miércoles, 16 de abril de 2008

alcohol

Fech: 30 May 96
De: ALFREDO RIVERA
A: ANTONIO RODRIGUEZ BABILON
Tema: alcohol


RG> le preguntó si bebía mucho agua el respondió "Ah, ¿pero se
ha de beber agua?". Me comento que la pregunta del doctor le
pareció tan rara (...)

ARB> alcohol, repetía que nunca. Se me
ocurrió preguntarle si había bebido vino y me dijo, "hombre si
unos seis litros diarios, pero alcohol jamás". Me quedé con
la duda de como se podían beber seis litros de vino al día

Me atrevo a soltaros este pequeño rollo ;-):

Es algo muy habitual en enfermos alcohólicos. El efecto de la
tolerancia es común a la mayor parte de drogas:

(Avraam Goldstein, Adicción, Ediciones neurociencias,
Barcelona, 1995)

"La toma de una droga adictiva repetidas veces, durante un
largo período [según la droga en cuestión] la droga empieza a
ser menos y menos efectiva, de modo que se necesita más
cantidad para producir el mismo efecto anterior. A este efecto
se le llama tolerancia".

"En la tolerancia metabólica, el cuerpo (principalmente el
hígado) se adapta a una droga desarrollando una capacidad
creciente para destruirla, de forma que una dosis que era
efectiva inicialmente cada vez lo es menos. (...) Un ejemplo
es el pentobarbital, ampliamente recetado en el pasado para
los trastornos del sueño [...] Una dosis suficiente para
provocar el sueño permanece en la sangre durante unas pocas
horas, pero con dosis repetidas la droga se destruye más y más
rápidamente y de ese modo se vuelve menos efectiva".

Esto mismo sucede con el alcohol, pero a más largo plazo.
Además, como comentario, decir que los barbitúricos y el
alcohol tienen tolerancia cruzada.

"La tolerancia celular se deriva de cambios fundamentales en
el cerebro mismo. En contraste con la tolerancia metabólica
que raramente es extremaa, esta adaptación del cerebro es
responsable de un grado extremo de tolerancia que pueden
desarrollar drogas tales como la morfina y la heroína." (el
alcohol también, por supuesto). "Las neuronas se adaptan a la
droga, volviéndose menos sensibles con una exposición
continuada. Incluso en el momento en que la primera dosis
desaparece, el repetir esa dosis producirá un efecto
ligeramente inferior al anterior, y la dosificación habrá de
ser aumentada para obtener de nuevo la intensidad original de
la droga. Como las neuronas continúan adaptándose a dosis de
droga más y más altas, su función permanece aparentemente
normal a pesar de que están siendo bañadas en droga. En este
estado, cuando el efecto psicotrópico de una dosis se ha
disipado, queda una considerable concentración de droga,
suficiente como para haber provocado al principio un efecto
conductual extremo (posiblemente incluso la muerte). La
aparente normalidad de la función cerebral enmascara un cambio
subyacente que sólo se manifiesta si se retira la droga. El
cerebro se ha hecho dependiente de la droga."

En cualquier caso suele pasar, que con el tiempo y la
tolerancia se supera con creces la capacidad. Recordar aquí,
que en el hígado comienzan a producirse lesiones a partir de
los 70-80 gr./día (menos de un litro de vino, poco menos de un
par de litros de cerveza, etc...) de alcohol ingeridos en los
varones, en las mejores este valor es menor.

La fórmula para cálcular los gramos de alcohol consumidos es
la siguiente: graduación x ml x 0,79 = nº de gramos 100

Siento haberos pegado este rollo, pero hoy se ve que servidor
estaba un pelín inspirado (lo siento por vosotros).

Por cierto, no debería ser habitual que un enfermo alcohólico
recuperado (1 año abstinente mínimo) cuando va al médico se le
diga que puede beber bitter sin o cervezas sin. Esto suele ser
uno de los principales motivos de recaida.

Pienso que en las facultades de medicina y personal sanitario
en general deberían conocer mucho más a fondo el tema de las
drogas y muy especialmente el del alcohol.

No en vano en España tenemos que: - Entre el 3 y el 4% de
todas las defunciones por cáncer pueden ser atribuibles al
alcohol. - El riesto de tener un accidente de tráfico está
relacionado directamente con el grado de alcoholemia sobre
todo a partir de 0,5 g/l. Este riesgo aumenta en relación
lineal pero se hace exponencial a partir de los 0,9 g/l3. - Un
17% de todos los accidentes laborales pueden ser atribuidos al
alcohol. - La frecuencia del síndrome alcohólico fetal es del
1 a 3 por mil nacimientos aunque formas de expresión parcial
son aún más frecuentes. - Entre el 15 y el 20% de las camas
hospitalarias están ocupadas por pacientes con problemas de
salud relacionados con el alcohol. - Entre el 15 y el 20% de
las consultas ambulatorias están relacionadas con estos
procesos. (otra cosa es que se detecte y trate el alcoholismo
). etc... etc... etc...

(Fuente: Plan nacional sobre drogas. El profesional de
Atención Primaria de Salud ante los problemas derivados del
consumo de alcohol. Madrid 1994.)

Gracias por la paciencia ampliamente demostrada por vosotros,
y perdón por la extensión. Juzguen Vds. mismos si se
corresponde con la importancia del tema tratado.

Hasta otra...

Alfredo Rivera