martes, 29 de abril de 2008

Gestión de conocimientos

Date: Thu, 5 Apr 2001 14:24:58 -0300
--------
El Boletín del Programa Innovación/PYMES
Marzo 2001
LA GESTION DE LOS CONOCIMIENTOS

La cultura y la tecnología
La Conferencia Europea de Gestión de los Conocimientos es el primer paso que da Europa en ese terreno. El encuentro, en otoño del 2000, duró tres días y asistieron expertos de todo el mundo para hablar de sus experiencias y proponer maneras de progresar en la nueva economía cognitiva.

La gestión de los conocimientos (KM, Knowledge Management) intenta buscar las facetas intangibles de la cultura de organización y de forma (o sea, la manera de organizar y de dar forma), que tan esenciales son para la innovación y el éxito. Esas características parece ser que se sitúan, digamos, entre, y no dentro de, las estructuras oficiales y los procesos organizadores.

"La cumbre de Lisboa colocó por primera vez en la agenda política a las tecnologías de la información y de la comunicación, reconociendo así el nuevo poder del saber en la economía y su impacto en la industria - estamos hablando de la transición a la economía cognitiva." Con estas palabras dio la bienvenida Rosalie Zobel, de la Comisión Europea, a los delegados a esa primera conferencia cognitiva, con exposición y todo, que se celebró del 20 al 22 de noviembre y que atrajo a más de 2.800 personas - rompiendo todos los récords de encuentros cognitivos. Que se pensaba sobre todo en el aspecto económico se puso de manifiesto escuchando a muchos oradores de la industria, grandes empresas a la caza de ideas para completar sus propios intentos, y pequeñas agencias de consultores y grupos de investigación que encuentran soluciones a los problemas que minan este territorio.

La gran variedad de las presentaciones y sus enfoques interdisciplinarios reflejan las muchas facetas de esta nueva ciencia que parece iniciar su carrera con dos miradas distintas - la mirada técnica que busca los productos, y la mirada cultural que busca los procesos. Ambas tienen sus abogados, aunque muchos oradores intentaron concebir una síntesis de las dos en una visión 'totalizante'.

Activos intangibles

Ron Young de la empresa "Knowledge Associates" hizo un contraste de esas dos maneras de ver el asunto en su intervención inaugural. "La primera manera pretende que el saber humano, el conocimiento, puede ser objeto de representación y, por ello, de captura - ésta es la visión explícita, que ve sobre todo el producto que nos dan los sistemas de información y de control de documentos. La segunda manera reconoce que buena parte del saber es 'tácita' y no puede almacenarse como si fuese una cosa, ni puede apropiarse y que se vive como asuntos que flotan en el aire de los tiempos y que le dan a uno alas, imaginación, poder y la sensación de formar parte de algo, de compartir algo con muchos ausentes. Estas dos maneras sugieren diferentes estrategias pero la verdad es que hace falta un enfoque integrador que combine lo mejor de las dos perspectivas." Otros oradores trataron el mismo tema.

Las redes y el compartir son esenciales para una eficaz gestión de los conocimientos (KM). Si el verdadero saber no se puede convertir en una "cosa" que uno pueda poseer porque sólo existe en las memorias individuales y en lo que se llama la cultura de las empresas o de las corporaciones, los que hoy se dedican a la gestión del saber (KM) tendrán que conformarse con encontrar el 'contexto' correcto para una utilización eficaz de los conocimientos o saberes aun sin 'poseerlos en la mano'. En vez de intentar 'agarrar' el saber y convertirlo en informaciones y datos, hay que crear entornos empresariales o corporativos capaces de compartir conocimientos.

El uso de la terminología de la ecología es deliberado. Como dijo Leif Edvinsson, de Skandia, "En vez de las analogías al uso con el ordenador y con las máquinas, tenemos que servirnos de metáforas biológicas. Las empresas y corporaciones tienen que convertirse en cooperaciones, en vez de hablar de empresas como si fueran instituciones hay que hablar de la capacidad de emprender cosas como si fuera, que lo es, una actividad - y esto exige una nueva taxonomía." Este tipo de sugerencias vienen de la línea de fuego de los que están conquistando conceptualmente ese territorio de la gestión de los conocimientos (KM) pero Edvinsson les obligó a pensar en la dura realidad de la economía. "El setenta por ciento del valor de la Philips no se puede contabilizar, es invisible, intangible. Philips no necesita un nuevo programa informático de contabilidad, lo que necesita es un nuevo estilo de contabilidad, nuevos sistemas de informes. Es el problema de todo el mundo en la economía cognitiva. Los jefes de empresa tienen que preguntar cómo les van a pagar por sus activos intangibles. ¿Quién es el propietario del saber, de los conocimientos? ¿Quién es el propietario del 70% de su empresa?"

