domingo, 25 de mayo de 2008

El Clan de los "Charlines"

[Fragmentos]
Proceso contra la principal organización del narcotráfico gallego.
La audiencia nacional juzgar a 19 miembros del llamado clan de los charlines por el apresamiento del barco "Rand", con mil kilos de cocaína a bordo.

J.Bordas /S.Tarín /E. Martín De Pozuelo. Madrid.

(...)los investigadores tienen constancia fehaciente de que el clan introdujo en España no menos de 5.000 kilos de cocaína entre 1989 y 1991. Para los acusados, la Fiscalía Especial contra la Droga solicita en su escrito de acusación penas superiores a los 225 años de cárcel y multas que superan los 23.000 millones de pesetas [cifras obtenidas al sumar todo lo que se pide por cada inculpado].

...esta partida hubiera generado más de 10.000 millones de pesetas de beneficios...

TODO TIPO DE MEDIOS

En esta ocasión, los narcotraficante pusieron en movimiento dos barcos, una red de radio transoceánica, los más modernos sistemas de radar y un ejército de colaboradores...

Segun la versión defendida por el ministerior fiscal, a comienzos de 1991 los procesados José Luis Charlín Gama (hermano de Manuel Charlín Gama, considerado el "patriarca" del clan de los charlines, procesado y absuelto en la operación Nécora) y Daniel Baulo Carballo decidieron trnasportar cocaína desde Hispanoamérica hasta España. Empleando a "numerosos grupos de personas", destinaron dos embarcaciones, identificadas como "Rand" y "Del Sur", para mover la mercancía.

Ya la compra de estos dos barcos da una idea de la capacidad de actuación del clan de los Charlines. El "Rand" fue adquirido en Cabo Verde, islas africanas situadas frente a Mauritania y Senegal, a unos 1500 km al sur de Canarias, mientras que el "Del Sur" fue comprado en Panam , a miles de km de distancia. En su escrito de acusación, el fiscal señala que "tales embarcaciones habían sido utilizadas anteriormente por estos mismos procesados para la realización de otros transportes de estupefacientes".

Para ultimar los detalles de la operación (bautizada en su momento como la operación don José, en clara alusión a José Luis Charlin, (m ximo responsable de la red) a primeros de julio de 1991, Daniel BAulo viajó a Venezuela a bordo del "Del Sur" y desde allí hasta la ciudad colombiana de CLucut , donde estableció contacto con un grupo de narcotraficantes de aquel país para cerrar la operación de la compra de los 1000 k de cocaína. Según la investigación, los compradores pagaron la mercancía a cuatro millones de pesetas el kilo. Es decir, que desembolsaron, 4000 millones de pesetas.

RUMBO AL CARIBE

Casi paralelamente, los charlines contrataban ala tripulación del "Rand", cuatro de cuyos miembros eran de Cabo Verde y zarparon rumbo a Casablanca (Marruecos) para colocar en él un nuevo y más efic z radar. Una vez instalado, partieron de nuevo, esta vez hacia el Caribe, via Madeira, para recoger la cocaína en un punto preestablecido en alta mar. El "Del Sur" ya le esperaba en la zona para suministrar el carburante necesario para que el "Rand" navegara hacia las costas españolas.

"A fin de que el "Rand" pudiera llegar al punto convenido en el que debía ser alijada la droga, -dice el fiscal-, desde la emisora de radio instalada en el domicilio de José Luis Charlín Gama (en la ría de Arosa), tanto éste como la procesada Rosa María Charlín y Daniel Baulo se comunicaban con el barco y transmitían las instrucciones precisas para que la droga pudiera ser recogida, manteniendo igualmente los contactos con los colombianos."

A finales de septiembre de 1991 y en un lugar próximo a la isla de Tobago, un avión de los narcos colombianos arrojó al mar fardos con los mil kilos de cocaína, que fueron recogidos y empaquetados por toda la tripulación del "Rand", formando un total de 56 paquetes. Una vez finalizado el embarque del estupefaciente, el "Rand" se dirigió hacia las costas de Portugal, mientras que "Del Sur" lo hacía hacia Cabo Verde. La reiteración de estas islas africanas en esta historia permite pensar que los charlines tienen en ellas una de sus bases.

Toda esta actividad no pasó inadvertida para el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), cuyos aviones localizaron el "Rand" el 14 de octubre de 1991 en pleno océano Atl ntico. El avistamiento se efectuó sin que los traficantes se dieran cuenta de nada, pues el avión volaba tan alto que ni siquiera se oía el ruido de sus motores.

Cuarenta y ocho horas más tarde, funcionarios de dicho servicio, con orden judicial de Baltasar Garzón, abordaron al buque que navegaba sin bandera alguna a 42 millas de la costa portuguesa, incautando en total 1000 kilos de cocaína.

"Los fardos -asegura el ministerio publico- estaban situados en la popa de la embarcación, cubiertos por una red y con unas sujeciones que los miembros de la tripulación intentaron cortar para arrojarlos al agua al percatarse de la presencia de la embarcación del SVA, sin que llegaran a conseguir su propósito."

Horas después, la operación policial se completó en tierra con la detención de los demas miembros de la banda y la incautación de los aparatos de comunicación, vehículos, el "Rand" y dinero.

El ministerio público destaca en su escrito de petición de penas la colaboración prestada por dos de los procesados, Manuel Baulo Trigo y Daniel Baulo Carballo, para esclarecer lo sucedido. Amb os "guiados exclusivamente por el nimo de cooperar con la Administración de Justicia, prestaron varias declaraciones ante el juez instructor en las que, además de reconocer su participación en los hechos delictivos que se les imputa, explicaron y relataron con detalle la intervención en los mismos de otros procesados, así como la ejecución de muchas operaciones de tráfico de estupefacientes en gran escala...precisando las circunstancia de su realización e identificando a los partícipes".

MUERTE DE UN ARREPENTIDO

Precisamente, el fiscal termina su escrito interesándose por las circunstancias en que fue asesinado uno de los "arrepentidos", Manuel Baulo Trigo. Este fue tiroteado de muerte el 12 de septiembre del año pasado cerca de Cambados cuando se encontraba en compañía de su mujer, Carmen Carballo, que resultó gravemente herida. En su caos, las secuelas de aquel asalto son tan importantes que le impedirán acudir al juicio. A raíz de este atentado, la policía detuvo a tres colombianos identificados como Luis Aldemir Pulido García, John Jairo Salcedo Ramírez y Abel de Jesús V zquez.

Los investigadores están convencidos de que el origen del asesinato de Manuel Baulo está en la colaboración que éste prestó a la justicia para desarticular el clan de los Charlines. Ambos "arrepentidos" declararon en su momento que la red de los Charlines no solamente controlaba el "Rand" y el "Del Sur", sino que disponía de dos barcos más para traficar.

......................................................

APOYO EL TRIBUNAL.TRES POLEMICOS MAGISTRADOS

El presidente del tribunal que juzgar este caso ser Francisco Castro, el de las polémicas sentencias absolutorias de Ricardo Sáinz de Ynestrillas, del sirio Al Kassar, y de los principales acusados de la operación Nécora. Le acompañaran Ventura Perez Mariño, ex diputado del PSOE, y Angela Murillo, ponente de la Nécora