viernes, 29 de agosto de 2008

Antrax

NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA
Vol. I, No. 146
Miércoles, 14 de Mayo de 2003

-SECUENCIADO EL GENOMA DEL ANTRAX: El genoma del microbio Bacillus
anthracis, que en 2001 experimentó una cierta popularidad por protagonizar
diversos ataques bioterroristas por vía postal, es a partir de ahora un
organismo mejor conocido.


La inhalación del ántrax es potencialmente mortal, pero sin embargo su
estructura no difiere mucho de una inofensiva bacteria común del suelo. Las
diferencias genéticas bastan para proporcionarle una serie de propiedades
que provocan daños en el organismo humano, de modo que su conocimiento nos
ayudará a encontrar vulnerabilidades que permitan derrotarlo.

Un equipo de investigadores del National Institute of Allergy and
Infectious Diseases (NIAID) y de otras agencias federales, encabezado por
Claire M. Frasery y Timothy Read, ha obtenido la secuencia completa de su
ADN. El B. anthracis posee 5,2 millones de pares de bases, situados en un
único cromosoma.

La secuenciación no hace sino demostrar el rápido ritmo que la genómica
microbiana ha impuesto en el mundo científico. B. anthracis es sólo uno más
de las docenas de importantes patógenos humanos de los que hemos obtenido
la secuencia de su genoma. A medida que surgen más detalles sobre la
estructura genética de estos organismos, crece nuestra habilidad de diseñar
fármacos y vacunas más efectivos para combatirlos.

Comparando el B. anthracis con dos bacterias muy emparentadas, los
científicos han encontrado pocas diferencias entre sus genomas. Entre los
5.000 genes analizados, sólo se han hallado unas 150 diferencias, más o menos.

Los investigadores han encontrado además un grupo de genes que codifican
para proteínas que el B. anthracis podría necesitar para entrar en las
células que invaden. Estos genes podrían ser el objetivo de nuevos fármacos
que ayudarían a impedirlo. A diferencia de sus parientes próximos, posee
genes que le permiten desarrollarse en materia rica en proteínas, como la
que encontramos en los cuerpos de animales en descomposición donde suele
vivir. También tiene una capacidad mejorada de obtener hierro, lo que
podría ayudarle a sobrevivir en su anfitrión.

Información adicional en:
http://www.niaid.nih.gov/newsroom/releases/anthraxgenome.htm