sábado, 5 de abril de 2008

Envejecer bien

Claves para un buen envejecimiento: actividad y comunicación

Un buen envejecimiento no es más que alcanzar una madurez en la que la persona se sienta realizada y feliz en la medida de lo posible.


Baeza (Jaén), 24 agosto 2006 (mpg/azprensa.com)

Es muy importante que las personas mayores se mantengan siempre activas, "a ser posible en relación con otras personas" y que no pierdan la comunicación, pues son las claves para un "buen envejecimiento normal", así lo manifestó el catedrático de Psicología de la Personalidad de la Universidad de Málaga, Alfredo Fierro Bardají.

De igual manera apuntó que la soledad en las personas mayores debe ser combatida evitando que se pierdan los lazos con los amigos y manteniendo cierta actividad social, aunque lo cierto es que esos contactos se suelen producir con la familia porque en muchos casos han desaparecido ya los allegados de la misma generación.

En ese sentido, indicó que un buen envejecer no se basa sólo en la ausencia de enfermedades mentales, sino en alcanzar una madurez en la que la persona se sienta realizada y feliz en la medida de lo posible. "Un buen envejecer es aquel que constituye una culminación de la vida", insistió Fierro Bardají, que participó en el curso 'Envejecimiento cognitivo y enfermedad de Alzheimer' organizado por la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Baeza (Jaén), aunque añadió que "naturalmente" se produce un deterioro biológico y funcional que supone la pérdida de capacidades con el paso de los años, aunque se mantienen las aptitudes mentales y cognitivas.

Residencias, segunda opción

Por otro lado, el catedrático de la Universidad de Málaga planteó que las personas que están envejeciendo normalmente se van a encontrar mejor en un ambiente familiar, pero a veces precisan una atención continuada que no siempre se le podrá ofrecer en su entorno más cercano, por lo que en muchos casos hay que pensar en residencias.

Sin embargo, indicó que las residencias deben ser una opción que ocupe un segundo lugar, para acudir a ellas cuando el afectado no tiene familia o cuando sus limitaciones físicas y mentales sean tales que no sus allegados no puedan atenderle.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=24512