domingo, 14 de septiembre de 2008

Yasser Arafat. 2004

Subject: Publicado: 05-07-2004
--------
* Fuente: 
http://www.elcorresponsal.com/modules.php?name=ElCorresponsal_Articulos&file=articulo&req_sectionid=2&req_articleid=1148%20%20%20
Publicado: 05-07-2004

¿Un Estado Judío? "Definitivamente"

Arafat está listo para firmar un acuerdo que le daría a los palestinos el 97 por ciento de Cisjordania y Gaza y acepta sin tapujos que el problema de los refugiados debe ser resuelto sin alterar la condición de estado judío de Israel. En una extensa entrevista con periodistas del diario israelí Haaretz, conducida en las ruinas cuidadosamente conservadas de la Muqata, el presidente de la Autoridad Palestina habló también de los históricos lazos familiares entre los dos pueblos. 

Por David Landau y Akiva Eldar 

"Definitivamente", dice Yasser Arafat, moviendo el brazo en un gesto de aceptación. Él comprende y acepta definitivamente que Israel debe ser y debe permanecer como estado judío. Los palestinos "lo aceptaron oficial y abiertamente en 1998, en nuestro Concejo Nacional Palestino" y siguen completamente comprometidos a ello. Por eso, el problema de los refugiados debe ser resuelto de manera que no altere el carácter judío del estado. Eso es "claro y evidente". 

"Sin duda alguna", fueron las palabras que continuaron resurgiendo en nuestra conversación de dos horas sin parar, la cual se llevó a cabo casi enteramente en inglés con el presidente de la Autoridad Palestina en su oficina central devenida en cárcel, la Muqata, en Ramallah. Pero Arafat estaba lejos de mostrarse definido en detalles claves sobres asuntos cruciales. Aunque intentamos duramente arrancarle declaraciones categóricas, a menudo ocultó sus pensamientos con evocaciones desordenadas y sin conexión. Anfitrión atento y narrador vivaz, aparentemente siente que debe mantener algunas cartas ocultas para esa última y fiel mano que todavía cree llanamente que sólo él jugará un día con Ariel Sharon u otro líder israelí. 

Quizás por ello es la disputa entre ex jefes oficiales de inteligencia sobre las verdaderas intenciones de Arafat que atrajeron tanta atención e interés y han encendido polémicas en las páginas de Haaretz durante la última semana. Aunque Arafat esté a sólo media hora de Jerusalén, accesible y locuaz, le toca a profesionales de inteligencia penetrar la cortina de misterio y ambigüedad que lo envuelve, e inclusive, no se pueden poner de acuerdo. 

Amos Gilad, el ex número dos en la inteligencia militar, que encabeza ahora el estratégico planeamiento coordinado del Ministerio de Defensa, dice que Arafat nunca tuvo intención de llegar a la paz con Israel. Él siempre estuvo inclinado a la eventual derrota demográfica del Estado judío. Amos Malka, el ex comandante de la inteligencia militar, dice que el presidente hubiera hecho un trato en Camp David o en Taba, si Israel le hubiera ofrecido aun más generosos términos que el que hizo el entonces primer ministro Ehud Barak. Malka dice que la buena predisposición por parte del líder palestino todavía estaría allí si esos términos fueran ofrecidos hoy. 

Incitados por evaluaciones tan diferenciadas en preguntas de tanto peso, probamos nosotros mismos revelar el enigma de Arafat. Algunas de sus respuestas -todas dichas cuidadosamente- parecen más predecibles que en el pasado, pero el astuto septuagenario presidente no es un hombre de lengua suelta y queda aún mucha niebla en el camino. La entrevista: 

- ¿Cómo le va? 

- Nada mal. 

- Pero ha tenido mejores días. ¿Son estos días difíciles? 

- Sin duda.

-¿Ha seguido el informe de Haaretz sobre la disputa dentro del círculo de inteligencia? 

-Sí.

-¿Y usted cree que contribuye a las discusiones? 

-Estos son los hechos y las realidades. No hay que olvidar: nosotros iniciamos el proceso de paz incluso antes del acuerdo de Oslo. Ustedes recuerdan, en Viena comenzamos estas conversaciones de paz a través de Kresky y Peres. Recuerden, y con la participación de los líderes socialistas internacionales y luego en Suecia, recuerden... fue muy exitoso...

