jueves, 24 de abril de 2008

Salvar a los elefantes

-SALVANDO A LOS ELEFANTES: Aunque algunos estudios dicen que el tráfico de
marfil es un peligro muy grande que amenaza con la extinción de los elefantes
africanos, hay otro problema aún peor...


La pérdida de hábitat es una amenaza más grande para los grandes elefantes
africanos que la cacería a la que se ven sometidos debido al tráfico de marfil.

Los últimos estudios indican que los elefantes logran persistir durante algún
tiempo a la presión del Hombre, para luego desaparecer de forma súbita.

Richard Hoare y Johan Du Toit de la University of Zimbabwe creen que las
poblaciones de elefantes suelen mostrar inicialmente una cierta tolerancia ante
el establecimiento de nuevas poblaciones humanas, pero que después empiezan a
declinar hasta casi desaparecer debido a que no pueden recuperarse.

Los expertos piensan que es fundamental encontrar modos de coexistencia entre
humanos y elefantes, sobre todo porque estos últimos viven o se mueven en zonas
que en un 80 por ciento se hallan fuera de los territorios protegidos.

Hoare y Du Toit estudiaron una región en particular, Sebungwe, en el noroeste
de Zimbabwe. En ella existe un 40 por ciento de zona protegida y el resto está
dividido en tres distritos contiguos donde los humanos han avanzado de forma
progresiva desde los años cincuenta, buscando lugares donde expandir su
producción agrícola. En estos tres distritos existen en la actualidad unos
12.000 elefantes.

Examinando la situación, es posible determinar que el número de elefantes no
resulta afectado por el número de personas que viven en la región hasta que la
población humana alcanza una cifra de 28 individuos por milla cuadrada. A partir
de este umbral, los elefantes desaparecen. Es decir, estos animales sí pueden
coexistir con los humanos, pero sólo hasta cierto punto. Después deben dirigirse
hacia otras zonas menos perturbadas por la presencia de los hombres.

El hallazgo es importante porque permitirá a los agricultores seleccionar
nuevas áreas de cultivo en las que los elefantes no resulten perjudicados por su
presencia. Sólo así podremos evitar que acaben extinguiéndose, y no precisamente
por la persecución de los cazadores furtivos.

Información adicional en:
http://conbio.rice.edu/scb

Imagen:
http://hiddentrails.com/africa/images/elephant.jpg
(El elefante africano.) (Foto: Hidden Trails)