miércoles, 23 de abril de 2008

Capital Riesgo

ZDnet 25 de enero de 1999

http://www.zdnet-es.com/pcweek/pcw/entrevista.html


Nuria Oliver, investigadora del Media Lab del Massachsetts Institute of Technology (MIT)

"Aunque en España hay buenas ideas, al no haber capital riesgo la gente aprende a no arriesgarse"

Ana Oliva

A pesar de su juventud, Nuria Oliver no ha perdido el tiempo en sus veintiocho años de vida. Ingeniera Técnica Superior en Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid, tras ocho meses trabajando en el departamento de I+D de Telefónica, decidió recalar en el Media Lab, el prestigioso centro creado por Nicholas Negroponte en 1980. Esta alicantina es la única española que comparte su trabajo desde hace tres años con otros 300 investigadores de todo el mundo. Su investigación se centra en inteligencia artificial, visión por ordenador y wearable computers.

>-¿Cuál es su trabajo específico dentro del Laboratorio?

-Mi tesis doctoral trata sobre la construcción de modelos de inteligencia artificial. En resumen, mi trabajo pivota sobre tres ejes: inteligencia artificial, visión por ordenador o inteligencia perceptual y wearable computers o lo que es lo mismo, ordenadores que se llevan integrados en la ropa. De esta manera, nosotros estaríamos "aumentados" por las capacidades del ordenador al disponer de una tecnología de sensores en el cuerpo que monitoriza constantemente el estado contextual, tanto interno como externo. También se están desarrollando materiales, que tienen la misma textura que la ropa, pero que tienen hilo conductivo, de manera que puedes integrar circuitos en ellos.

>-¿Qué aplicaciones puede tener este dispositivo en el futuro?

-Es como si llevaras un ordenador puesto todo el tiempo, con el que puedes leer tu correo electrónico, navegar por la red o puede servir de guía. Normalmente, el diseño que se propone es una cámara, del tamaño de la punta de un bolígrafo, que se incorporaría a una gafa en forma de visor. En el Media Lab tenemos prototipos más avanzados que el simple visor, de modo que el display del ordenador está integrado en el cristal de las gafas. Si tienes una cámara, e inteligencia superior en el ordenador para hacer visión por ordenador el ordenador puede ver por ti. Una aplicación de esto es que el ordenador te recuerde determinadas cosas. La ventaja del wearable computer es que al llevarlo puesto, tienes acceso al contexto donde estás. Por ejemplo, puede recordarte comprar algo al pasar por un supermercado -si tienes un sistema vía satélite que te dice en cada momento en qué lugar estás-. Otra aplicación puede consistir en reconocer caras que he conocido anteriormente, gracias a la cámara que llevo incorporada y que ha ido grabando estas imágenes sin yo hacer nada. El principal objetivo es que te ayuda.

>-¿No puede ser una visión del mundo un tanto superficial?

-No, porque también ayuda a gente discapacitada, por ejemplo los sordomudos. Disponemos de un prototipo de reconocimiento de gestos del lenguaje de los sordomudos. Es un sistema utilizando visión por ordenador y una técnica de aprendizaje por ordenador de inteligencia artificial reconoce los diferentes gestos y habla por la persona. La versión wearable de este sistema tiene una cámara en la gorra, mirando hacia abajo, de manera que la cámara ve las manos. Hace los gestos y el ordenador los reconoce mediante unos altavoces habla por la persona. Hay muchas aplicaciones y es una revolución en el sentido de que hasta ahora siempre ha habido una gran distancia entre lo que es el mundo de la tecnología y lo que es el mundo físico. Es lo que Negroponte llama bits y átomos. Los ordenadores se han usado en un entorno de oficina o universitario. Nuestra idea en el Media Lab es que esos dos mundos se enlacen, de manera que los objetos de la vida normal tengan inteligencia y tengan acceso al mundo digital y el mundo digital sepa de los objetos del mundo real.

>-¿Qué supone para usted trabajar en este centro tan prestigioso?

-En cierto sentido, sabemos que es un privilegio trabajar aquí, ya que sientes que lo que haces tiene una repercusión en la sociedad. Pierdes el sentido de lo que es normal, pero también es apasionante. Uno de los objetivos de Media Lab es cómo aplicar la tecnología de una manera creativa y cómo crear nuevas tecnologías que mejoren la calidad de vida de la sociedad. La principal motivación no es hacer tecnología punta para laboratorio, sino hacer tecnología para el resto del mundo.


>-¿Qué organismos hacen posible toda esta investigación?

-El Media Lab dispone de un presupuesto de 25.000 millones de dólares y hay 150 patrocinadores que pagan entre 125.000 y 175.000 dólares al año. En el centro circula la frase "levantas la alfombra y se ven dólares" y es cierto.

>-¿Tanto dinero no es una cortapisa para la investigación?

-Al contrario, esas 150 empresas saben que tienen 300 personas trabajando en proyectos muy innovadores que después pueden incorporar a su producción, como Levi's o Nike. La investigación no está dirigida por ningún espónsor y a las empresas les resulta muy rentable. Por ejemplo, hay un grupo que está trabajando en zapatillas inteligentes, que te pueden guiar, o que te enseñan a bailar, mediante una serie de vibradores, de los que recibes una respuesta si haces el paso correcto. Con Levi's hicimos una cazadora vaquera que llevaba incorporado un teclado hecho con hilo conductivo, conectado a una CPU y un sintetizador en los costados de la chaqueta. Por tanto, tocando los botones de la cazadora se podía generar música.

>-EEUU parece ir muy por delante en el mercado de las nuevas tecnologías de la información. Desde allí, ¿cómo ve la situación europea, y en concreto, la española?

-Uno de los problemas es el dinero. En EEUU hay dinero para la tecnología, hay mucho capital riesgo, muchos millonarios que invierten en ideas, de las cuales a lo mejor una triunfa entre diez y la que triunfa tiene mucho impacto en la sociedad. No creo que tecnológicamente, a nivel de las universidades seamos peores, pero allí es mucho más práctica la educación, más especializada. Es un país donde la tecnología está muy idealizada. Aquí hay buenas ideas, pero no hay riesgo, te tienes que comer las ideas, y el efecto negativo es que aprendes a no arriesgarte. Allí, en cambio, liberas mucho la mente y pruebas cosas que aquí no se te ocurrirían.

>-¿Su futuro más o menos inmediato pasa por volver a España o seguir en Estados Unidos?

-Quiero terminar mi tesis doctoral antes del 2000 y me gustaría volver pero no lo haré si no encuentro algo interesante que hacer. Allí la investigación es real, no como aquí que es más investigación de desarrollo. Sin embargo, me gustaría trasladar alguna de las ideas del Media Lab a España, tanto por lo que hace referencia a su estructura como por su relación con las empresas.

From jbermejo@... Mon Feb 01 22:46:33 1999
[csn-fw] capital riesgo, vision artificial, investigacion..