domingo, 6 de abril de 2008

Argentinos que vuelven

Marcelo Risi
BBC Mundo, Madrid

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_5271000/5271740.stm

La nostalgia por la "Argentina querida" parece tener influencia, pero no es determinante.

La prensa argentina hace poco informó que el éxodo de argentinos que salieron del país a raíz del "corralito", la crisis económica de finales del 2001, se está revirtiendo.

El motivo lo explicaría la macroeconomía: los índices apuntan hacia arriba y, nostalgia mediante, surge una combinación difícil de resistir para muchos.

España, uno de los principales destinos de la migración argentina desde el éxodo político de los años 70 hasta el económico más reciente, también ofrece cifras que parecen corroborar esta impresión.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), por ejemplo, afirma que hay 17.000 argentinos menos que el año pasado.

Sin embargo, las fuentes consultadas por BBC Mundo matizan estos datos y rechazan estas apreciaciones.


Participe: ¿qué razones lo llevarían a regresar?
Las apariencias engañan

El economista Javier Machado advierte que emplear cifras aisladas tiene un valor explicativo limitado.

Así, el crecimiento económico por si mismo no resuelve la distribución del ingreso, "de cuya desigualdad Argentina no se escapa, igual que el resto de Latinoamérica, la región con la distribución más desigual del mundo", explica este experto en desarrollo.


Las protestas sociales de fines de 2001 ya son parte del pasado.
Asimismo, advierte de interpretaciones simples de los datos de población del INE.

"Se basan en el número de empadronados, si no te has vuelto a empadronar como extranjero simplemente te sales del censo", dice Machado.

España actualmente "tiene supuestamente casi medio millón menos de extranjeros no comunitarios (procedentes de la Unión Europea), pero sólo porque no han renovado su padrón municipal, y allí también sospecho que está gran parte de esos miles de argentinos que supuestamente volvieron a su país", añade.

"No me lo creo"

Consultados por BBC Mundo, en la Casa Argentina en Madrid se sorprenden ante la afirmación de una supuesta inversión del flujo migratorio.


Muchos confían en el gobierno de Kirchner, pero otros están decepcionados.
No se niega que pueda haber casos concretos de personas que deciden regresar, sin embargo nadie cree que se trate de un fenómeno de masas.

Osvaldo Parrondo lleva 35 años en Madrid y ha presenciado las diferentes etapas de la migración argentina a España.

"Hay una percepción optimista del gobierno de Kirchner", explica Parrondo, que edita la publicación semanal "Boletín Argentino".

Aunque esto pueda ejercer cierto atractivo para la comunidad argentina, anota que "alguien que haya conocido otros tipos de la distribución de la riqueza, tampoco socialista, pero más digno como en Europa", se lo piensa dos veces antes de volver.

"Mi Argentina querida"

José Cordero lleva desde principios del 2003 en España.

Aquí hay sensación de seguridad, sensación de fututo, en Argentina no se encuentra eso

José Cordero
Vino por seis meses y se fue quedando. Sólo volvería de vacaciones a Argentina.

"Acabo de hablar con mi familia por teléfono, ellos están decepcionados con lo que viven, si bien tienen trabajo, han perdido las ilusiones", cuenta a la BBC.

"Aquí hay sensación de seguridad, sensación de futuro, en Argentina no se encuentra eso", dice.

No quiere dar la impresión de estarle dando la espalda a su país: "Es lamentable porque la quiero muchísimo, es mi Argentina", agrega.

Segunda oportunidad

Todos los argentinos entrevistados por la BBC destacan que España les ha dado una segunda oportunidad.

No niegan su país de origen, pero la mayoría admite desconfianza de la solidez de la mejora económica actual en Argentina.

Pablo Rodríguez lleva cinco años y medio en Madrid. Hace un año consiguió la residencia legal y recién entonces pudo volver de visita.

Admite que "el impacto emocional fue muy fuerte y quería volver".

Pero "Argentina es un país que cada seis, siete años, cuando parece que todo está saliendo bien, de golpe quedamos todos otra vez con el auto volcado", por eso recomienda pensarlo "más de una vez si se contempla volver".

"Yo esperaría unos años más para ver esa realidad", dice.



