martes, 15 de abril de 2008

BUSCADORES DE DISCO DURO

El escritorio, próximo objetivo
Cada día guardamos en el PC infinidad de datos: un nuevo mp3, un documento Word, fotos...Y al día siguiente la maldita pregunta. ¿Donde habré puesto el dichoso archivo? Para luchar contra el caos, llegan los buscadores de escritorio.

M. Á. C

Cada día guardamos en el PC infinidad de datos: un nuevo mp3, un documento Word, fotos...Y al día siguiente la maldita pregunta. ¿Donde habré puesto el dichoso archivo? Para luchar contra el caos, llegan los buscadores de escritorio.

En menos de tres meses Google, Yahoo y Microsoft han lanzado sus buscadores de escritorio. Como si el PC fuera una Internet doméstica, estos programas permiten buscar todo tipo de archivos en el disco duro. Aunque presentan diferencias, su funcionamiento es similar.

Una vez instalados en el equipo, lo escanean y elaboran un índice con lo que encuentran. Cuando se necesita un archivo, basta escribir una palabra, igual que en la Red.

Esto ya lo hacían el Outlook y la herramienta "Buscar" de Windows, pero a lo bruto, rastreando el disco duro desde el principio cada vez.

El sistema de carpetas y subcarpetas se ha quedado viejo ante la cantidad de archivos que hay en un disco duro actual. Gracias al índice, los navegadores de escritorio sólo necesitan unos segundos.

Pueden localizar documentos, PDF, archivos musicales o de vídeo, hurgar en el correo... Algunos hasta husmean en las conversaciones de mensajería instantánea. El Google Desktop Search también rastrea el historial de páginas web visitadas. Y Yahoo asegura que cataloga hasta 200 tipos de archivos. Google lo lanzó en octubre; Microsoft lo adelantó a diciembre. La beta de Yahoo es de la semana pasada. Sólo Apple sigue a su ritmo.

Su buscador, Spotligth, irá en la nueva versión de Mac OS X. ¿A qué vienen tantas prisas? Las tres herramientas son gratuitas y no hay planes de cobrar por ellas. Pero, como en la vida, el Poder es más importante que el dinero. Aunque es evidente que los buscadores de escritorio son de gran utilidad para los usuarios, los expertos coinciden en que los gigantes de Internet han llevado su batalla al escritorio. Al integrar la navegación web con el rastreo en el disco duro, quieren fidelizar a sus usuarios, y se anuncia la posibilidad de añadir enlaces publicitarios a los resultados, como hacen Google, MSN o Yahoo.

Pero hay más. Como dice Danny Sullivan, editor de SearchEngineWatch, sitio especializado en buscadores, "lo que han dicho los de Google a los demás es que no van a convertir las búsquedas en parte del sistema operativo, van a convertir el escritorio en una parte de Google". Su buscador local es una miniaplicación que se empotra en la página de Google. Así, a las etiquetas Web, Imágenes o Noticias se añade la de Escritorio.

Microsoft lo ve al revés. Longhorn, su sistema operativo que saldrá el año que viene, llevará en sus entrañas un buscador de escritorio. La beta de su MSN Toolbar Suite que lanzaron a toda prisa en diciembre, además de buscar en el PC, permite acceder al Messenger, Hotmail y MSN Search. Por su parte, Yahoo, que ha tenido que comprar la tecnología a X1, un veterano de este sector, reconoce que buscar en el ordenador servirá de plataforma para las búsquedas en la red de Yahoo e Internet .

EL MEJOR. En una prueba sin validez técnica, el buscador de escritorio de Yahoo catalogó 42.514 archivos en un ordenador frente a los 3.733 de Google. El de MSN se quedó en 1.004. En su descargo hay que señalar que la beta está diseñada para usuarios de habla inglesa y que, en otros idiomas, podría dar resultados erróneos. Los tres consumen recursos, incluso la de MSN puede colgar el PC. Aunque Google indexa mientras no se usa el equipo y Yahoo cuando está en funcionamiento. Habrá que esperar a las versiones definitivas. Pero la mayor preocupación que han levantado es la de la seguridad. Expertos de Metagroup o Gartner han desaconsejado su uso en las empresas. Con toda su buena intención, indexan para poder encontrar las cosas más tarde. Pero, ¿y si no se quieren encontrar?

Fuente:
http://www.el-mundo.es/ariadna/2005/218/1106329019.html