-Pero la decisión más importante que tomó fue en Argelia, en el 88. 

-Sí, en Argelia, sí, muy importante... y no sólo yo, todo el CNP -Concejo Nacional Palestino- lo aceptó. 

-¿Alguna vez podría ser posible para cualquier líder palestino, incluido usted, tomar un rumbo diferente, una política distinta que la de la decisión del 88'? 

-Definitivamente, no, porque es una decisión del CNP, para todos los palestinos alrededor del mundo y fue reconfirmada en presencia del presidente Clinton en 1996. 

-En este debate entre los oficiales de inteligencia, algunos dicen que el señor Arafat puede hacer un trato basado en la declaración de Argelia del 88', lo cual significa los limites de 1967, con Jerusalén Este como capital y una solución para los refugiados, ahora... 

-Y no hay que olvidar: nosotros hemos acordado sobre un canje... de tierra de igual calidad y cantidad. 

-Sí, eso llegaría a la suma de un 100 por ciento de los territorios... 

-Sí... porque, no olvidemos que esto fue la plataforma de la conferencia de Madrid de 1991. 

-¿Si su amigo, su socio para la paz de los valientes, el señor Rabin, pudiese regresar hoy día y decir: amigo mío, presidente Arafat, le ofrezco el documento de Ginebra, el cual significa un 100 por ciento incluyendo el canje, con la solución de Ginebra para los refugiados, con Jerusalén, con el monte del templo, podemos decir "mabruk" (felicitaciones)? 

-No olvidemos que yo he enviado a mi emisario oficial, Manuel Hassassian, a entregar un discurso en la ceremonia del Acuerdo de Ginebra...

-A entregar el discurso... sí, pero al público israelí le gustaría saber si esto significa que el presidente Arafat está dispuesto a hacer un trato basado en Ginebra. 

-Sin duda lo hemos tenido en cuenta, no es un acuerdo oficial, yo lo he tenido en cuenta y envíe a mi emisario oficial, el Dr. Hassassian, a dar mi discurso. 

-Si tomamos el problema principal, los refugiados, el derecho al retorno, ¿está usted dispuesto a aceptar la propuesta de la Liga Árabe, la cual es una justa y sobreacordada solución, basada en la resolución 194 de las Naciones Unidas? 

(Arafat notó en su respuesta que la propuesta de la Liga Arabe fue promocionada por Arabia Saudita) Los palestinos, como otros estados árabes, la han aceptado. También han aceptado las variadas iniciativas diplomáticas norteamericanas: el informe Tenet, la misión de Zinni y el informe de Michel.) 

-El problema en la opinión pública israelí es el asunto del derecho de retorno de los refugiados palestinos. La gente en Israel teme que habrá una afluencia enorme de refugiados. Por ejemplo, nuestro periódico, Haaretz, siempre ha estado a favor de un arreglo pacífico con el pueblo palestino. Constantemente apoyábamos el proceso de paz. Pero cuando Camp David-Taba se rompió por el tema de los refugiados... 

-No en realidad, no... no... no. No ha sido roto por el derecho de los refugiados, para nada. Recuerden que después de Camp David tuvimos el acuerdo de Sharm-el-Sheikh con la participación del presidente Clinton, la participación del presidente Mubarak, la participación del rey Abdullah, la participación de Javier Solana, la participación de Kofi Anan y de las dos delegaciones palestina e israelí. Y más tarde, antes que Taba, fuimos también a París y también Allbright estaba allí, Kofi Anan estaba allí, Solana estaba allí. Comenzamos en la embajada norteamericana y fuimos para completarlo en la oficina del presidente Chirac. 

-Y luego rehusó a encontrarse con Peres, Clinton le pidió... 

-Denme una chance de completar mi...

-Perdón (una larga discusión siguió sobre que había transcurrido en París). ¿Y quien decidió frenar las conversaciones de Taba? 

-Los israelíes, las conversaciones de Taba no, el acuerdo de Taba. Los egipcios estaban allí y los europeos estaban allá en Taba.

-¿Qué hay sobre una solución que pueda calmar la preocupación israelí sobre un torrente de refugiados? 

