viernes, 2 de mayo de 2008

CD

¿Qué cuidados necesita un CD-ROM?

Los CD-Rom, aunque tienen una apariencia resistente, también pueden deteriorarse. Un problema frecuente al tratar con este tipo de soporte es que, tras introducir el CD-rom en el lector, el ordenador no presenta mensajes del tipo «el Cd-Rom esta sucio» o «No se puede leer en unidad X:». Una mancha de grasa o un exceso de polvo pueden provocar errores que impidan la lectura de estos, por lo que resulta conveniente limpiarlos con cierta periodicidad.

Nunca frotes un Cd-Rom con movimiento circulares. Para limpiarlo, deja correr, sin mucha presión, agua templada sobre su superficie, sacúdelo y elimina el agua con un paño limpio y suave, pero sin frotar.

Cuando cojas un CD-Rom, házlo por sus bordes o pasando un dedo por su orificio central. Nunca dejes los CD-Rom en un sitio expuesto al sol. Ten especial cuidado con el reverso del disco – el lado contrario al de la etiqueta– pues es donde se reside toda la información