sábado, 3 de mayo de 2008

Conciencia animal

Para aportar algo al debate transcribo el siguiente fragmento del libro de Karl Popper "En busca de un mundo mejor", Paidós. (pag 34-35 -los párrafos estan cambiados por mi para facilitar el análisis de cada uno. O sea que pongo punto y aparte, donde en el texto original puede haber punto y seguido).
______________________
________________________________

Las mejoras en el organismo y su entorno van asociadas a una extensión y mejora de la consciencia animal.

La resolución de problemas, la invención, no es nunca un acto completamente consciente. Siempre se consigue por medio de ensayo y error: por medio de pruebas y de la eliminación del error; esto significa, mediante interacción entre su organismo y su mundo, su entorno. Y en el curso de esta interacción la consciencia interviene en ocasiones. La consciencia, el mundo 2 [1] fué presumiblemente desde el principio una *consciencia evaluadora y discerniente* (en cursiva en el original), una consciencia resolutora de problemas.

He dicho de la parte animada del mundo físico 1 que todos los organismos son resolutores de problemas. Con respecto al mundo 2 mi suposición básica es que esta actividad resolutora de problemas de la parte animada del mundo 1 determinó la aparición del mundo 2, del mundo de la consciencia.

Pero no entiendo por esto que la consciencia esté todo el tiempo resolviendo problemas, como dije acerca de los organismos. Todo lo contrario. Los organismos están ocupados en la resolución de problemas un día sí y otro no, pero la consciencia no sólo se interesa por la resolución de problemas, aunque ésta sea su función biológica más importante.

Mi hipótesis es que la tarea original de la consciencia fue anticipar el éxito y el fracaso de la resolución de problemas y señalar al organismo en la forma de placer y dolor si éste se encontraba en la senda correcta o equivocada para la solución del problema (hay que entender "senda" inicialmente -como en el caso de la ameba- de forma bastante literal como la orientación física de la trayectoria del organismo).

Mediante la experiencia de placer y dolor la consciencia ayuda al organismo en sus viajes de desubrimiento y en sus procesos de aprendizaje. Interviene así en muchos de los mecanismos de la memoria, que -una vez más por razones biológicas- no pueden ser todos conscientes.

Creo muy importante constatar que no es posible que la mayoría de los mecanismos de la memoria sean conscientes. Se interferirían mutuamente. Precisamente por esta razón -y esto puede mostrarse casi a priori- existen eventos conscientes e inconscientes bastante intimamente relacionados entre sí.

De ahí, casi inevitablemente, sea crea un ámbito del inconsciente, fundamentalmente vinculado a nuestro aparato de memoria. Contiene ante todo una especie de mapa inconsciente de nuestro entorno, de nuestgro nicho biológico local.

La organización de este mapa y de las expectativas que contiene, y las subsiguientes formulaciones lingüísticas de las expectativas, es decir, de teorías, constituyen la tarea del aparato cognitivo, que tiene por lo tanto aspectos conscientes e inconscientes que interactúan con el mundo físico, el mundo 1, con las células; en el hombre, con el cerebro.

Notas: [1] Mundo 2: significa en el contexto de este artículo "el mundo de nuestra experiencia, en especial la experiencia de los seres humanos."(pag 22). Los otros dos mundos son "el mundo físico 1 de cuerpos y estados físicos, acontecimientos y fuerzas" y "el mundo 3 de productos mentales" (pag 24), es decir "el mundo de los productos objetivos de la mente humana...como los aviones, los libros, los ordenadores...las cacerolas o las porras"(pag 23)