sábado, 29 de noviembre de 2008

Aporofobia - fobia al pobre

www.abc.es
Cultura -  lunes 21 de febrero de 2000
EL MAL DE LA APOROFOBIA 

        Si Adela Cortina se informa de la posibilidad de que en Vitoria un colegio, que cuenta con alumnos de muy distinta procedencia y plenamente integrados, desaparezca en pro de la ampliación de una ikastola, pronuncia con sentimiento de pérdida un «¡qué lástima!». Si se le dice que en Inglaterra una niña más menuda y delgada de lo habitual a sus trece años ha debido abandonar su colegio, en vez de hacerlo ocho compañeras (?) que la fustigaban psíquica y físicamente, comenta que «las víctimas han sido y siguen siendo las perdedoras». No cree que el problema de muchas sociedades en la actualidad sea la xenofobia, sino la aporofobia, un concepto que ha creado recurriendo a un diccionario de griego. «Aporos en griego es el pobre, el desvalido, y ese preocupa más que el extranjero. Se asegura que en España hay animadversión contra los gitanos, pero la familia Flores está plenamente aceptada. La gente se ensaña con el pobre más que con el extraño», explica. Piensa Adela que si estuviésemos educados en los valores éticos tendríamos buenas respuestas para los problemas de la globalización, la inmigración, la concentración de poder.