viernes, 31 de octubre de 2008

La medicina en el campo de batalla

Medicina de Combate (Documental)
Canal Historia
(resumen)

Un repaso a la medicina que intenta curar los heridos en batallas. En la antigüedad sólo Roma llegó a tener un eficaz sistema de cuidados para sus soldados en cualquier situación, no sólo en batalla. Tanto es así que éstos estaban mejor atendidos que los civiles. Pero posteriormente todo eso desapareció hasta el siglo XVIII donde dos franceses se empezaron a ocupar del tema, pensando en los primeros auxilios que podían ayudar a soldados heridos. Sólo después de la Revolución Francesa se empezó a organizar la evacuación de los heridos del campo de batalla. La situación más grave y cruenta se dió en la Guerra de Secesión Americana; la mortandad era del 20% en batalla pero a posteriori una cuarta parte de los heridos morían, si no más. Éstos quedaban abandonados por semanas donde habían caídos y los cirujanos mutilaban a todo aquel que tuviera una herida en las extremidades. Parte de ese horror se debía a un nuevo tipo de bala "Minie" que provocaba heridas del tamaño de un puño. Casi al finalizar eta guerra se empezó a atender a los heridos mejor y a organizar su retirada posterior de la batalla. El punto de inflexión en la medicina de combate se da en la primera guerra mundial. Los hospitales toman en cuenta la desinfección (que antes no existía para nada), se crean cuerpos de camilleros y médicos soldados que en hospitales de retaguardia cuidan de los heridos. En la 2gm esto va a más y se introducen mejoras como el plasma y la transfusión de sangre. En la guerra de Corea por primera vez se empieza a usar el helicoptero para trasladar heridos, aunque en forma muy primitiva, ya que iban en tanques adosados por el exterior del aparato. Se crean los MASH, hospitales móviles que están lo más cerca posible del frente. En la guerra de Vietnam es donde se usa el helicoptero que admite varios heridos, en forma sistemática. Además EEUU crea 24 hospitales de campaña, de tal forma que el 98% de los trasladados pueden ser salvados. En la guerra contra Irak en 1991 la tremenda movilidad del frente hace muy difícil que los hospitales médicos puedan seguir a las tropas.

Actualmente hay nuevos inventos para ser utilizados en masa: tal como camillas especiales que contienen todo lo necesario similar a un hospital de campaña; operaciones a distancia que podrán realizar los soldados guiados por excelentes cirujanos; vendas especiales que frenan inmediatamente la salida de sangre, etc.