Argentinos, entre volver y quedarse

Marcelo Risi
BBC Mundo, Madrid



La nostalgia por la "Argentina querida" parece tener influencia, pero no es determinante.

La prensa argentina hace poco informó que el éxodo de argentinos que salieron del país a raíz del "corralito", la crisis económica de finales del 2001, se está revirtiendo.

El motivo lo explicaría la macroeconomía: los índices apuntan hacia arriba y, nostalgia mediante, surge una combinación difícil de resistir para muchos.

España, uno de los principales destinos de la migración argentina desde el éxodo político de los años 70 hasta el económico más reciente, también ofrece cifras que parecen corroborar esta impresión.

El Instituto Nacional de Estadística (INE), por ejemplo, afirma que hay 17.000 argentinos menos que el año pasado.

Sin embargo, las fuentes consultadas por BBC Mundo matizan estos datos y rechazan estas apreciaciones.


Participe: ¿qué razones lo llevarían a regresar?
Las apariencias engañan

El economista Javier Machado advierte que emplear cifras aisladas tiene un valor explicativo limitado.

Así, el crecimiento económico por si mismo no resuelve la distribución del ingreso, "de cuya desigualdad Argentina no se escapa, igual que el resto de Latinoamérica, la región con la distribución más desigual del mundo", explica este experto en desarrollo.


Las protestas sociales de fines de 2001 ya son parte del pasado.
Asimismo, advierte de interpretaciones simples de los datos de población del INE.

"Se basan en el número de empadronados, si no te has vuelto a empadronar como extranjero simplemente te sales del censo", dice Machado.

España actualmente "tiene supuestamente casi medio millón menos de extranjeros no comunitarios (procedentes de la Unión Europea), pero sólo porque no han renovado su padrón municipal, y allí también sospecho que está gran parte de esos miles de argentinos que supuestamente volvieron a su país", añade.

"No me lo creo"

Consultados por BBC Mundo, en la Casa Argentina en Madrid se sorprenden ante la afirmación de una supuesta inversión del flujo migratorio.


Muchos confían en el gobierno de Kirchner, pero otros están decepcionados.
No se niega que pueda haber casos concretos de personas que deciden regresar, sin embargo nadie cree que se trate de un fenómeno de masas.

Osvaldo Parrondo lleva 35 años en Madrid y ha presenciado las diferentes etapas de la migración argentina a España.

"Hay una percepción optimista del gobierno de Kirchner", explica Parrondo, que edita la publicación semanal "Boletín Argentino".

Aunque esto pueda ejercer cierto atractivo para la comunidad argentina, anota que "alguien que haya conocido otros tipos de la distribución de la riqueza, tampoco socialista, pero más digno como en Europa", se lo piensa dos veces antes de volver.

"Mi Argentina querida"

José Cordero lleva desde principios del 2003 en España.

Aquí hay sensación de seguridad, sensación de fututo, en Argentina no se encuentra eso

José Cordero
Vino por seis meses y se fue quedando. Sólo volvería de vacaciones a Argentina.

"Acabo de hablar con mi familia por teléfono, ellos están decepcionados con lo que viven, si bien tienen trabajo, han perdido las ilusiones", cuenta a la BBC.

"Aquí hay sensación de seguridad, sensación de futuro, en Argentina no se encuentra eso", dice.

No quiere dar la impresión de estarle dando la espalda a su país: "Es lamentable porque la quiero muchísimo, es mi Argentina", agrega.

Segunda oportunidad

Todos los argentinos entrevistados por la BBC destacan que España les ha dado una segunda oportunidad.

No niegan su país de origen, pero la mayoría admite desconfianza de la solidez de la mejora económica actual en Argentina.

Pablo Rodríguez lleva cinco años y medio en Madrid. Hace un año consiguió la residencia legal y recién entonces pudo volver de visita.

Admite que "el impacto emocional fue muy fuerte y quería volver".

Pero "Argentina es un país que cada seis, siete años, cuando parece que todo está saliendo bien, de golpe quedamos todos otra vez con el auto volcado", por eso recomienda pensarlo "más de una vez si se contempla volver".

"Yo esperaría unos años más para ver esa realidad", dice.