jueves, 29 de mayo de 2008

Un temor que no se cumplió

enero del 2000
Los científicos temen una epidemia mundial de gripe

Una historia de muertes Investigadores tras el rastro

ATLANTA (CNN) -- Mientras Estados Unidos y Europa libran una nueva batalla contra la estación de las gripes y los resfríos, a los científicos se les hace más difícil rastrear y predecir cuándo y dónde aparecerá la próxima cepa del contagioso virus.

No sólo para las personas se ha vuelto más sencillo viajar por el mundo. Hoy el altamente contagioso virus de la gripe se traslada a cualquier parte del mundo y a cualquier altura del año, deshaciendo todo patrón predecible

"Nos preocupa mucho que se extienda en todo el mundo una pandemia de gripe que podría afectar un 40 por ciento de la población mundial", dijo el doctor Steven Mostow de la Universidad de Colorado. Agregó que el número de muertes provocadas por una ola de gripe de esas dimensiones podría competir con cualquiera de las peores epidemias de los tiempos modernos.

Una historia de muertes A finales del sigo XIX, más de 20 millones de personas murieron de gripe en el mundo. La epidemia de 1917 dejó más víctimas mortales que la Primera Guerra Mundial. En tanto que en 1968, la ola gripe que azotó a Hong Kong cobró unas 700 mil vidas.

"Nunca seremos capaces de controlar la gripe como lo hicimos con la polio y la viruela, dijo Mostow. El virus de la gripe no es estable. Muta y es más inteligente que nosotros".

Investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos siguen de cerca los movimientos y mutaciones de cada epidemia de gripe. Con la información recabada se elabora cada año la nueva vacuna de la gripe.

Investigadores tras el rastro Normalmente, el rastreo de las cepas comienza en China, porque los investigadores creen que es en ese país donde surgen las epidemias de gripe.

La enfermedad se presenta en lugares donde las personas y los animales están en estrecho contacto con aves que contagian el virus a los cerdos. Eventualmente la cadena continúa con la transmisión de algunos de los elementos de esa cepa a las personas.

Comunmente la gripe pasa del este de China hacia el resto de Asia y luego Alaska. De allí se dirige hacia el sur y entra al corazón de América del Norte.

"En ese continente muta y en unas pocas semanas recorre todo Estados Unidos", indicó Mostow. "Luego salta el Atlántico y llega a Europa occidental, trasladándose a Inglaterra, Francia, Alemania y Suiza, entre otros destinos".

El paso siguiente es cruzar el Ecuador e introducirse en Africa, América del Sur, Asutralia y Nueva Zelandia.

A esto se agrega que un nuevo tipo de cepa de la gripe emerge periódicamente cada cien años, según los expertos. El conocido virus de Sidney es una mutación de la cepa que lo originó, la siniestra gripe de Hong Kong que tantas víctimas ha cobrado en los últimos 30 años.

El problema es que no se puede predecir cuándo aparecerá. "Cómo dijo uno de mis colegas, sabemos que el reloj de la gripe hace tic tac, pero no tenemos idea de la hora qué es", dijo la doctora Nancy Cox del CDC.