sábado, 5 de abril de 2008

A. de Botton. Viajar

El arte de viajar. Alain de Botton

Fragmentos:

Arte: La obra de arte reduce la realidad y la intensifica (pág.21,2) De la misma forma un folleto turístico, con sus fotos, engañan al lector, induciéndole a pensar que todo se reduce a estar en un lugar paradisíaco como en la ilustración. (16). "En la medida en que viajemos en busca de la belleza, las obras de arte bien pueden empezar a influir modestamente en la determinación de los lugares que nos gustaría visitar", palabras de Botton con las que justifica su viaje a Provenza relacionado con Vicent van Gogh, 1888. (181,m) La comparación de la naturaleza, mostrada en fotos, con motivos de la obra de van Gogh, permite a Botton comprender mejor los colores provenzales (192,p) "La combinación de cielo despejado, aire seco, agua y vegetación rica convierte a Provenza en una región dominada por el contraste de intensos colores primarios" (192,m). "Provenza no era el único lugar que comencé a apreciar y que deseaba explorar gracias a las obras de arte. habia visitado las zonas industriales de Alemania movido por "Alicia en las ciudades" de Wim Wenders" (1973). Las fotografías de Andreas Gursky habían despertado en mi el gusto por la parte inferior de los puentes de las autopistas. El documental "Robinson en el espacio", de Patrick Keiller, me había animado a dedicar unas vacacines a conocer las fábricas, los centros y las áreas comerciales del sur de Inglaterra." (202,m)

Compañía: Viajar en solitario puede ser ventajoso. Los otros suelen tener una visión de cómo somos y ésta nos impide ser de otra manera (241,if).

Curiosidad: La exploración personal puede verse inhibida por las "Guías" que muestran lo que hay que ver y que implicitamente indican lo que no tiene importancia (114) La curiosidad está "compuesta por cadenas de pequeñas preguntas que se van propagando, a veces hasta muy lejos, a partir de un foco central integrado por un manojo de cuestiones categóricas y de envergadura."(117,3) Humbold conecta sus investigaciones en América con las preguntas que cuando pequeño se hacía en Berlín (117, if). La información que traen las guías no guia al lector de como despertar su curiosidad (121,3)

Datos: La recopilación de datos es inútil, como decía Nietzsche y Goethe, si no sirven para estimular la vida y para acrecentar la actividad personal. (11)

Dibujar: Ruskin, John, 1819. Desde pequeño, con su familia, recorría Europa buscando la belleza, admirando el paisaje y todo lo que encontraban. Consideró que la manera más eficaz para comprender la belleza es intentar describir los lugares por medio del arte, sea dibujándolos o escribiendo; independientemente del talento que tengamos (212,p). "A juicio de Ruskin, si el dibujo tenía valor aun cuando lo practicaran personas privadas de talento, ello obedecía a que podía enseñarnos a ver, a percatarnos más que a mirar (213,m). Le resultaba triste ver lo poco que se fijaban en los detalles los turistas modernos. "Para dibujar un árbol se precisan cuando menos diez minutos de profunda concentración; pero rara vez se detendrá el transeúnte más de un minuto ante el más hermoso de los árboles. En cambio la fotografía no le inspiraba el mismo respeto ya que se prestaba, incluso, menos valor a la atención, confiando en que luego volveríamos a la fotografía del lugar (216,m). "El dibujo pone de manifiesto en toda su crudeza nuestra ceguera respecto al auténtico aspecto de las cosas" (218,2). Xavier de Maistre nos sugiere que debemos reparar en lo que nos rodea, aunque nos parezca muy conocido, antes de despegar hacia tierras lejanas (242,if).

Escribir: "Ruskin no se limitaba a animarnos a dibujar durante nuestros viajes; creía también que debíamos escribir o, como el decía, "pintar con palabras" a fin de cimentar nuestras impresiones de belleza" (221,2). Tampoco aquí se necesitan aptitudes especiales; el fracaso es el resultado de la pereza más que falta de palabras o incapacidad.

Exotismo: Surge de la novedad; de encontrar cosas diferentes a las habituales (78). Si se lo vive como valioso es porque es lo opuesto a lo que se rechaza en el ambiente propio. (80). Flaubert adoraba el caos de Egipto porque era opuesto al orden de su pueblo francés.

Felicidad: Dura sólo minutos, y el cambio de lugar se amortiza con gran rapidez. Los viejos patrones se reinstalan (27) Sin embargo en la memoria sólo quedan huellas de lomás típico vivido, y ello realimenta el error de creer que es el lugar el determinante. "Estamos en mejores condiciones de habitar un lugar cuando no nos enfrentamos al desafío suplementario de tener que estar allí" (30,2)

Imaginación: Los mejores viajes son los provocados por la imaginación (33,if).

Inquietud: Decía Baudelaire "Esta vida es un hospital en el que cada enfermo está poseído por el deseo de cambiar de cama. Éste quisiera sufrir frente a la estufa, y aquél cree que curaría junto a la ventana". Los lienzos de Edward hopper muestran a la gente en los lugares de tránsito (54)

Sublime: palabra que es mencionada por Longino, autor griego en el año 200, escribió un libro "Sobre lo sublime". En 1712 su ensayo es traducido al inglés y despierta gran interés entre los críticos literarios. Sentimiento de sosiego y asombro. Botton menciona ese sentimiento en su visita al Desierto del Sinaí (161,if). Libro de Job, al cual Edmund Burke califica de libro más sublime del Antiguo Testamento (167,m)

Viajar: Novela de J.K.Huysmans, "A contrapelo", 1984. El personaje, Duque des Esseintes, no viaja pero llena su casa de mapas y fotografías de lugares exóticos (17) Cuando decide hacer un viaje a Londres, llega hasta Paris y luego de visitar algunos lugares típicos ingles, decide que ya vió bastante y para ahorrarse molestias se vuelve a su hogar (19) Cuando intentó un viaje a Holanda y lo logró, descubrió que en las galerías del Louvre había más de Holanda que paseando por ella (23). "Los viajes son la comadrona del pensamiento". Inducen a la conversación interior, porque la mente funciona mejor cuando hay partes de ella consagradas a otras tareas como ver el paisaje que pasa (61) Nietzsche aconseja la clase de turismo que nos permite reconocer el pasado de nuestra sociedad y adquirir así un mayor sentido de continuidad y pertenencia (112) "Uno de los peligros de viajar estriba en que vemos las cosas a destiempo", antes que el viajero se halla formulado las preguntas adecuadas, por lo tanto la información que recibe le aburre (121, if) La propia geografía conspira contra las preocupaciones del eventual viajero, ya que ofrece en pocos metros restos pertenecientes a períodos muy diversos; es como si "en un curso universitario se prescribiesen los libros en función de su tamaño y de su materia" (123,if). "toda la desgracia de los hombres procede de una sola cosa, que es no saber permanecer en reposo en una habitación." Blaise Pascal, Pensamientos, 136 (223,2)

Wordsworth, William: Poeta, inglés, nació en 1770 y su poesía se basó exclusivamente en los lugares y los animales donde vivió, en los Grandes Lagos. Al principio fue rechazado, pero posteriormente fue aclamado y murió en medio de una gran popularidad. Botton viaje a la zona y la recorre, a la vez que menciona algunos fragmentos de sus poemas (129).

(entre paréntesis, número de página y párrafo, if= in fine)