miércoles, 22 de octubre de 2008

Problemas con los niños

La violencia en niños crece porque "los padres no pueden dar valores ni límites", según el psiquiatra Alberto Espina

Expertos estudiarán la creación de una red asistencial formada por atención primaria, salud mental y servicios sociales como solución
 
http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=24554

San Sebastián, 25 agosto 2006 (mpg/azprensa.com) 

El aumento de la impulsividad y violencia en la sociedad se debe en parte a que "los niños están muy malcriados" y "sus padres no pueden dedicarse a ellos, ni darles valores y límites". Además, los pequeños "son el primer objetivo para las grandes empresas, que les bombardean con objetos de consumo inmateriales y muy nocivos”, afirmó recientemente el Coordinador de la Unidad de Salud Mental Infanto-Juvenil del Servicio Andaluz de Salud, Alberto Espina Eizaguirre.

El psiquiatra destacó que "los estudios realizados en los últimos años demuestran que la casuística y la prevalencia de niños con trastornos de conducta ha aumentado de manera espectacular", como parte del curso de verano “Impulsividad y Violencia en niños y adolescentes”, presentado en San Sebastián y en el que se pretende profundizar en los factores que fomentan "la impulsividad y violencia en la sociedad", a través del estudio de "aspectos emocionales, relacionados con otros psicológicos, micro y macrosociales".

Entre otros temas, el curso abordará "la contención emocional del niño, la contención normativa, y los déficit en el nivel microsocial", para pasar "al estudio de situaciones concretas como los problemas de acoso escolar, bulimia nerviosa, el déficit de atención o problemas de conducta". Además, se contemplarán "soluciones y ofertas que pueden hacerse para ayudar a niños y adolescentes a comunicar sus sensaciones y ponerse límites", que se completarán con una ayuda a los padres para que aprendan "a manejarse en su educación y crianza desde el enfoque ecosistémico".

Red asistencial

Espina afirmó que se planteará la creación de "una red asistencial formada por la atención primaria, la salud mental, y los servicios sociales para intentar resolver estos problemas".

Según explicó el aumento en los índices de maltrato que se contempla actualmente "viene desde abajo" y demuestra que "está fallando el sistema de socialización". A su juicio, "los niños de hoy están muy malcriados", y las series de televisión y algunos productos que se les ofrecen "les meten en la cabeza que deben ser impulsivos y violentos". Además, advirtió, "los padres no pueden dedicarse a ellos y se educan con la televisión que le está ofreciendo basura", y carecen de "valores y límites por lo que se producen en ellos déficit terribles".