-Mira, fíjate, discutí este asunto clara y evidentemente en Camp David con el presidente Clinton y con Barak. (Después de una larga distensión sobre los días de estudiante en El Cairo, Arafat se refirió a un supuesto aviso de Haaretz que lleva consigo.) "Todavía está en mi bolsillo", se lo daré para que lo vean: 62 por ciento de aquellos que vinieron (a Israel) de la Unión Soviética no son judíos, 90 por ciento de ellos son cristianos y 10 por ciento musulmanes, y le dije a Clinton, bien, si están aceptando aquel 62 por ciento -que se ha convertido en 70 por ciento para ahora- ¿por qué no darle la oportunidad a nuestra gente? Especialmente en Beirut, quienes están viviendo en el Líbano, en unas muy pero muy malas circunstancias. 

-¿A todos ellos? 

-No a todos ellos, a una parte de ellos que aún se encuentran en campos de refugiados. 

-Amos Malka cree, lo citaré exactamente y dígame si tiene razón. El dice: "El señor Arafat siempre estaría dispuesto a firmar un acuerdo que le diera toda Cisjordania y Gaza con un canje... 97 por ciento con un canje". 

-Entre 97 y 98.

-Sí, y lo que queda con un canje. 

-Sí.

-Con el este de Jerusalén como capital, el monte del templo bajo soberanía palestina -él no mencionó esto, pero sabemos que el muro de los lamentos... 

-El muro de los lamentos, si mal no recuerdo, cuando estaba viviendo con mi tío en esta zona, solía quedarme con aquellos que estaban rezando en el muro de los lamentos y cada vez que mi tío solía venir para llevarme del muro de los lamentos hacia su casa, arriba...

-Y la cosa más importante que dijo Malka, es que lo que el señor Arafat necesita es algún reconocimiento y responsabilidad israelí para con los refugiados, los refugiados del 48'. Israel admitiría unos 20.000 o 30.000 refugiados. El cree que usted estará dispuesto a firmar un acuerdo. 

-Antes que nada, tuvimos un acuerdo, después de Oslo, tuvimos un acuerdo en el que los refugiados desplazados del 67' podían volver abiertamente, si querían retornar a Palestina.

-Al nuevo estado de Palestina. 

-Sí, y un comité de Egipto, de Jordania, de Israel y de Palestina monitorearía sus regresos. 

-Pero éste será su país. 

-Pero a pesar de ello, no todos han regresado. Están viviendo en muchos lugares, en Jordania, en Egipto, en Europa del norte, en Alemania. Ellos no regresarán. 

-¿Entonces cuál es la analogía? No todos los refugiados del 67' están volviendo, tampoco querrán retornar todos los del 48' viviendo en difíciles circunstancias en el Líbano ¿Es eso lo que está diciendo? 

-Cuando dejamos el Líbano, una gran parte de ellos vinieron con... El presidente Clinton me preguntó cuántos son. Les dije que no sé, pero cuando estuve allí eran alrededor de 480.000. Pero ahora son, todos juntos, menos que... menos que 200.000. 

-¿Puede decirle al público israelí que su estrategia, su meta, no es cambiar la demografía y cambiar el carácter de Israel como estado judío? ¿Puede asegurarle a los israelíes que no quiere usar a los refugiados como para cambiar el balance demográfico y el carácter del estado? 

-¿Por qué no hablo sobre los otros refugiados? Hablo sobre los refugiados del Líbano porque están viviendo en muy duras condiciones. Sin nuestra ayuda, les es muy difícil continuar sustentándose. 

-¿Por qué no dice que esos 200.000 palestinos en el Líbano están invitados, la mayoría de ellos o algunos de ellos, a regresar al estado de Palestina, Cisjordania y Gaza, y algunos, un pequeño numero, al estado judío de Israel? 

-Primeramente, no estamos prohibidos y ustedes no están rechazando a ningún palestino, desplazado o refugiado, a venir a los territorios palestinos... Y como he mencionado, hay un comité de los cuatro países para monitorear a los refugiados desplazados. Pero yo estaba hablando sobre esta tragedia de nuestros palestinos que están viviendo en el Líbano y ha sido aceptado por Barak y por el presidente Clinton que tenemos que encontrarles una solución. 

-Pero la solución tiene que ser acordada también sobre Israel. 

