miércoles, 29 de octubre de 2008

Max Hastings. Armagedón.

*Hastings(2004) Max Hastings "Armagedón. La derrota de Alemania 1944-1945" Crítica Memoria Crítica www.ed-critica.es Barcelona, 2005 pp.855 (tapas duras) Tit.Orig: Armageddon. The Battle for Germany, 1944-1945

(2005-nov-28. Resumenes) 

Cap.IX: Leí la última parte del cap. que trata de la ofensiva rusa sobre el Vístula y el Oder. Como el gral Zhukov irrumpe desde Varsovia y provoca la desbandada de los alemanes. La imprevisión de Hitler y cómo la ofensiva de las Ardenas sirvió para debilitar aún más el frente del Este. La impresionante marea de las tropas rusas, un gran caos organizado, con gente de diversas razas cargadas con todo lo saqueado en el camino y la extrema brutalidad con que se comportaron con los polacos. Polonia pasó, sin transición de la tiranía nazi a la soviética y no ganó nada en el cambio, más bien empeoró. La debilidad de Churchill que no pudo hacer nada por Polonia, y como Stalin cada vez se sentía más fuerte e indiferente a los aliados; hasta el punto de prohibir que aterrizaran en territorio liberado, incluso en caso de emergencia. Los norteamericanos se lavan las manos y miran para otro lado. Speer que anuncia a Hitler y a Guderian que con la pérdida de las fábricas de Silesia la guerra está perdida. 

Cap. X: Prusia oriental sufrió  un holocausto desconocido a mano de las tropas soviéticas. Mas de un millón de muertos, aunque las cifras reales nunca serán conocidas. Había libertad total, según un oficial soviético, para violar y luego matar a alemanas. A pesar de las crueldades de los alemanes en tierra soviética, la venganza hizo estremecer incluso a los propios partidarios de los rusos; que, en el caso de ser alemanes (judios que aún sobrevivían) también recibieron el mismo castigo que sus compatriotas frente la furia ciega de los soldados. El autor utiliza diversos testimonios de alemanes y rusos para describir la situación. También menciona la amargura de los alemanes porque este genocidio no tuvo mayor importancia para la prensa occidental, ya que coincidió con el descubrimiento de los campos de concentración. Por otro lado, la URSS, como aliado mereció un trato de favor en lo que respecta a cualquier tropelía cometida (al igual que las que realizaron soldados aliados).  

Cap. XI: La política USA-GB de bomardeos sobre Alemania fue desmesurada y agravó, sin consecuencias militares visibles, los dolores de la población civil. El autor describe la situación desde el puntod de vista de los aviadores aliados y las víctimas civiles, así como los de la defensa antiaerea. La personalidad de Harris y como Churchill se desentendió de su política de arrasar las ciudades en vez de atacar objetivos industriales y otros decisivos para la guerra. Los últimos meses del 44 y los del 45 fueron un diluvio de bombas para Alemania. La población quedó traumatizada hasta el punto de caer en una apatía total luchando sólo por su supervivencia; no se creó un estado de opinión desfavorable a los nazis, sino al contrario. Desde el punto de vista militar, si bien obligó al mando alemán a derivar importantes materiales para la defensa de las ciudades no se justifica el ataque indiscriminado a civiles, que, en los últimos meses fue directametne dirigido contra ellos (vuelos de aviones destinados exclusivamente a atacar a la población civil). 

Cap.XII: El avance aliado después de la ofensiva de las Ardenas. Muy lento y a lo ancho de todo el frente; con prudencia para eliminar el peligro de contraofensivas alemanas, lo cual indicaba que el espionaje no se había dado cuenta que Hitler ya no tenía arrestos para otra. Debilidad de Eisenhower para plantear una ofensiva importante que hubiera acabado con la guerra meses antes. Grandes problemas entre Usa y GB a raíz de Montgomery, rechazado in totum por los generales yanquis. Churchill llego incluso a proponer a Alexander que por suerte fue rechazado por E. ya que era un incapaz. Falta de combatividad en las tropas aliadas; el fin se veía cercano y nadie tenía ganas de arriesgarse. El desastre de la última operación aerotransportada. Montgomery cruza el Rin en un despliegue tan exagerado que causa la risa de los americanos. 

Cap.XIII: Prisioneros del Reich: Los mejor tratados de los prisioneros fueron los anglos y yankis; luego los franceses, italianos (aunque hubo casos de gran crueldad con los últimos) etc, por último los rusos y los judíos en este orden. Toda Alemania estaba llena de mano de obra esclava; desde las fábricas, indiustrias de todo tipo y la servidumbre casera. Medio millón de ucranianas fueron deportadas como sirvientas para casas de familia. Gran mortandad en 1945 con la orden de Hitler de evacuar todos los campos de prisioneros según avanzaban los aliados.

Pag.627 El hambre de la nación holandesa. Como los alemanes redujeron al hambre al los halandeses a pesar de que el país no les creo ningun problema e incluso colaboraron con ellos. La saña de destrucción y fusilamientos siguió incólume hasta el mismo final de la llegada de tropas aliadas; fusilamiento un hora antes de llegar los británicos.

Cap.XIV El frente Oriental se desmorona: Eisenhower avanza sin prisa y decide, sin consultar a su mandos políticos, enviar un mensaje a Stalin dejándole entrar en Berlin. Medida que contrarió mucho a Churchill y fué convalidada por Marshall. Roosvelt, a punto de morir, quedó aparte. Pro y contras de la decisión de E.