dalai Lama. Fue ordenado monje budista el 22 de febrero de 1940 y recibió su nombre religioso: Jetsum Jambel Ngawang Losang Yeshe Tenzin Gyatso. Asumió el poder temporal y religioso el 17 de noviembre de 1950, a los 16 años de edad.

La invasión final

En 1949 los chinos nacionalistas abandonaron su guarnición en Lhassa. La recién nacida República Popular China (RPC), anunció que "iría a liberar al Tíbet de los invasores extranjeros y reintegrarla a la Tierra Madre" En aquella época había seis extranjeros en el Tíbet. Sin embargo, Mao Tse Tung envió un ejército de 80.000 soldados en 1950. El 23 de mayo de 1951, Pekín impuso un "Acuerdo por la Liberalización Pacífica del Tíbet", que confería a China la defensa y la política exterior del territorio mientras que, la política interior quedaba bajo la jurisprudencia del Dalai Lama. También se acordó el retorno del Panchen Lama, que se le suponía simpatizante chino. Las tropas rojas penetraron en Lhassa el 9 de septiembre de 1951.

En 1952 los chinos implantaron un programa de mejora de las comunicaciones y se construyeron varias carreteras con fines militares, así como varios aeropuertos. Al año siguiente La india reconoció al Tíbet como parte de China y retiró la guarnición que mantenía en dos puestos comerciales de la frontera tibetana. El Dalai Lama fue posteriormente elegido vicepresidente del

Congreso Nacional del Pueblo. En abril de 1955 la India cedió a China el control de las líneas telefónicas, los telégrafos y el servicio postal del Tíbet. En 1956 se estableció un comité para preparar una constitución para el Tíbet, el Dalai Lama fue nombrado Presidente y el Panchen Lama Primer Vicepresidente. En ese mismo año se creó la "Región Autónoma del Tíbet".

En 1956 fuentes indias y nepalíes informaron acerca de levantamientos tibetanos y actividad guerrillera contra el régimen chino. Mao Tse Tung declaró pocos meses más tarde que el Tíbet no estaba aún preparado para el establecimiento del régimen comunista. Durante los últimos meses de 1958 surgieron informaciones acerca de una extendida actividad guerrillera anticomunista en Tíbet occidental. Se consideraba que la rebelión había sido provocada por los intentos de instituir comunas populares, similares a las establecidas en otras partes de China. Poco después los chinos anunciaron que se había pospuesto el establecimiento de las comunas en el Tíbet. A principios de 1959 el Dalai Lama fue invitado por el general chino Dan Guansan para asistir a una representación teatral, en la invitación rezaba lo siguiente: " SS.SS. el Dalai Lama debe venir solo, desarmado y sin guarda espaldas".

La masacre del 10 de marzo de 1959

El 10 de marzo de 1959 de una forma espontanea surgió una gigantesca manifestación pacífica en las calles de Lhassa, donde se pedía la independencia del Tíbet y el final de la represión china, ésta fue brutalmente aplastada por los chinos; se estima que 87.000 tibetanos murieron.

El Dalai Lama y sus familiares tuvieron que disfrazarse para conseguir escapar de las tropas chinas. El 28 de marzo de ese año, el chino Zhou Enlai anunció que el Tíbet estaba bajo control chino; Poco después los chinos nombraron al Panchen Lama jefe de Estado. El Dalai Lama atravesó la frontera con cerca de 100.000 tibetanos. Se establecieron en Dharamsala, en el norte de la India, donde fijaron el nuevo gobierno en exilio, así como la sede del monasterio personal del Dalai Lama, el Namgyal.

El gobierno indio ofreció tierras en el estado de Karnataka (al sur del país), donde actualmente hay cerca de 10.000 exiliados y donde se construyeron nuevas sedes para los monasterios de Drepung, Sera y Ganden.El 21 de octubre, La Asamblea de las Naciones Unidas aprobó una resolución que deploraba la supresión de los derechos humanos en el Tíbet. El 9 de marzo de 1961 se aprobó una resolución similar.

En 1962 una parte del Partido Comunista Chino exigió que el Panchen Lama calificase al Dalai Lama como "reaccionario y traidor". Sin embargo el Panchen Lama envió un documento a las autoridades chinas en donde describía la destrucción sistemática que estaba a sufrir el Tíbet. Poco después el Panchen Lama fue encarcelado y sólo sería liberado en 1977.

En 1965 Tíbet fue convertido formalmente en una región de la RPC y Pekín anunció que la región tendría que sufrir una firme transformación socialista. Durante la Revolución Cultural, la guardia roja maoísta intensificó la persecución anti-religiosa y destruyeron miles de monasterios y monumentos budistas.

A finales de la década de 1970, tras el final de la Revolución Cultural, China mitigó gradualmente su política hacia el Tíbet. Entre 1979 y 1984, el Dalai Lama envió dos delegaciones a Pekín, intentado llegar a un acuerdo. Dichas conversaciones no llegaron a nada concreto pues, los chinos, sólo querían discutir el retorno del Dalai Lama al Tíbet y no los problemas de derechos humanos, situación legal, represión, etc.

Los chinos admitieron en 1980 que Tíbet había sido mal gobernado y anunciaron reformas en la región, permitieron las actividades religiosas y reconstruyeron algunos monasterios destruidos por la guardia roja en un esfuerzo por mejorar sus relaciones con el pueblo tibetano.

En octubre de 1987 y mayo de 1993 hubo violentas manifestaciones de protesta contra el gobierno chino; las autoridades chinas respondieron con varias medidas como la represión violenta de la disidencia, la severa supervisión de la actividad religiosa y la inmigración de colonos chinos de la etnia han para superar en número a la población nativa.

El 24 de enero de 1989 el Panchen Lama condenó la invasión China diciendo que había traído "más destrucción que beneficios"; cuatro días después moría de un ataque al corazón. A los pocos días su maestro y algunos familiares también morían víctimas de un ataque al corazón. En marzo China impuso la ley marcial y, pocos meses después sucedió la masacre de estudiantes chinos en Pekín. Ese mismo año, el Dalai Lama recibió el Premio

Nobel de la Paz siendo, desde ese mismo instante, duramente criticado e insultado por el gobierno chino. (Tanto el Dalai Lama como a quienes le habían concedido el premio). En agosto de 1993 se mantuvieron conversaciones entre los chinos y los representantes del Dalai Lama, si bien no consiguieron cambios sustanciales en la política china.

Luis Ordóñez Gonçalves

LA INVASIÓN CHINA