martes, 9 de septiembre de 2008

Dedovshina

Date: Thu, 21 Oct 2004 06:10:07 -0400
Subject: La "dedovshchina" o "regla de los abuelos"
--------
* Fuente: 
http://www.periodistadigital.com/object.php?o=33573
La "dedovshchina" o "regla de los abuelos"
El inhumano trato al que los veteranos someten a los reclutan rusos 
 
BBC (20/10/04, 20.32 horas)

Los nuevos reclutas del ejército ruso son víctimas de un trato tan inhumano y degradante, que cientos de ellos cometen o buscan cometer suicidio. 

Así lo asegura la organización de derechos humanos Human Wrights Watch, que publicó este miércoles un informe detallando lo que describe como "abuso sistemático y horripilante". 

El documento denuncia la práctica conocida como "dedovshchina" o "regla de los abuelos", por la que los conscriptos del segundo año someten a los reclutas recién llegados a un año de virtual servidumbre. 

Las exigencias pueden ir desde lustrar botas hasta conseguir comida o alcohol, y la falta de cumplimiento apareja castigos violentos. De acuerdo al informe, los nuevos reclutas viven en constante temor y miles de ellos sufren daños físicos y mentales de por vida. 

"Ciclo de venganza" 

El informe está basado en tres años de investigaciones de la práctica de "dedovshchina" en siete regiones de Rusia y en entrevistas con más de cien conscriptos, funcionarios y expertos. 

De acuerdo al documento, el sistema de abuso está alimentado por un ciclo de violencia, ya que luego de sufrir a manos de sus colegas mayores, los conscriptos someten a otros reclutas al mismo trato. 

La situación se agrava por el hecho de que muchos reclutas tienen una educación pobre, así como antecedentes de graves problemas sociales. 

El informe señala que la gran mayoría de los militares de rango son indiferentes al problema y consideran la práctica de abuso como "una forma efectiva de mantener la disciplina en los cuarteles". 

Human Wrights Watch también critica al gobierno por no tomar medidas. El documento cita incluso al ministro de Defensa, Sergei Ivanov, quien dijo que había "algo sospechoso" en el Comité de Madres de Soldados, que ayuda a las víctimas de abuso. 

La organización de derechos humanos concluye que lo menos que puede hacer el gobierno es nombrar un ombudsman o defensor del pueblo para proteger los derechos de los conscriptos.