martes, 27 de mayo de 2008

Encuesta sobre cine, música y lectura

EL PAIS DIGITAL - CULTURA

Miércoles
19 enero
2000 - Nº 1356
La SGAE certifica que la mitad de los españoles nunca lee ni va al cine
Una encuesta con 24.000 entrevistas revela los usos culturales de los 90

MIGUEL MORA, Madrid
El Informe SGAE presentado ayer en Madrid rompe varios tópicos y confirma varias certezas sobre los usos culturales de los españoles. Entre lo ya intuido, destaca que un 75% de la población nunca va al teatro y que la mitad no lee nunca un libro ni va al cine. Entre las sorpresas, resulta por ejemplo que los que van al cine van muchísimo. La media total es de 2,98 veces al año, mientras la europea es de 2,18. O que nos gusta tanto el cine español como el americano. Los menores de 20 se desmarcan: devoran pop rock y cine americano.

'Hábitos de consumo cultural en 1999'

El estudio elaborado por el Centro para la Investigación del Mercado Cultural (Cimec), de la SGAE, es el resultado de 24.000 entrevistas realizadas entre 1997 y 1998. Los encuestados, mayores de 14 años, respondieron a un cuestionario de 108 preguntas divididas por sectores: música, teatro, artes audiovisuales, lectura y otras actividades. El estudio es el primero de estas características que se realiza en España desde el que hizo el Ministerio de Cultura en 1991, y permite analizar la evolución de los gustos culturales, aunque los responsables de Autores, Eduardo Bautista y Francisco Galindo, advirtieron que repetirán el estudio año a año ya que su "caducidad" es vertiginosa.

El estudio refleja una comunidad compleja, fragmentada en sus gustos, que accede desigualmente a la cultura según su estatus social y que parece preparada para los nuevos retos tecnológicos. En equipamiento de reproducción de música, televisión y vídeo, los hogares españoles están a la altura europea: el 100% tiene radio y cerca del 90% tiene algún aparato reproductor de música (el 72,4%, de casetes). En 1997, un 46% tenía reproductor de CD; en 1998, la cifra sube al 51,4%. Un 73,4% tiene al menos un vídeo en casa (frente al 42% en 1991), y el 98,9%, al menos un televisor.

En cuanto a los hábitos de escucha, un 62% de los españoles oye música en casa a través de CD o casetes alguna vez por semana, mientras el 82,2% lo hace a través de la radio. Destaca, sobre todo, que el 31,1% de los encuestados en 1998 escucha música a diario, frente al 19,4% que lo hacía en 1991.

Por gustos, triunfa la música actual frente a la clásica (un 92,3% de los españoles nunca ha ido a un concierto de música culta). Y dentro de la categoría moderna destacan los cantautores (el 42,5% dice tener mucho interés por esa música), la canción española (42,4%), los baladistas (35,7) y el pop rock convencional (32,8%). Le siguen la música latinoamericana (28,5%) y el flamenco (25,8%). Por edades, la música disco y el pop rock son mayoritarias entre los jóvenes de 14 a 25 años, mientras los mayores de 65 prefieren el flamenco y la canción española. A la hora de comprar discos, un 44,2% no lo hace nunca. La demanda pertenece a los menores de 35 años, de clases medias y altas; su preferencia es el pop rock (el 37,1%).

La misma hegemonía se produce entre los asistentes a conciertos: un 18,8% va a conciertos rock; un 7,7% a clásica, un 5% al flamenco. La danza y la ópera son mucho más minoritarias: sólo el 2% va alguna vez a ver danza y un 1,8% va a la ópera. Los que no van exigen más formación clásica y precios más baratos. Para un 40,3% es fundamental oír música cantada en español (la cifra crece con la edad), mientras a un 26,7% le interesan otros idiomas, un 30,2% no se fija y un 1,4% prefiere el inglés.

El teatro experimenta cierta mejoría dentro de la gravedad: el 75,4% no va nunca (frente al 86,1% en 1991) y los menores de 20 años manifiestan un desinterés absoluto. En cuanto al cine, cae el tabú americano: de 0 a 6, la gente valora el cine español con un 3,90; el made in USA recibe un 3,92 y el europeo un 3,24. Pese a ello, el 89,13% vio una película americana la última vez que fue al cine. Los que más van son menores de 35, de clase media y estudios universitarios.

En la lectura, se confirman algunas malas noticias: el 49,1% nunca lee un libro y sólo un 38,7% compró un libro en el último año. De ellos, el 89% prefiere la literatura actual. Los periódicos mantienen un 30% de lectores diarios.