miércoles, 21 de mayo de 2008

El español, como franquicia

From: Angel Romera Valero
Date: Sun, 23 Apr 2000 21:32:14 +0200
--------
El suplemento 'Empresas' del número 8.373 (23-IV-2000) de 'El País' publica un interesante reportaje de Paz Escorihuela no accesible en la versión electrónica del diario: "El español como franquicia. La Alianza Hispana de la Lengua quiere atender el aumento de la demanda de la enseñanza del castellano por todo el mundo completando la labor del Instituto Cervantes", p. 11, que paso a extractar.

Se trata de una iniciativa que complementa la labor del Instituto Cervantes difundiendo la lengua por los países a que no llega ni va a llegar y ofreciendo un empleo a los jóvenes o aquellas personas que lo deseen.

Se trata de la primera franquicia ciento por ciento española de enseñanza del idioma español, y se denomina Alianza Hispana de la Lengua (AHLE).

Habida cuenta de que el español es uno de los idomas con más proyección y que se sitúa en segunda posición como lengua más estudiada después del inglés, se espera un gran retorno económico en la iniciativa fraguada por el presidene de este organismo, Pedro Díaz Chavero, que se empleará en continuar las actividades y el desarrollo de la difusión del idioma español.

La idea de realizar esta franquicia le vino a Chavero siendo canciller de la Embajada epañola en Estocolmo hace cuatro años. "Me di cuenta de que mis hijos tenían que estudiar obligatoriamente en sueco o en inglés y que, aunque hubiera querido, no existía ningua posibilidad de que lo hicieran en español. A partir de ahí empecé a pensar, junto con otra serie de personas, en cómo satisfacer las necesidades de quienes desearan aprender nuestro idioma, y fundamos en 1997 la Asociación para la Difusión del Español y la Cultura Hispánica (ADES). Tras ello, vimos claro que el mejor instrumento jurídico para llevar a cabo esta difusión era la franquicia; de este modo nosotros imponemos unos parámetros de garantía y calidad, además de que, con la inversión que se requiere, ya se supone que el franquiciador va a esforzarse en que funcione bien y, con el retorno obtenido, la Alianza puede continurar su labor".

"Hasta el momento, aparte de la importante labor de los 35 centros del Instituto Cervantes, el resto de enseñanza en español está en su inmensa mayoría en manos de extranjeros, al igual que ocurre con las editoriales, de modo que no parece mala idea poner en marcha un proyecto realizado por españoles, al final, los que teóricamente saben más del idioma".

El derecho de entrada en la franquicia es como mínimo de dos millones de pesetas, y, en cuanto al IVA correspondiente, deberá ser liquidado e ingresado directamente por el franquiciado según las normas tributarias del país donde esté situado el centro. La cifra mencionada se entiende para un país en vías de desarrollo. y se negociará un derecho de entrada en la franquicia distinto en países integrantes de la Unión Europea, Canadá, Argentina, Estados Unidos, Chile y países integrantes del tratado Mercosur, Nafta y Commonwealth, países integrantes de la OPEP, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Singapur, Australia, Nueva Zelanda y en general en los países denominados desarrollados. Respecto al "royaltiy" correspondiente a AHLE, es decir, la cantidad abonada al franquiciador por parte del franquiciado de forma periódica, proporcionalmente a la facturación total obtenida, consecuencia del negocio, se establece en un 10% y se dará cada mes.

"Creemos que se trata de una oportunidad de obtener empleo que además tiene continuidad. La verdad es que muchos jóvenes filólogos, por ejemplo., están esperando que les llamen del Instituto Cervantes para tener trabajo; pero la realidad es que no hay para todos. Nuestra franquicia puede ser un modo de ganar dinero, tener una estabilidad profesional y tener también el placer de fomentar el propio idioma", señala Chavero.

Para el futuro la AHLE no descarta abrir franquicias en otras lenguas oficiales de España.

En cuanto a metodología, para la elaboración del programa docente AHLE ha tomado como referencia los principios metodológicos reflejados en el plan del Instituto Cervantes, ya que se ajustan al proyecto deseado, definen los fundamentos básicos de una enseñanza de español como lengua extranjera de calidad en el exterior y tiene en cuenta la formación de un profesorado.cualificado. "La franquicia ofrecerá cursos de español y cursos de cultura hispánica; con eso, de momento, hay bastante; más adelante iremos ampliando [...] El uso de la lengua se entiende con fines comunicativos; así, nuestro método será poniendo el énfasis en los procesos naturales de aprendizaje [...] Y en cuanto al uso de nuevas tecnologías, Internet estará totalmente integrado en el aprendizaje".

La oferta de cursos será, por un lado, español general. Se realizarán pruebas de nivel para formar grupos, español de los negocios y español para jóvenes adolescentes (10 a 15 años). Entre otros temas que contempla la franquicia, está el que hace referencia a la publicidad y promociones. En este sentido, las cuotas determinadas en el plan de mercadotecnia que se destinan a estos conceptos no podrán ser superiores, salvo acuerdo entre franquiciado y franquiciador, al 10% de las ventas totales brutas anuales presupuestadas.

En cuanto a su distribución, la establecerá el franquiciador y, como mínimo en publicidad general, servicios comerciales y publicidad local. Como en toda franquicia, existe también una serie de derechos y deberes que se refieren a marcas registradas y su protección, local y territorio , personal docente de la franquicia, contratación del mismo, control de gestión y potenciación del negocio, obligaciones permanentes del franquiciador, del franquiciado, administración y contabilidad, material didáctico, que proporciona el franquiciador, y mejoras en la propia franquicia.

La Asociación para la Difusión del Español y la Cultura Hispánica lleva a cabo una serie de actividades. Durante 1999, desarrolló una revista de corte literario "en la que se dan cita importantes personalidades de las letras españolas, se reflejan proyectos didácticos y se apoya de forma continua a los jóvenes narradores". Respecto a los proyectos para el presente año, continúan la elaboración de material didáctico y el fomento de la actividad docente, y además tienen en marcha un cederrón , libro y página "web" sobre las juderías en España, como parte del proyecto "Presencia judía en España, una aproximación al patrimonio común"; un cederrón de literatura española e hispanoamericana, la revista ADES MEDITERRÁNEO, un programa de radio de integración social y cursos de formación de profesores saharauis de español, así como antención de forma permanente al profesorado de español saharaui en los campamentos de refugiados de Argelia.

Saludos a todos.
Ángel Romera

1 comentario:

eiga-chan dijo...

Muy bonito pero, como bien pone en el encabezamiento de la noticia, esto es del año 2000.