lunes, 17 de noviembre de 2008

Cursillo de Lógica. 9

Clase nº 9
"Introducción a la lógica" de I.M.Copi

Clase nº 9: "Introducción a la lógica" de I.M.Copi.
"464. Lo que quiero enseñar es: como pasar de un sinsentido no evidente a uno evidente".

L.Wittgenstein(1948). p.321

"He querido mostrar que todos podemos ser científicos destacados. El secreto para ser un buen científico no está, creo, en la capacidad de nuestro cerebro. Tenemos suficiente. Lo que necesitamos es, simplemente mirar a la realidad y pensar con lógica y precisión, sobre lo que vemos."

Eliyahu M. Goldratt (en "La Meta", VIII)

 

II.3. "Las formas del discurso" (pags. 54 a 58)

Las oraciones, o frases, se dividen cuatro categorías gramaticales: declarativas, interrogativas, imperativas y exclamativas. Dado que los nombres son parecidos a las funciones lógicas, la tentación de identificarlas es muy grande; pero debemos evitar ese error.

El que cae en él piensa que una orden se expresa unicamente en la categoría "imperativa", o a lo sumo, también en la "interrogativa". Pero ya se ha establecido, (en la clase anterior) que no es fácil establecer la función lógica sólo por la observación directa de la forma de la frase.

Luego: "Es un error crer que todo lo que hay en la forma de una oración declarativa es discurso informativo, que deba ser valorado si es verdadero y rechazado si es falso" (Copi).

Puesto así parece evidente; y aún más, que cualquiera advertirá la confusión. ¡Pero no siempre se da una situación tan deseable!

Quizá alguna vez habeis escuchado a un ateo recalcitrante (en verdad más, o menos, que ateo un "anticlerical fóbico") que trata de analizar como un discurso informativo una plegaria religiosa. Es evidente que Dios no es un padre en la misma forma que nuestro padre biológico, y que el "padre nuestro" no puede ser interpretado de la misma forma que un pedido o una sugerencia a nuestros padres vivos. Sin embargo el análisis no se detiene en esa minucias y se argumenta "como si" la plegaria tuviera una neta y definida *función informativa* y por lo tanto debiera ser analizada como si cada afirmación fuera verdadera o falsa.

Otro caso, más común quizá, es saludar a alguien como prólogo de un encuentro y decirle: "Buenos dias, ¿como te encuentras?". Si el otro responde con un informe detallado de su estado físico y mental... seguro que (aparte de dar la lata) está confundiendo seriamente lo que es una oración expresiva por otra, de forma similar, pero con función informativa.

En cambio si el saludo es de nuestro médico, y se realiza al iniciar una consulta médica, el objetivo es diferente y la función del saludo también. Aquí sí cabría dividir (mentalmente) la oración en dos partes: Una primera puramente expresiva ("Buenos dias..."), y una segunda que ya entra directamente en materia (una búsqueda de información propia de la función informativa).

Más si el paciente respondiera algo como: "Si tuviera 'Buen dia' no vendría a verlo Dr...", podemos concluir que, o tiene un sentido del humor fuera de lo común, o está tomando el rábano por las hojas; ya que incluso en las peores circunstancias la gente educada acostumbra a saludarse.

Una oración interrogativa tan ingenua como "¿No es verdad que Rusia y Alemania firmaron en 1939 un pacto de no agresión y defensa mutua?" en labios de un niño puede causar gracia (a un comunista de la vieja escuela), pero en labios de un adulto puede generar una espontánea e instantánea antipatía. Hay ciertas cosas que son de buena educación no preguntar... si uno quiere vivir en paz con el otro.

Por otro lado observad que si bien la pregunta anterior, en tanto pregunta, no es ni verdadera ni falsa, la contestación *sí* lo es. Es decir que responder "Sí, firmaron un pacto así", es una auténtica afirmación y por lo tanto posee uno de los dos valores de verdad mencionados: verdad o falsedad.

O sea que una pregunta no es material lógico, pero si la respuesta que provoca. Entonces la línea divisoria se hace tan sutil que se requiere un análisis detenido para percibir donde puede haber un paso en falso, un error de deducción o una falacia (razonamiento que parece correcto, pero que no lo es).

El que afirme que a la mayoría de los discursos humanos se le pueden encontrar varias funciones... no anda muy descaminado. Ni siquiera el recitar la "Guía Telefónica" es un acto ingenuo, puramente informativo (pensad, por ejemplo, si un padre recrimina a su hijo adolescente y este se limita a leer en voz alta... la guía de telefonos, creo que puede, con su maniobra, ser mucho más demoledor que con una simple expresión de fastidio).

Quedamos, entonces, que si bien la estructura gramatical de una frase (o un conjunto de ellas) puede ofrecer algun indicio de su función lógica no hay una relación estricta que determine sin ninguna duda que se está diciendo. Tal como se ve en el ejemplo de Bloomfield que cita Copi:

"Un chiquillo mañoso a la hora de acostarse dice "Tengo hambre", y su madre, que está prevenida contra sus tretas, le responde mandándolo a la cama. Este es un ejemplo de lenguaje desplazado" (Tomado de "Language", de Leonard Bloomfield).

Es evidente que aquí el niño no pretende ser ni expresivo ni informativo sino, lisa y llanamente, directivo. Pero su madre lo advierte y no cede a su propuesta de diversión.