-Barak dijo que tenemos que encontrarles una solución entre nosotros, los israelíes y los norteamericanos.

-¿Usted entiende que Israel tiene que seguir siendo un estado judío? 

-Definitivamente.

-¿Sin duda alguna?

-Definitivamente. Yo les dije que hemos aceptado abierta y oficialmente en el 88'...

-Queremos continuar con este asunto. Ud. sabe, Shlomo Ben Ami, recientemente ha publicado un libro en el cual básicamente dice que falló en alcanzar un acuerdo con usted y su pueblo en Camp David y Taba y cree que es imposible alcanzar un acuerdo con Ud. Hay un punto en el que persiste muy pero muy prominentemente en su libro. Él dice que Israel bajo Barak estaba preparada a conceder soberanía sobre el monte del templo al estado palestino y el tema era la excavación debajo del monte del templo y dice que la parte palestina en Taba estaba preparada a prometer no cavar debajo del monte del templo, pero no estaba preparada a que el acuerdo mencionara una conexión histórica entre el pueblo judío y ese lugar. Ben Ami dice que para él, esto significó que usted, Yasser Arafat, no reconoce la conexión histórica entre el pueblo judío y esta tierra. 

-Yosef y su padre y sus hermanos estaban viviendo al lado de Nablús. Lo es históricamente o no... 

-Eso está en la Biblia. 

-Está en nuestro Corán. La santa historia de Josué antes que fuera a Egipto, en nuestro Corán, en los cuentos. ¿Quién puede decir, por lo tanto, que no hay relación (entre los judíos y la tierra)? ¿Se olvidan que los llamamos nuestros primos? De hecho, usted es mi primo. Yo soy de Abraham, Hagar, mi abuela era Hagar y tú eres de Sara... ¿sí o no? 

-Si, yo creo en eso y usted, ¿lo cree? 

-Absolutamente, este es mi abuelo, Abraham... tu abuelo y también el mío. Tú eres de... Isaac y Jacob. Así está claro, históricamente...

-Entonces, por supuesto, está aclarado históricamente y usted extiende esa visión histórica a Jerusalén... Nablús no es una pregunta práctica, una pregunta práctica es Jerusalén. 

-La pregunta práctica, Jerusalén, significa Salem -el rey que estaba allí cuando llegó Abraham, Lot... sí ? Él los recibió en un muy amistoso, hermanado...

-Malkitzedek. En la biblia es llamado Malkitzedek, rey de Salem. 

-Y ustedes, cuando Sara murió, él recibió la cueva en Hebron para enterrarla allí, y todavía hay un acuerdo entre nosotros, que ustedes tienen el derecho de ir a visitar la cueva, la cual es parte de la mezquita de Abraham en Hebron... ustedes se olvidan de esto...

-¿Que está diciendo? ¿Puedo meterme un poquito más en el asunto? ¿Qué está diciendo acerca del rey de Salem? ¿Qué está insinuando? ¿Que usted se identifica con el rey de Salem? Pero antes dijo que ustedes descendían de Abraham, ¿de Abraham a través de Ismael? 

-Sí... sí, pero ustedes y nosotros éramos primos.

-Descendientes de Abraham. 

-Abraham, sí, pero nosotros nos convertimos en ciudadanos. Nosotros nos quedamos y ustedes se fueron... ¿a dónde.? 

-A Egipto. 

-¡A Egipto!

-Cuando se trata de Jerusalén y de Haram al Sharif, si Yitzhak Rabin le viniera a usted y le dijese que puede tener soberanía sobre Haram al Sharif ¿Qué tipo de arreglo práctico estaría dispuesto a dar a los judíos que quieran rezar allí? 

-Está claro lo que he aceptado en Camp David: El muro de los lamentos, el barrio judío con un libre viaducto bajo su control.

-¿Qué hay sobre lo que nosotros llamamos el monte del templo y ustedes llaman Haram Al Sharif? Bajo su control, ¿aceptaría a judíos predicar allí? ¿Rezar? ¿O solamente en el muro de los lamentos? 

-Hasta ahora no han encontrado nada (en excavaciones arqueológicas) que se refiera al templo (del rey Salomón)... han encontrado el templo de Herodes.

