martes, 12 de agosto de 2008

Cuatro nuevos reinos de la vida

NOTICIAS DE LA CIENCIA Y LA TECNOLOGIA
Vol. I, No. 148
Miércoles, 28 de Mayo de 2003

Investigadores de la University of Colorado en Boulder han descubierto en el paisaje alpino de Colorado cuatro nuevos reinos de la vida, un hallazgo que podría tener aplicaciones en los campos de la agricultura y el cambio global.

El estudio ha sido realizado por Allen Meyer y Steven Schmidt, en una zona con una elevación de 11.000 a 13.000 pies, que recibe nueve meses de nieve al año y tres meses de intenso sol y viento.

Los científicos del siglo XVIII clasificaron originalmente los reinos de la vida en dos grupos, las plantas y los animales. Pero los de nuestra época creen que existen muchos más, incluyendo los hongos y varios tipos de organismos unicelulares. Gracias a las nuevas herramientas de investigación, que permiten el análisis del ADN, el número de reinos ha aumentado hasta unos 30. Meyer y Schmidt han añadido ahora otros cuatro más a esta cifra.

Ambos han utilizado una técnica molecular que permite extraer ADN del suelo para identificar los organismos que viven en él. Los investigadores concentraron su trabajo en microbios eucariotas, organismos microscópicos que poseen una membrana alrededor de su ADN.

En vez de cultivar los organismos, Meyer y Schmidt extrajeron el ADN directamente del suelo, de manera que obtuvieron material genético de todos ellos a un tiempo. Comparando su secuenciación genética con la de otros organismos eucariotas conocidos, descubrieron las correspondientes a miembros de cuatro nuevos reinos.

De momento, los dos científicos sólo tienen las secuencias, y no han identificado aún los organismos que representan a los nuevos reinos en la muestra. Pero ahora que saben que existen en el suelo alpino, podrán regresar a él y aislarlos en ese entorno extremo para estudiarlos.

Su labor tiene una cierta urgencia. Las condiciones alpinas están cambiando rápidamente. En función del ritmo de reducción de la capa de nieve durante los últimos años, deberán apresurarse a identificar ciertas especies antes de que un cambio demasiado brusco las haga desaparecer definitivamente.

Información adicional en: http://www.colorado.edu/PublicRelations/NewsReleases/2003/2340.html