domingo, 12 de octubre de 2008

Los alimentos naturales también son peligrosos






A pesar de la creencia ingenua que los alimentos naturales son menos peligrosos porque no contienen "química" la realidad desmiente esta suposición. Un artículo publicado en la revista "Algo" (lamentablemente hace mucho tiempo desaparecida), en el número correspondiente a mayo de 1988 (¡hace veinte años!) ya alertaba sobre este asunto. Como no ha perdido actualidad, bien merece figurar en el blog.

El artículo comenta que ingerimos una cantidad de sustancias tóxicas naturales diez mil veces superior "a la suma de todos los componentes artificiales incorporados" en los alimentos que ingerimos. Algo desconocido para casi todos. Estos elementos tóxicos sirven a la planta contra el ataque de microorganismos e insectos. También pueden ser sustancias cancerígenas que componen nuestros alimentos básicos. Hemos estado expuestos a estos tóxicos desde la época de las cavernas y no nos afectan porque son ingredientes ingeridos en muy pequeñas cantidades.

No obstante pueden producir un efecto inesperado en muchas alergias o combinados con fármacos que modifican la respuesta habitual del organismo. El artículo concluye que la mejor prevención consisten en asegurarnos una dieta muy variada que, entre otras ventajas, "evita la ingestión excesiva de un tóxico determinado o aún desconocido"