-Bueno, ¿cuál es el problema al respecto? ¿Por qué no es lo suficientemente antiguo para usted? El templo de Herodes se levantó hace 2.000 años. Ese fue el templo donde Jesus caminó, fue un templo judío. ¿Cuál es la diferencia para usted?

-Bajo su control, el muro de los lamentos... yo acordé sobre el muro de los lamentos en Camp David que... (continuó la discusión sobre el tema) 

-¿Está contento ahora con el plan de Ariel Sharon de desconexión? ¿Será capaz de retomar Gaza y mostrar al público israelí que puede ponerse en campaña, que puede controlar Gaza? 

-Lo hemos hecho muchas veces. Lo hemos hecho en Gaza cuando yo estaba allí y ustedes recuerdan cuántos enfrentamientos tuvimos con Hamas y otros y en Belén logramos tomar completamente el control.

-Entonces, ¿no dudará, si Israel se retira, arriesgar aun la unidad de su campo, lo cual significa luchar contra Hamas? 

-Inclusive contra cualquiera de Al-Fatah que se interponga con la ley. No puedo quedarme de brazos cruzados al respecto. Ustedes saben, yo respeto mi palabra y mi posición.

-¿Está usted trabajando con los egicios sobre la seguridad en Gaza después de la retirada israelí? 

-Nosotros hemos trabajado con Egipto, no olvidemos que desde que regresamos, desde el acuerdo de Oslo. Lo continuamos haciendo en El Cairo, el acuerdo de seguridad en El Cairo e incluso los detalles se han hecho en la oficina del mismo presidente Mubarak.

Como un ejemplo de su capacidad para tomar decisiones y controlar la seguridad de una zona, Arafat citó el caso de Belén. Después del asedio a la Iglesia de la Natividad, recuerda que la AP implementó fielmente el acuerdo que culminó el sitio, deportando a activistas a Gaza y a varios países europeos y asegurándose de que permaneciern allí. Además, el orden en la misma Belén fue totalmente restaurado y mantenido por fuerzas de seguridad de la AP. Por consiguiente, fue completamente injustificado que las fuerzas de defensa israelíes retomaran el control en las semanas que le sucedieron, agregó Arafat. 

El presidente también proveyó detalles de varios episodios recientes en los cuales la seguridad de la AP había prevenido ataques terroristas en Israel. Estos episodios han sido meticulosamente reportados y diseminados por la inteligencia británica, quienes monitorean la situación de seguridad en representación del cuarteto. En un caso, una chica beduina de 17 años que había planeado inmolarse dentro de Israel fue arrestada. 

-Envié a mis policías, después de contactar a los israelíes para permitirles ir y arrestarla. Me contacté con los lideres beduinos y les pedí que por favor me la entregaran para apresarla. A las 5 en punto, la trajimos y la cedimos y todo esto fue bajo el control completo de la seguridad israelí. Israel supo muy bien de los esfuerzos antiterroristas, pero no parecía dispuesto a hacer disponible la información al público israelí. 

-Después del comienzo de la intifada, ¿por qué no dio órdenes claras a su gente para pararla? 

-Las di, yo las dí.

-Usted sabe, Amos Gilad dice algo así: el señor Arafat llama a Barghouti, le pone dinero y le dice "Allah maak" (que dios te acompañe) y (Marwan) Barghouti lo entiende como que debe darle rienda suelta al terror. 

-Es una gran mentira, porque Barghouti no trata conmigo directamente. Es un cercano amigo mío y ¿saben por qué? Porque su primo, Bashir Barghouti, iba a mi universidad cuando nosotros éramos estudiantes, en El Cairo. El es comunista y yo no lo soy y a pesar de todo, yo le insisto de participar conmigo en la elección de los estudiantes palestinos. Eramos 26.000 estudiantes palestinos en ese entonces... (aquí continuó un alargado recordatorio) y esta es la relación entre Marwan Barghouti y yo.

Esfuerzos fallidos


Cuando fue anunciado el almuerzo, se apagaron las grabadores y todos se corrieron del final hacia el medio de la mesa alargada. Arafat sentó a Eldar a su lado y a Landau enfrente de él. La conversación continuó fluyendo. Los reporteros de Haaretz señalaron que la mayor parte de la opinión pública israelí estaba convencida de que no era posible negociar con Arafat. 

