jueves, 11 de septiembre de 2008

Anne Holt

* Fuente: 
http://www.lavanguardia.es/web/20050714/51189048383.html

De ministra a dama del crimen
La noruega Holt cambia la cartera de Justicia por la novela 

VICENTE GONZÁLEZ - 14/07/2005
Gijón 

La literatura negra escandinava ha exportado a Europa y al resto del mundo una nueva figura, después del sueco Henning Mankell. La noruega Anne Holt quiere reeditar en España el enorme éxito de ventas que en su país supuso Castigo y cuya desaparición intranquiliza a todo el país, que ya ha descubierto el cadáver de otra víctima, posiblemente obra del mismo criminal, lo que obliga a la pareja de protagonistas a trabajar en el caso de manera más intensa. La historia que cuenta Holt ya ha vendido tres millones de ejemplares en Escandinavia y Alemania y quiere arrasar también en las librerías españolas. 

Autora polifacética (fue periodista, policía, abogada, comentarista de fútbol y hasta ministra de Justicia de su país), Holt reivindica una literatura vinculada a los problemas sociales, característica, según indicó en la presentación de su obra en el transcurso de la Semana Negra de Gijón, que extiende a su colega Mankell y a otros autores de la misma zona geográfica, menos conocidos. "La diferencia entre los policías escandinavos y americanos es que los primeros cometen fallos y no solucionan todos los casos, mientras que en Estados Unidos el policía es casi perfecto", aseguró la autora, quien añadió que la ubicación de sus tramas en el norte de Europa se debe al conocimiento geográfico del medio, "pero los grandes temas de la literatura del género -la maldad del ser humano y los pecados del hombre- se dan en todas las culturas y localidades". 

Anne Holt es también la creadora de otra protagonista policía: la detective Hanne Wihelseim, de la que ha publicado ya siete novelas que han tenido un considerable éxito de público. En Noruega ya ha sido publicada la segunda historia del dúo Vik/Stubo, titulada Lo que nunca ocurre, que verá la luz en las librerías españolas el próximo año. 

La autora de Castigo define la estructura de las novelas negras como una técnica similar a los libros infantiles, teoría que desconcierta a muchos de los autores del género, que -según ha podido verse en Gijón- incluso reciben con cierta incomodidad la idea. Afirma Anne Holt que, al igual que sucede en los cuentos, la literatura de policías se resume en "orden, caos, orden", es decir, el clásico esquema de exposición, nudo y desenlace pero volviendo siempre al punto de partida, "como en todas las historias que se cuentan", remata.