jueves, 11 de septiembre de 2008

Lituania. El fin de la guerra

Date: Tue, 08 Mar 2005 12:02:59 -0500
* Fuente: 
http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_1276246067.html
Lituania y Letonia rechazan la invitación rusa para conmemorar el fin de la Segunda Guerra Mundial

El presidente de Lituania, Valdas Adamkus, y de Estonia, Arnold Ruutel, se han negado a asistir el nueve de mayo a la conmemoración en Moscú del sesenta aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial, que dio paso a la ocupación soviética de los tres países bálticos. Al evento asistirán, entre otros, el presidente estadounidense George Bush, y el canciller alemán, Gerhard Schroeder.  

LD (EFE) Tras intensas consultas entre los tres estados bálticos y debates internos en cada uno, sólo la presidenta de Letonia, Vaira Vike Freiberga, mantuvo su decisión de viajar a Moscú para asistir el próximo nueve de mayo a la conmemoración de l sesenta aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. , aunque subrayó que los estados bálticos "coinciden en su valoración del pasado".
 
El lituano Valdas Adamkus y el estonio Arnold Ruutel declinaron la invitación del presidente ruso, Vladímir Putin. El primero dijo que "el nueve de mayo me quedaré con el pueblo lituano", dijo Adamkus anoche al anunciar su rechazo de la invitación rusa, que sí fue aceptada, entre otros, por el presidente norteamericano, 
 
Adamkus afirmó que en el Día de la Victoria los lituanos rendirán homenaje a los héroes caídos en la lucha contra el nazismo, pero recordó que para el Báltico la derrota de la Alemania nazi supuso el comienzo de medio siglo de otra ocupación, esta vez comunista. "La Segunda Guerra Mundial ha dejado en Lituania heridas muy profundas: ocupación, destierros y encarcelamientos, la terrible tragedia del Holocausto, campos de concentración y emigración forzosa, lo que supuso el peor golpe del totalitarismo", señaló. 
 
El presidente estonio, Ruutel, señaló que su país rinde homenaje a los millones de soldados que murieron luchando contra el nazismo, pero recordó asimismo a las víctimas de las deportaciones y represiones estalinistas de la postguerra. Agregó que el pacto Molotov-Ribbentrop, por el que la Alemania nazi y la URSS estalinista se repartieron Europa del este el trece de agosto de 1939 y que abonó el terreno para la contienda mundial, condujo a la ocupación soviética y la "rusificación" de Estonia.
 
La presidenta letona, a diferencia de sus colegas, abogó por "superar el pasado en aras de un futuro constructivo en las relaciones con Rusia" y confirmó su decisión de viajar a Moscú. Sin embargo, Vike Freiberga resaltó que tras finalizar la guerra en 1945 "sólo la mitad de Europa podía celebrar la victoria sobre el fascismo y el fin de la ocupación, pues para la otra mitad, incluidos los países del Báltico, la ocupación continuaba".