lunes, 28 de abril de 2008

Innovación en diagnósis médica

Noticias de la Ciencia y la Tecnología-28
From: ciencia-request@amazings.com
Date: Fri, 28 Aug 1998 06:11:03 -0500 (CDT)

RENOVANDO LA BIOPSIA, LA ELECTRO-OCULOGRAFIA, Y LOS OFTALMOSCOPIOS

De entre las numerosas técnicas de diagnosis médica que están registrando importantes avances, en este artículo hablaremos de tres de ellas. Por un lado, la biopsia óptica. Por otro, los sistemas de SensoMotoric Instruments, dedicados a examinar el movimiento de los ojos para evaluar trastornos vestibulares, y que superan la eficacia de los procedimientos convencionales de electro-oculografía. Como colofón, una sonda de fibra óptica, fácilmente incorporable en un oftalmoscopio convencional, que es capaz de detectar en el ojo ciertos indicios que suelen preceder a la formación de cataratas.

LA BIOPSIA OPTICA

Detectar con la mayor precocidad posible la formación de un tumor canceroso es la principal arma para combatirlo. Por otro lado, una mayor o menor rapidez en los análisis efectuados a un paciente cuando existe la sospecha de que está aquejado de cáncer, puede marcar una dramática diferencia en las posibilidades de supervivencia. Los procedimientos convencionales de análisis suelen requerir un tiempo de procesamiento que en algunos casos podría resultar muy valioso para garantizar una más rápida actuación, y acostumbran a precisar de cirugía.

Una nueva técnica, denominada OBS, y descrita como Biopsia Optica, ha sido ideada en el Laboratorio Nacional de Los Alamos, Estados Unidos. Consiste en una sonda que se introduce dentro del cuerpo, y en un segmento informático de apoyo que procesa las lecturas y ofrece gráficos.

La clave del sistema es su capacidad para distinguir de manera óptica entre células cancerosas y células sanas. Ello se basa en la emisión y recepción de luz visible y luz ultravioleta. Empleando fibra óptica, el OBS proyecta cuarenta destellos de diferentes longitudes de onda, en un orden que va desde los rayos ultravioleta hasta la luz roja. El ciclo dura menos de un segundo. Un sensor, también de fibra óptica, se ocupa de capturar los fotones reflejados por las células. Dependiendo de las características propias de cada una de ellas, unos fotones serán absorbidos, otros rebotarán, y se producirán determinados efectos. Cada tipo de tejido sano posee, en base a su composición molecular, un patrón lumínico característico, que puede identificarse y compararse con otros. Por tanto, si las células examinadas son cancerosas, su patrón lumínico será diferente, y eso las delatará.

Esta técnica presenta la inmensa ventaja de permitir la detección de procesos cancerosos en una fase de desarrollo más precoz que la que pueden percibir los análisis tradicionales. Otras de sus bazas son el poco tiempo que dura el examen (de hecho, proporciona información al momento), la no necesidad de intervención quirúrgica, y la posibilidad de examinar varias zonas durante el análisis.


VIDEO-OCULOGRAFIA

El estudio del movimiento de los ojos es un elemento importante, y a menudo esencial, en las pruebas tendentes a identificar y evaluar trastornos vestibulares. Los métodos convencionales, como la electro-oculografía, o la foto-electro- oculografía son complejos, requieren mucho tiempo, y su grado de precisión no es el que sería ideal.

Por ello, la empresa alemana SensoMotoric Instruments ha desarrollado el 2D VOG (Video OculoGraphy) y el 3D VOG, éste último de mayores prestaciones que su hermano menor. El equipo básico se compone de una máscara ocular, de aspecto parecido a unas gafas de buzo, y el correspondiente segmento informático. El movimiento de los ojos se registra sin necesidad de contacto directo. Unas diminutas cámaras de video de alta resolución, por infrarrojos, se encargan de la tarea. El software procesa además las imágenes para proporcionar una serie de datos y mediciones. Este sistema ofrece mayor precisión que los métodos convencionales, y además conlleva exámenes más sencillos y rápidos. Como ventajas adicionales, cabe citar su utilidad como herramienta docente para estudiantes, al permitir la observación en un monitor de las reacciones oculares de los pacientes, y, en general, la flexibilidad del sistema, capaz de adaptarse a un amplio abanico de modalidades de uso, incluyendo el almacenamiento informatizado de datos. El aparato está indicado no sólo para facilitar la diagnosis de dolencias vestibulares y neurológicas, sino también en el campo de la oftalmología. La versión 3D VOG resulta además ideal para estudios psicológicos relativos a percepción y orientación.

En otro orden de cosas, cabe mencionar también que esta empresa viene realizando una interesante labor en otras aplicaciones de su tecnología electro-óptica más allá del ámbito exclusivo de la medicina. Por ejemplo, ha desarrollado dispositivos visuales para cascos de Realidad Virtual, estudios ergonómicos de utensilios, y otras cuestiones.

PARA UNA MEJOR PREVENCION DE CATARATAS

Entre las tecnologías recién desarrolladas que pueden contribuir a lograr diagnósticos oftalmológicos más precoces, destaca la que ha puesto a punto un equipo de especialistas del Lewis Research Center de la NASA, en Estados Unidos. La invención consiste en una sonda de fibra óptica, fácilmente incorporable en un oftalmoscopio convencional, que es capaz de detectar en el ojo ciertos indicios que suelen preceder a la formación de cataratas.

El instrumento emplea luz láser de baja potencia, incapaz de dañar la vista, y se complementa con un segmento computerizado.

Las señales recogidas son procesadas de modo que se crea un patrón que luego puede compararse con otros posteriores del mismo paciente con el fin de verificar si se han producido cambios preocupantes que revelen la formación de cataratas.

(Por: Juan Miguel Soriano)