-¿Por qué entonces, respondió Arafat, Ariel Sharon ha concurrido a las negociaciones de Wye River (durante la época del primer ministro Netanyahu) y privilegió firmar un acuerdo sobre Hebron con él? ¿Por qué como primer ministro, Sharon repetidamente envió a su hijo Omri para reunirse conmigo? ¿Por qué apoyó el informe de la Comisión Mitchell (aunque no implementó sus recomendaciones, sostuvo Arafat)? ¿Por qué acompañó el esfuerzo del director de la CIA, George Tenet, para poner fin a la violencia en cooperación con Arafat? ¿Por qué suscribió Sharon el mapa de ruta norteamericano (aunque, las 14 reservas de Israel eran "más que el mismo mapa de ruta", reclamó Arafat) 

Esta larga saga de esfuerzos diplomáticos (fallidos) involucrando al gobierno de Sharon y a la autoridad palestina, demostró, según Arafat, que Israel sí creía que podía negociar con él, a pesar del retórico reclamo de que no se podía. Al final del día -agregó-, fue él quien firmó Oslo y quien ha negociado en Camp David. Su implicación es inequívoca: Mientras él viva él es la única persona con quien hay que tratar. 

-¿Habría paz ahora si Rabin viviese? 

-Definitivamente. (Arafat gritó su respuesta acentuadamente). No debe ser olvidado que mientras la paz con Egipto le ha traído a Israel escasas recompensas internacionales, el acuerdo de Oslo con los palestinos ha resultado en un resurgimiento de reconocimiento internacional "desde la China hasta la India, de Malasia a Indonesia". El camino de aceptación y prosperidad de Israel corre a través de la paz con los palestinos. 

La vida bajo sitio durante dos años no fue "nada fácil", dijo el rais. Él trabajó, comió, durmió y recibió invitados, todo en esta gran habitación. A pesar de la prolongada y denigrante detención de su líder en manos de Israel, "nuestra gente insiste en seguir la paz de los valientes".

La habitación está necesitada de una buena mano de pintura, como también las adjuntas habitaciones pequeñas y la escalera que llega hacia ellas. Hay poco aire o luz, en parte, porque las ventanas del pasillo están saturadas con bolsas de arena. Junto a este edificio principal, un nuevo edificio ha sido levantado durante el último año. Pero Arafat y sus ayudantes se han quedado en oficinas medio arruinadas pronunciando mediante eso efectivamente su situación de líder bajo aprisionamiento, negada su libertad de movimiento. Todo alrededor está cuidadosamente sin despejar, pilas de chatarra y vehículos quemados dan un testimonio completo de la pasada violencia y la precaria posición actual de Arafat. 

"Un museo de ruinas", dice sonriendo Nabil Shaath. El urbano diplomático se unió al almuerzo sobre el final y rápidamente se acopló con sus recuerdos de las conversaciones de Taba y por qué fallaron en sellar un trato que parecía tan cercano. Si las dos partes -recuerda Arafat- habían emitido una declaración conjunta de tono optimista al cierre de la conferencia de Taba, comprometiéndose a "implementar un acuerdo después de las elecciones..."

La fuente: Haaretz. 80.000 ejemplares, Tel-Aviv, Israel. Primer diario publicado en hebreo durante el mandato británico, en 1919, "El país" es el periódico de referencia de los políticos e intelectuales israelíes. Austero e independiente, su falta de complacencia le valió perder lectores, sobre todo en 1982, durante la guerra del Líbano, y en 1987, al comienzo de la primera Intifada. Siempre propiedad de la familia Schocken, que lo adquirió en 1935, Haaretz construyó su reputación con el análisis. A pesar de su costado voluntariamente "cuadrado", el periódico se abrió a las nuevas tecnologías al proponer todos los martes un suplemento multimedia. Haaretz está en Internet desde fines de 1996. Se limita a reproducir los artículos aparecidos en su edición de papel, pero se distingue por la publicación periódica de varios de sus artículos traducidos en inglés, en colaboración con el International Herald Tribune. La versión inglesa es gratuita. El acceso a las páginas en hebreo es pago. El periódico tiene un sitio espejo en los Estados Unidos (http://www.haaretzdaily.com), lo que facilita el acceso a las páginas. La traducción al español pertenece a Mariano Miglin, para Argentinos Amigos de Paz Ahora.