martes, 26 de agosto de 2008

El verbo "advertir"

Andreu Moreno i Giménez
Date: Wed, 6 Dec 2000 04:19:08 +0100
Hola a todos.

"Advertir" se ha convertido en un verbo problemático, efectivamente, pero sólo cuando sigue la partícula "que", porque en los demás casos ningún hablante duda.

Alex Grijelmo (con quien estoy de acuerdo) defiende la presencia de la preposición "de" cuando los hablantes tienden a omitirla, y esto a algunos (bastantes) les sorprende.

Recordemos lo que dice la norma: según la RAE (así como el sustancioso diccionario de dudas de Manuel Seco), el empleo de la preposición "de" en la construcción del verbo "advertir" "depende de la acepción del verbo a que se esté haciendo referencia en cada caso", y propone las siguientes reglas, basadas en el significado del verbo "advertir":

1. Cuando "advertir" significa 'darse cuenta, reparar, observar', se construye sin preposición: "Los delincuentes advirtieron la presencia de la policía en las inmediaciones", "Los delincuentes advirtieron que había policías", "He advertido dos errores en tu escrito".

2. Cuando "advertir" significa 'amonestar o aconsejar', se construye también sin preposición: "Le advirtió que no lo hiciera si no quería salir perjudicado", "Te advierto que como sigas así, lo llevas claro", "Te advierto una cosa: como sigas así, acabarás mal".

3. Cuando "advertir" significa 'hacer que alguien repare en algo o caiga en la cuenta de algo', se construye con la preposición "de": "Le advirtió de que se le había caído la cartera", "Me advirtió del peligro", "Le advertí de la posibilidad de perderlo todo".

En las tres acepciones me he preocupado de que salgan oraciones con "que" y sin "que", para que se vea bien que cuando esta partícula no aparece, el hablante no tiene problemas. Así, nadie duda de la diferencia entre "advertir una cosa" ("advertir presencia policial", "advertir errores"...: ‘ver, notar, descubrir’) y "advertir de una cosa" ("advertir del peligro", "advertir de la posibilidad"...: ‘avisar’).

Con esta base, es fácil saber si hay que poner o no la preposición. Por ejemplo, un titular al parecer problemático: "Arzalluz advierte a Aznar de que hay que desarrollar el Estatuto vasco". Algunos piensan que hay dequeísmo, pero no es así. Convirtamos la oración con "que" en una oración sin "que" con el mismo sentido y sintácticamente equivalente: "Arzalluz advierte a Aznar de la necesidad de desarrollar el Estatuto vasco". Como vemos, sale la preposición con naturalidad, pues quitarla sería inadmisible: "Arzalluz advierte a Aznar la necesidad (...)".

Por tanto, Grijelmo (y el diario "El País") no se equivoca, ni va contra la Academia.

Mientras sigamos construyendo frases con "advertir de" ("Me advirtió del peligro", "Me advirtió de la necesidad de hacerlo"...), nos debe dar igual si después va una oración con "que". La preposición, ateniéndonos a la norma, debe aparecer.

Al menos, es lo que pienso, aunque soy consciente de que "advertir + de + que" suele quedar en "advertir + que" incluso en buenos escritores (en García Márquez y el que queráis).

Si alguien quiere que deje de aparecer la preposición, que cambie la norma. Tal vez todo se arreglaría si de una vez a alguien (¿un académico?) se le ocurriera considerar el verbo "advertir" como "dudar" en cuanto a régimen preposicional ("dudar de algo" y "dudar algo" son expresiones equivalentes: "dudo que vengan" = "dudo de que vengan"; "dudo algo" = "dudo de algo").

Pero esta solución haría equivalentes oraciones que no lo son: "Advirtieron el peligro" (= "advirtieron que había peligro", 'notaron peligro') no es igual a "Advirtieron del peligro" (= "advirtieron de que había peligro", 'avisaron del peligro'). Sólo el contexto haría inteligibles esas oraciones.

Andreu
Valencia

----------------------------------------------------
Para darse de baja HISPANIA pincha y envia el siguiente url
mailto:hispania-signoff-request@listserv.rediris.es
----------------------------------------------------