jueves, 8 de mayo de 2008

Tópicos sobre las enfermedades y la salud

Fech: 12 Nov 95
De: Antonio

Al ver la preocupación de algún compañero por la reducción de la presión arterial, se me ha ocurrido contar algo sobre los tópicos injustificados que se oyen todos los días.

" Tenía un constipado mal curado y le cogio una pulmonía"

Además de oirselo a mis pacientes lo leí el otro día con una redacción mas académica en el Pais (el periódico). Es dificil que un constipado se cure medicamente mal o bien, dado que hoy por hoy los médicos desconocemos como se cura el catarro común y además como se cura solo la verdad es que nos importa poco su tratamiento causal.

"Cogió frio y se constipo" "Se mojó y le dio una pulmonía".

Estas enfermedades se contagian, no se producen ni por el frio ni por el agua, si ello fuera cierto los exploradores polares estarían siempre constipados y los polinesios que se pasan media vida mojados se habrían extinguido por la pertinaz pulmonía.

No esta demostrado que ningún agente físico contribuya de verdad a aumentar el número de enfermedades infecciosas, lo cual como de costumbre no quiere decir que no pueda ser, pero de momento mejor archivamos esto con lo de los cuentos de la abuela.

Lo que si parece ayudar a que aumente el número de depresiones. p.ej. es la falta de luz que se produce en los paises nórdicos. Que por cierto se corrige poniendo en casa una iluminación a base de luz de color mas parecido al solar y de mucha intensidad, Faltaría una experiencia similar con habitantes no nórdicos que vivieran en la mismas condiciones para valorar el impacto en la pobalción general de las experiencias, parece que validas realizadas con paceintes nórdicos.

"Son plantes, no poden fer mal" (son plantas, no pueden hacer daño)

Si el paciente esta enfermo y por ellas abandona un tratamiento preciso para su salud, lo vi hace poco en un tuberculoso y en un SIDA, aunque en este último caso y teniendo en cuenta el estado del paciente poco importaba la verdad, ya le estan haciendo un daño indirecto y por lo demas las plantas son como las medicinas, las hay inofensivas, poco peligrosas y peligrosas. Hace falta asesorarse por un profesional serio y competente (que no tiene, así lo creo yo que ser médico para ello) y no comprar hierbas del mercadillo, dado que además su composición no está en absoluto garantizada.

"No me hará inyectbles que van mas directos".

Los inyectables intravenosos si, con los intramusculares el problema varía y de hecho muchos antibióticos se absorben mejor por via oral que por intramuscular, planteando la vía intramuscular un riesgo añadido de shock anafiláctico no despreciable. La chuletas que yo sepa se comen no se pinchan (esto también es un tópico barato pero sirve para salir del paso con el pinchazomano masoquista). Lo que me interesa es que se recuerde que los inyectables se deben poner siempre en un centro clínico que posea material de recuperación y sobre todo adrenalina y personal y material adecuado para intubar y se debe quedar uno veinte minutos después de lainyección en este lugar por si acaso, el ir pinchando antibióticos en domicilios es demasiado peligroso como para que se deba hacer, os propongo que os negueís a inyectaros domiciliariamente, dado que aunque el que pinche lleve encima el material que se precise, no es demasiado, lo normal es que no se espere veinte minutos a ver que pasa.

"La dieta en la enfermedad"

Salvo en las enfermedades digestivas y en las alergias alimentarias no hace falta ninguna dieta especial, no hace la mas mínima falta que a alguien que ya está bastante jorobado con su enfermedad encima se le prohiba comer.

Esto es especialmente ponzoñoso en las hepatitis, esta demostrado que fuera de los primeros días en que el paciente vomita y claro no se le puede dar ninguna grasa que aumente la vomitera, que un paciente con hepatitis en periodo de convalescencia puede tomar paella y lo que se le antoje, tampoco es cierto en absoluto que el reposo acelere la curación, pero hay que reconocer que bastantes médicos siguen aplicando tan estupidas como arcaicas normas, en muchas ocasiones por no reñir con los familiares.