miércoles, 13 de agosto de 2008

Genes por un tubo

NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA
Vol. I, No. 148
Miércoles, 28 de Mayo de 2003

-GENES EN UNA PASTILLA: El objetivo de Michael Nantz, un químico de la
University of California, en Davis, es suministrar terapia genética sin
utilizar virus como sistema de transporte.

En el laboratorio de Nantz se modifican lípidos, moléculas oleaginosas,
para que puedan formar un complejo protector alrededor del ADN, haciendo el
mismo trabajo que un virus. Los lípidos protegen al ADN y le ayudan a
penetrar en la célula objetivo. Este método podría algún día crear
tratamientos de terapia genética lo bastante estables como para ser
suministrados en forma de píldoras.

La terapia genética es un mecanismo que promete curar enfermedades como la
diabetes, la fibrosis quística o el Parkinson, mediante el reemplazo de
genes defectuosos o ausentes. Para conseguirlo, un nuevo fragmento de ADN
debe ser llevado hasta las células en el lugar correcto del cuerpo.

Hasta ahora, se suelen emplear virus modificados genéticamente para que
sean éstos los que introduzcan el ADN deseado en la célula. Pero en 1999 se
produjo la muerte de un paciente y han aparecido casos de leucemia debido a
este tipo de tratamiento. El uso de virus no es satisfactorio porque no
resulta seguro del todo.

Cuando un glóbulo de ADN/lípido es tomado por una célula, éste es llevado
a un compartimiento lleno de ácido llamado endosoma. Por tanto, el trabajo
de Nantz y sus colegas es crear lípidos que sean capaces de sacar el ADN
fuera del endosoma, para que pueda llegar al núcleo celular, donde reside
la mayor parte del material genético.

Para Nantz, es como si estuvieran reinventando los virus, pero a través de
la química.

Información adicional en:
http://www.news.ucdavis.edu/search/news_detail.lasso?id=6422
http://www-chem.ucdavis.edu/groups/nantz/mainpage.htm