De todo lo anterior puede deducirse una consecuencia: citar un pasaje aislado es dificultar, simultáneamente, la función del lenguaje que en él predomina. El contexto es esencial para determinarlo, y si falta, sólo podemos suponerlo guiándonos por su estructura gramatical. Algo que, como ya dijimos, es sumamente engañosa.

En los siguientes capítulos se presentaran algunas "técnicas mecánicas" que facilitaran enormemente el saber si un razonamiento es correcto o no... pero, *lamentablemente* no existe nada parecido para reconocer la presencia de un razonamiento en un lenguaje natural. No existe un algoritmo (procedimiento mecanizable) para discernir la función informativa de las otras dos. Tal como dice Copi, algo melancólicamente: "Esta discriminación exige reflexión así como conciencia y sensibilidad para la flexibilidad del lenguaje y la multiplicidad de sus usos".

 

II. Ampliación.

"-Si no tienes intuición -contesto- no hay método que te ayude. Estoy de acuerdo. Pero aunque tengas intuición te puedes perder. La intuición es una condición necesaria para encontrar soluciones, pero según mi experiencia está lejos de ser suficiente. Has de tener un método para liberar, enfocar y criticar tu intuición si quieres llegar a soluciones prácticas y sencillas.

-Puede ser - dice Jim Doughty.

-No, puede ser no; seguro ¿Has estado alguna vez en una situación en la que te parece que estás en una pscina llena de pelotas de ping-pong y tu trabajo es mantenerlas a todas bajo el agua? ¿La impresión de que pasas casi todo tu tiempo apagando fuegos?

-¿Qué si he estado? -se ríe-. Esa es la historia de mi vida, especialmente los últimos cinco años.

-Pues verás, en esas situaciones, el simple hecho de que sabes cómo combatir esos fuegos locales indica claramente que tienes intuición. A pesar de ello, no tienes ni el extremo del hilo para ayudarte a deshacer el nudo.

-Estoy de acuerdo -dice Brandon-; pero si no tengo ni el extremo del hilo ¿cómo puedo escribir el conflicto correspondiente?

-Perdón, os he dado la impresión equivocada. El conflicto no es siempre el primer paso. Se supone que sólo debes usarlo cuando la situación actual está bien ordenada en tu mente.

-¿Qué quieres decir?

-Si estás pagando fuegos constantemente te da la impresión de que estas rodeado por muchos, muchos problemas.

-Lo estoy - dice Jim.

-Los procesos de razonamiento afirman que estos problemas no son independientes entre sí, sino que estan unidos por por fuertes lazos de relaciones causa-efecto.

-Sí, yo también lo creía cuando era pequeño. Después la vida me ha enseñado que los problemas están relacionados entre sí por excusas.

Ignoro su broma.

-Hasta que no se establecen estas conexiones de causa y efecto, no tenemos una visión suficientemente clara de la situación. Así pues, el primer paso es usar un método muy sistemático para construir lo que se llama un "arbol de la realidad actual", dibujando las relaciones de causa y efecto que conectan todos los problemas que aparecen en la situación. Una vez hecho esto te das cuenta de que no tienes que abordar muchos problemas, porque en el núcleo nunca hay más de una o dos causas."

Goldratt(1994). pag. 84-85

 

III. Personajes.

Hoy nos apartaremos de los lógicos reconocidos mundialmente para hacer conocer la figura de un hombre que ha hecho mucho por aplicar la lógica allí donde más se necesita, en la industria y las organizaciones empresariales. Me pareció que no hay que tener abonar los prejuicios entre la ciencia pura y la aplicada. Una figura como la que aquí se presente es, en cierta forma, un ideal de nuestra época: un científico que no se aísla en su torre de marfil.

Dr. Eliyahu M. Goldratt

Israelí, doctorado en Física en la Universidad de Bar-Ilan se empezó a hacer famoso con sus programaciones en informática. Desarrolló nuevos conceptos para la dirección de producción y tuvo la suerte que sus ideas se implantaran en la General Motors desde 1982.

Fundó el "Abraham Y. Goldratt Institute (con delegaciones en diversas partes del mundo) donde desarrolló lo que llamó "La dirección de las Limitaciones" (The Theory of Constraints). Esta metodología se base en procesos de razonamiento sistemáticos para identificar los problemas de fondo en una industria, empresa u organización. Goldratt encontró la forma de aplicar sistemáticamente la lógica a los complejos procesos que se desarrollan en el seno de una organización o de ésta con su entorno, el mercado.

Sus instrumentos de análisis estan descriptos de una manera ágil y convincente en varios libros, algunos traducidos al españo (ver su web).

Goldratt demuestra, con su éxito, que nuestro mundo contemporáneo necesita de más lógica y no de irracionalismos encubiertos o de nuevas ideologías que reciclen viejos prejuicios.

Web:

 

IV. Notas.

*Wittgenstein(1948)."Investigaciones Filosóficas".Editorial Crítica/Filosofía. Serie Clásicos. Instituto de Investigaciones Filosóficas. Universidad Autónoma de México. Barcelona, 1988 pp. 549 Texto Bilingüe Alemán-Español. Traducción de Alfonso García Suarez y Ulises Moulines.

*Goldratt(1984). Eliyahu M.Goldratt´. "La Meta". Diaz de Santos. Madrid, 1993. 323 pp. Tit.Orig: "The Goal".

*Goldratt(1994) Eliyahu M. Goldratt. "No es cuestión de suerte". Diaz de Santos. Madrid, 1994 254 pp. Tit.Orig: "It's Not Luck".

Carlos Salinas
10-noviembre-2000
Barcelona. España.