sábado, 4 de octubre de 2008

H.U. Rudel. Piloto de Stukas

Rudel() Hans Ulrich Rudel "Piloto de Stukas" Editorial Acervo Barcelona 1994 pp.290 Tit.Orig: Trotzdem
Coment: El autor, coronel de la Luftwaffe, murió el 18-diciembre-1982 hizo 2.530 vuelos en Rusia y se le concedió la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro con hoja de roble, espadas y brillantes. Y fué el único soldado que alcanzó tal condecoración. El libro, de caracter autobiográfico, describe estas campañas. El autor lo cuenta desde la óptica de un militar alemán convencido de que su gobierno tiene la razón.

Hasta el cap. 4 Sus comienzos en la Luftwaffe fueron muy patosos, a pesar de que desde niño quiso ser piloto. Debido a sus dificultades iniciales adquirió fama de incompetente y no le dejaron participar en la campaña de Polonia, ni en Creta, ni en Francia. Recién se estrenó en la invasión a la URSS. Allí se muestra como un gran aviador. Durante los prolegómenos al sitio de Leningrado, hunde con una bomba de una tonelada el acorazado ruso Marat en el puerto de Kronstadt ganando sus primeros laureles. Posteriormente es desplazado hacia el centro, en dirección a Moscú, en en el eje Kalinin-jaroslaw, Staritza, por diciembre de 1941. Sus reflexiones políticas van en la dirección de que los rusos se estaban preparando, ergo fue mejor atacar primero.

Cap. 6 a 12 Prosigue sus andanzas por el país soviético. R. parece una máquina de matar cuyo único objetivo es hacer eso. Incluso cuando se casa apenas dedica unas pocas líneas al acontecimiento, nada a su mujer y el detalle que su padre los casó. Desde el Caucaso hasta el Dnieper R acompaña tanto la invasión como la retirada alemana. Por dos veces es condecorado por Hitler, y aunque es también sobrio en la descripción se nota que el Fuhrer le caía muy bién. Sobre los rusos destaca las grandes masas en movimiento, y la poca habilidad de los aviadores; la eficacia de las defensas aéreas enemigas y los patosos que eran los tanquistas rusos. Cuando escribe sobre civiles rusos lo hace en tono amistoso y parecen más que civiles víctimas de la invasión simplemente espectadores al margen... y con pocos sufrimientos. Ninguna alusión a brutalidades ni a los comandos de eliminación nazis. La impresión general es que la guerra era necesaria como medida profiláctica, ya que los rusos se preparaban para asolar Alemania.

Hasta el Cap 15 Rudel tiene varios accidentes y se salva en todos. Evidentemente tiene una suerte increíble. Llega la condecoración máxima que se la da el mismo Hitler (quién también la ha diseñado). Por supuesto describe al Fuhrer como un gran capitán que, a veces, es engañado por malos subalternos... o por sabotajes misteriosos que menciona pero no aclara. En general el libro transmite la visión de un militar que lucha por la libertad de Alemania, asediada por los rusos (despreciando el hecho de la invasión, como un golpe antes del golpe).

228 al final Los rusos avanzan implacablemente y Rudel se queja de las "hordas", se ven las cosas diferentes desde la derrota! Entrevista con Himmler (237), lo presenta también muy respetuosamente. El Fuhrer dando rodeos con Rudel (261). Incluso en plena derrota hay gente que no se lo toma a la tremenda (269). Comentarios sobre el bolchevismo y la falta de ayuda de Occidente! (273). Cae prisionero y sigue dándose ínfulas (280, if). Final con amargura, por una derrota que según él fue inmerecida.Vaya!