jueves, 11 de septiembre de 2008

Búsqueda automática de los genes




Quien crea que, una vez secuenciado, un genoma está descifrado, se equivoca. Falta encontrar el modo de lectura adecuado de un libro escrito en un idioma que no se conoce perfectamente.
La genética moderna necesita más que nunca la estadística matemática para poder dar sentido a sus descubrimientos. A imagen de los idiomas, los fragmentos génicos e intergénicos se caracterizan por la sucesión preferente de determinadas letras.