martes, 22 de abril de 2008

Certificación de calidad

Miquel 14-nov-00


>>En ... estoy intentando implantar un sistema de calidad del tipo ISO 9000, o también del tipo EFQM (European Foundation for Quality Management). Esto requiere una auditoría previa, un programa homologado para nuestra empresa, y un montón de pasta.


Voy a intentar explicar esto de la "calidad". En la acualidad, para muchos productos de la industria las autoridades de cada pais exigen que éstos cumplan con una serie de requisitos: que sean seguros, que estén construidos con materiales adecuados, que duren un mínimo de tiempo, que no sean contaminantes, etc.

Por ejemplo: si un banco instala una alarma, ésta debe estar "homologada", y la policía se encarga de que todos los bancos cumplan ésto. Con ello se consigue evitar un gran número de fallos y alarmas infundadas.

Otro ejemplo: un hospital que realiza una operación de corazón a un paciente, debe usar marcapasos y material quirúrgico "homologado", así que hay unos inspectores de sanidad que se cuidan de comprobar que se haga así.

Pues bien, esto de "homologar" o "certificar" los productos, ha derivado en que se creen unas entidades internacionales encargadas de conceder las certificaciones a quienes cumplen todos los requisitos, así como de establecer unas normas en cuanto a modelos de producción. Así los clientes saben a quien comprar porque tienen uns garantías que otros no ofrecen.

Un ejemplo muy claro de la normalización está en la fotografía: actualmente vamos a la tienda y pedimos una película de 100 ISO, o lo que es lo mismo, una película con una sensibilidad "valor 100" según la Organización Internacional de Normalización (ISO), antiguamente podías decir 100 ASA (Asociación Americana de Normalización) o también 21 DIN, que era otro sistema de medida de la Normalización Industrial Alemana (DIN).

Hoy día la norma ISO abarca no sólo abarca los productos manufacturados, sino que también incluye los servicios que las empresas pueden prestar. Concretamente la norma ISO 9000 hace referencia a los servicios de diversas entidades como bancos, hoteles, empresas de seguridad, etc. Para conseguir que una empresa reciba la certificación ISO u otras que existen en mercado (EFQM), primero una empresa que gestiona estos servicios te hace una visita y estudia la "calidad" de la empresa solicitante en ese momento. Luego te explica cómo estás, qué te falta para obtener la normalización, y que pasos hay que seguir para obtenerla finalmente. Estas empresas otorgan la certificación a quienes cumplen el 100% de los requisitos, y ello puede llevar bastante tiempo (incluso años).

Una vez obtenida la certificación, hay que luchar por mantenerla, pues cada año se realizan valoraciones y se podría llegar a perder. Otras entidades como EFQM (Fundación Europea para la Gestión de la Calidad) hacen lo mismo que la ISO, pero además organizan un "concurso" para otorgar premios a los mejores. Normalmente, las empresas que te conceden la certificación ISO, también están metidas en EFQM.