lunes, 19 de mayo de 2008

Haiku

from: "Máximo"
Subject: la eternidad del instante

"como pétalos en una rama negra y húmeda;
aquellos rostros en la muchedumbre"
(Ezra Pound)

A veces en literatura como en la vida, la captación de un instante vale más que mil palabras. Ezra Pound a pesar del odio que supo atraer hacia sí por su colaboración con el fascismo, era un gran poeta y por lo mismo un hombre sumamente sensible. Los versos de arriba demuestran que tenía profundas intuiciones y sabía expresarlas en imágenes con una habilidad envidiable. Lo que me llevó a traerlo al cuaderno de Bitácora es que veo en esos versos una valorización especial del INSTANTE.

Muy lejos en el tiempo y el espacio, otros poetas hicieron de la valorización del instante todo un estilo literario. Me refiero a los cultores del Haiku.

"Un viejo estanque, se zambulle una rana: ruido del agua"

Este famoso haiku de Basho (Japón 1644-1694) representa claramente lo que quiero transmitir cuando digo "valorización del instante".

Algo más sobre el haiku: Dicho sea de paso, esos poetas -los del haiku-tenían que vérselas con una convención rítmica (5-7-5) y respetarla, pero no eran tan necios como para perder una buena imagen o idea por seguir la regla..¿Qué hacían? Pues inventaban sílabas convencionales que permitían cumplir con la estructura 5-5-7 y conservar la intuición original.

El poema anterior (la rana) es un caso de esos. Pues en japonés sería:

"furu ike ya kawazu tobikomu mizu no oto"

Donde "furu ike" quiere decir "viejo estanque", pero "ya" no quiere decir nada definido y sólo está ahí para cumplir con la estructura que exige el haiku. Es decir "ya" es una sílaba "comodín" usada en realidad -interpreto yo- para salvar la idea pues si no había que abandonarla y buscar otra. Pero Basho, como todo buen poeta, sabía que la convención rítmica estaba al servicio del arte y no a la inversa.

Abrazos Máximo