miércoles, 23 de abril de 2008

Celos

Jose Antonio Marina. El Laberinto Sentimental.
Anagrana. Colección Argumentos.
Bcn 1996.

[p 31] No hay más remedio que distinguir: una cosa es la claridad de la experiencia y otra muy distinta la claridad del significado de la experiencia. (...) el celoso sabe, sin duda, lo que siente (...) Analizar los celos parece fácil, porque ?cómo va a ser difícil analizar una pasión tan transparente?

Pues las apariencias engañan. A pesar de tanta claridad, sigo pensando que los celos son un mensaje cifrado, el balance de complejas operaciones realizadas en la oscuridad de lo que he llamado "inteligencia computacional" (...) "En los celos hay más amor propio que amor".