martes, 18 de noviembre de 2008

Primero culpable... quizá inocente. La justicia de Stalin





Esta novela, que sucede en la URSS 1953, el año de la muerte de Stalin, muestra perfectamente la mente de un policía soviético. Leo, un hombre convencido de la honorabilidad del sistema y que está abrumado porque un supuesto espía, Brodsky, se le ha escapado. En realidad no hay ninguna prueba de que el huído sea efectivamente un espía... pero ya su propia fuga, en la mentalidad de la época, es bastante demostración de culpabilidad. Texto escaneado: Tom Rob Smith, "El niño 44", Espasa, Madrid, 2008 (Child 44)