jueves, 24 de abril de 2008

El niño

LA VANGUARDIA DIGITAL
LA VANGUARDIA DE LA CIENCIA
La pesca del Pacífico podría depender de ciclos climáticos Un ciclo de 25 años causaría las oscilaciones en las capturas

LVD - 16.26 horas - 10/01/2003

Washington. (EFE).- El Pacífico sufre profundos cambios de temperatura en ciclos de unos veinticinco años, que ayudan a explicar las enormes variaciones en las capturas de pesca comercial en Latinoamérica, sobre todo de sardinas y anchovetas.

Científicos de EEUU y Latinoamérica proponen en un artículo que publicará la revista "Science" en su edición de este viernes que esos fenómenos se llamen "El Viejo" y "La Vieja", ya que los ciclos son más largos que los de "El Niño" y "La Niña", que ocurren entre cada tres y siete años.

Los investigadores partieron de las enormes oscilaciones en las capturas de anchoveta (variedad suramericana de la anchoa), que son muy abundantes en períodos de unos veinticinco años, para luego caer de forma acusada, en ciclos de similar duración durante los cuales abundan las sardinas, muy escasas en el período de las anchovetas.

Descubrieron que esas oscilaciones se producen en ciclos de temperaturas del agua algo más bajas, lo que favorece a la anchoveta, y temperaturas altas, cuando hay abundancia de sardinas.

Además de las temperaturas del agua, se han descubierto otros factores, como cambios en la temperatura del aire, fluctuaciones en el dióxido de carbono atmosférico y otras variables químicas, "que fueron destacadamente similares en fase y duración a los registros biológicos", señala el artículo.

El principal científico de la investigación, Francisco Chávez, señaló a EFE que "habíamos notado cambios a largo plazo. Hemos unido los hallazgos y sugerido que están ligados. Que se trata de un fenómeno a gran escala".

Chávez, oceanógrafo y biólogo nacido en Perú, que trabaja en el Instituto de Investigación del Acuario de Monterey Bay (California), explicó que en el Pacífico se producen, de forma cíclica, cambios debido a las variaciones de la pauta de los vientos alisios que generan alteraciones en la profundidad de las capas de agua de temperatura cálida (termoclina).

Cuando los alisios soplan de este a oeste, en la cuenca oriental del Pacífico, la termoclina está más cerca de la superficie, aumenta la temperatura del agua y hay más nutrientes, lo que causa una explosión de la población de sardinas. El ciclo contrario ocurre cuando cambian los alisios, lo que hace que las capas de agua cálida estén más profundas y sean más frías, lo que potencia la presencia de anchovetas.

Chávez reconoció, en una entrevista telefónica, que lo que aún no se ha hallado es si el origen de estos ciclos largos está en los vientos, o en el cambio en la temperatura de las aguas, aunque dijo que "los oceanógrafos creemos que la clave está en el océano".

A su vez, estos cambios cíclicos sufren también la influencia de los fenómenos de "El Niño" y "La Niña". Chávez explicó que en los ciclos largos cálidos "se aprecian unas anomalías térmicas que son muy similares a las que se producen en los períodos en que 'El Niño' es más intenso", si bien dijo que hacen falta más ciclos para poder demostrarlo. Los datos llevan recopilándose desde hace 100 años y, por lo tanto, sólo han podido registrarse las oscilaciones de dos ciclos completos.

La investigación es importante porque puede ayudar a entender y prever la forma en que se producen las capturas pesqueras en el Pacífico, ya que en Japón se lleva a cabo una pauta de capturas similar a las de Perú o California. Pero Chávez indicó que se han hallado pautas similares a largo plazo en otras pesquerías, como la de sardina en Sudáfrica o la de arenque en el mar del Norte.

La investigación recuerda que el "régimen de anchoa" entre los años 50 y el comienzo de los 70 "condujo al establecimiento de la mayor pesquería mundial de una sola especie, la pesquería peruana de anchoveta". Igualmente, el "régimen de sardina" que imperó durante los años 30 y 40 generó una importante industria del sector en California, que luego se derrumbó con el declive de las capturas.

Sin embargo, los cambios en la pesca comercial son sólo parte "de las muchas perturbaciones biológicas" que se producen en todo el Pacífico y que sólo ahora están comenzando a investigarse, según el artículo.

Las investigaciones fueron realizadas por científicos del Centro de Investigación Biológica de La Paz (México) y el Instituto del Mar en El Callao (Perú), y el Instituto de Investigación del Acuario de Monterey Bay (California, EEUU).