jueves, 29 de mayo de 2008

¿Red, dónde está tu victoria?

From wscolz@mdp.edu.ar
Fri Feb 20 18:05:52 1998
Roman y demas listeros:

He leido, Roman, tu articulo colocado en la Web "La "tecnofobia" desde Gutemberg hasta la Internet".

Quisiera ahora compartir contigo y demas compañeros, un articulo que se puede encontrar en el diario "El Pais" http://www.elpais.es/p/d/temas/wm/princi.htm de JEAN BAUDRILLARD. (recomiendo visitar de este sitio el suplemento: "atrapados en la red")

Una de las reflexiones que mas me sorprendio de este pensador provenientes de las filas del posmodernismo fue: "estamos viviendo una transformacion radical, una mutacion comparable a la de la aparicion de la escritura. Pero es una ruptura aun mas radical, en la medida en que lo virtual es un inmenso intento de sustitucion: se intenta acabar definitivamente con el mundo real"

Vaya!!. El posmodernismo preocupado por lo real!!. Me alegro, pero sin duda que tendre que revisar mis prejuicios intelectuales...;-))

Saludos

Walter

--------------------------------------------------------------------------------------------
¿Red, donde esta tu victoria?

"En una pantalla, yo no puedo ver un texto, si no solo una imagen"

JEAN BAUDRILLARD
Un nuevo medio da lugar a un primer momento maravilloso, a un periodo de gran entusiasmo. Durante algun tiempo, se tiene una sensacion de mayor libertad. Se nos dice que Internet nos permite, por fin, comunicarnos con cualquier persona del mundo, que los navegantes tienen, por fin, acceso a las informaciones que necesitan, que las minorias han encontrado, finalmente, la manera de expresarse con toda libertad.

Pero, ¿hasta donde se puede llegar con la liberacion? Cuando todo esta liberado, al mismo tiempo deja de estarlo. En realidad, Internet nos obliga a una comunicacion forzada mas que ningun otro medio de comunicacion; es el extasis de la comunicacion.

Hemos entrado en la era del chantaje a la comunicacion, en la que el telefono movil, junto a Internet, es uno de los ultimos avatares, ese telefono que provoca una terrible ruptura entre lo privado y lo publico, sin el mas minimo pudor.

Esa comunicacion al maximo es, sobre todo, una forma de reducir nuestra inseguridad. Se ha llegado a decir que la comunicacion sucedia al consumo. Yo, por el contrario, pienso que no es mas que un inmenso fenomeno de consumo. En ese sistema de comunicacion, todo se intercambia. Ya no queda ningun punto de referencia, ni la distancia necesaria para dar a las cosas su justo valor.

Internet ofrece una profusion tan enorme de posibles informaciones, que terminamos por evaporarnos dentro de esa nebulosa. Todo se dispersa y se volatiliza. Mas que un lugar para la cultura y el saber, se trata de un lugar para desaparecer, para perderse en los excesos, donde nos encontramos sumergidos.

Para mi, una pantalla es un lugar de inmersion: entramos en la imagen del mismo modo en que entramos en la red. A partir de ese momento, solo existimos como terminales de la red, como lugar de interconexion. Ya no tenemos un lugar propio. En una pantalla, una mera superficie, ya no puedo ver un texto, sino una imagen.

Asi pues, estamos viviendo una transformacion radical, una mutacion comparable a la de la aparicion de la escritura. Pero es una ruptura aun mas radical, en la medida en que lo virtual es un inmenso intento de sustitucion: se intenta acabar definitivamente con el mundo real.

Cuando aparecio la escritura, no elimino la palabra. Con Internet y las autopistas de la informacion, no solo se puede hablar de una desaparicion de la palabra interpersonal, sino tambien de la desaparicion de la escritura.

Y es que no existe la escritura en tiempo real. La escritura requiere una distancia que Internet anula con su obsesion de la simultaneidad. Internet y el ordenador dan lugar a otro lenguaje, a otra forma de funcionar, con sus propias normas. El ordenador hace pensar de otra forma. Por eso lo rechazo. Tengo una resistencia real, intelectual, mental a esa nueva forma de pensar, sin que ello implique ningun juicio de valor. No tengo ordenador, he optado por no tener ningun medio de tecnologia moderna. Me gusta la relacion fisica con la maquina de escribir: tengo la pagina delante, y tengo tiempo, puedo hacer las correcciones a mi ritmo.

Pero no veo la forma en que los medios de comunicacion tradicionales, como el habla o la escritura, podrian conciliarse con la omnipresencia de la pantalla. A imagen y semejanza de la civilizacion occidental, Internet es una tecnologia globalizante, mundializante e imperialista. Exige que todo el mundo entre en la red, y que entre en cuerpo y alma. Hoy hace falta ir muy lejos para encontrar un mundo sin pantallas.

Cada vez se admitiran menos las anomalias, a los marginados. Inevitablemente, habra obstaculos entre el mundo virtual y el mundo real. Como yo he optado por no tener ordenador, me encuentro marginado en las conferencias a las que se me invita. Cuando se exige un texto, lo piden en disquete.

Desde ese punto de vista, si participo en Internet, en la medida en que soy su rehen, su victima. Participo en mi propio juego, siguiendo mis propias reglas, pero llegara el dia en que dejare de estar en el ajo.

El mundo virtual es un mundo sin alteridad. Para formar parte de el, hay que aceptar el codigo. No hay lugar para la singularidad. En ese mundo, no hay mas remedio que ser abierto. Ya no hay alienacion.

Se podria decir que es un progreso absoluto, pero yo no lo creo. Sin duda, algun dia las generaciones culturizadas o inculturizadas por Internet y por el mundo virtual ni siquiera sospecharan que existe otro mundo. No les quedara ningun punto de comparacion y, por tanto, no habra ningun conflicto. Habra un consenso total.

Estamos solo al principio de un proceso irreversible, ya que no podemos optar por regresar al infinito. Asi pues, habra que esperar a que el sistema alcance su punto maximo de expansion. Como ese medio no es una herramienta, no podremos domesticarlo, ni moralizarlo, ni encontrarle una etica. Hay que esperar a que implosione. Internet es un medio fatal, que provocara su propia desaparicion.

1 comentario:

David Gutiérrez Fuentes dijo...

Buen blog y excelente trabajo de recuperación binaria este texto del filósofo francés que ya no está disponible en El País digital.

David Gutiérrez Fuentes
http://sangre-binaria.blogspot.com