Orador principal Larry Prusak. "El cambio requiere pasión - a uno le tiene que preocupar en serio el conocimiento para producir cambios."

El saber hablar

Dan Holsthouse describió los esfuerzos de la Xerox Corporation para mezclar los aspectos culturales y técnicos de la gestión de los conocimientos. Le parece absolutamente necesaria la idea de compartir el saber así como la capacidad de conceptualizar y comunicar experiencias que se repiten una y otra vez. Una encuesta de las prácticas de los ingenieros de Xerox, y de su 'cultura', mostró que los mejores emplean constantemente palabras como 'lenguaje' y 'conocimientos' (knowledge), y comparten soluciones. Y al revés, los menos mejores, por así decirlo, esconden sus informaciones en los recónditos recovecos de sus cerebros. Hablan de información y de datos como si fueran asuntos que no tienen nada que ver con ellos. "Estos resultados nos llevan a preguntar si se puede enseñar a la gente a compartir lo que saben. ¿Se puede cachear a la gente a ver si llevan conocimientos escondidos?", dijo Holsthouse para terminar su intervención. Según él, para sembrar valores culturales hacen falta reglas, normas. "Cada persona humana tiene que asumir responsabilidad para arrimar el hombro a la construcción y el uso de una base de conocimientos, buscando soluciones antes de ponerse a diseñar nuevas, reconociendo el mérito de los demás, dejando atrás la cultura de que cada cual es responsable de acumular su saber, en nombre de una cultura de compartir el saber."

Stephen Denning, del Banco Mundial, contó sus experiencias con las técnicas de gestión de los conocimientos como agentes del cambio, en particular la idea de contar historias, que adoptó después de usar y desechar otras muchas técnicas. "¿Cómo puede uno dialogar con diez mil personas? Lo intentamos con carteles, con cuñas sonoras, pero nada que hacer, mucha resistencia, mucha y sistemática," dijo. En vez de eso contó la historia de cómo se resolvió un problema médico en un país africano haciéndolo pasar por toda la organización hasta que un colega en Canadá recordó una posible solución. Esto le chocó a uno de los dirigentes del Banco Mundial. "Dijo 'nosotros somos como ellos, debemos trabajar como ellos'," contó Denning.

Para él si esta técnica tiene éxito es que puede transportar conceptos multidimensionales. "Nuestras cabezas no están vacías, no son cajones vacíos que hay que rellenar, no, tienen conocimientos tácitos que sólo esperan una chispa para despertarse. Las historias que uno cuenta juntan el saber con la actuación, lo que le permite a la gente rellenar los vacíos."

Cooperar, no competir

Hubo una exposición con 120 barracas que atrajo mucha gente. Los expositores comentaron el éxito de público. "Esto de la gestión de los conocimientos (KM) interesa a muchas partes de la vida económica," dijo el expositor Jan Schalkwijk, de la empresa Knowledge Concepts. "Requiere trabajar en equipo, requiere asociaciones, se trata de cooperar, no de competir. Y eso es lo formidable de esta exposición - encontramos socios potenciales, no sólo clientes."

La empresa Knowledge Concepts colabora con otras dos pymes, la EMD y la Semio Corporation, para ofrecer soluciones KM cortadas a la medida. La primera, la EMD, pone el soporte de la software, basada en sus muchos años de experiencia creando redes internas (Intranets). La Semio pone tecnologías lingüísticas que 'anotan' y analizan datos textificados. Y la Knowledge Concepts añade métodos multilingües para rastrear y encontrar conocimientos.

Rosalie Zoble insistió en lo de la capacidad multilingüe, a quien le parece que es una gran oportunidad para europeos. "Europa tiene mucha experiencia de multiculturalismo y multilingualismo como problemas que de repente se transforman en recursos en el campo de la gestión de los conocimientos, donde la interconnectividad es tan vital."

En esta conferencia se inauguró el Foro Europeo de Gestión del Saber (European Knowledge Management Forum). Con el lema 'KM Made In Europe', esta operación concertada, financiada por la Comisión, pretende unir a toda la gente interesada por la KM (gestión de los conocimientos) en una masa autónoma de organizaciones y personas capaces de intercambiar ideas; definir normas y desarrollar visiones estratégicas.

Contacto

P. Timmers, Comisión Europea
DG de la Sociedad de la información
Comercio electrónico
Tfno. +32 2 299 0245
Fax +32 2 296 8365
paul.timmers@cec.eu.int
http://www.kmeurope.com/