sábado, 5 de abril de 2008

Información sanitaria

Artículo de opinión de Vicente Fisac, director del diario digital de información sanitaria azprensa.com.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=24430

Madrid, 18 al 24 agosto 2006 (azprensa.com)

La California Healthcare Foundation ha definido tres tipos de usuarios de información sanitaria en Internet: las personas sanas, los diagnosticados recientemente y los enfermos crónicos y sus cuidadores.

La persona sana realiza búsquedas esporádicas sobre enfermedades a corto plazo, embarazo y medidas de prevención. Los pacientes que han recibido un diagnóstico reciente llevan a cabo búsquedas intensivas de información específica sobre la enfermedad que les afecta y valoran la facilidad de acceso a esa información, y la posibilidad de encontrar toda la información que pueda ser de interés. Los enfermos crónicos y las personas que los atienden (familiares) llevan a cabo búsquedas periódicas de nuevos tratamientos, consejos nutricionales y terapias alternativas.

Y es que hay que reconocer que Internet está teniendo un profundo impacto sobre el modo en el que las personas manejan la información sanitaria. Todos los agentes del sector (pacientes, profesionales, gestores, investigadores...) disponen de un nuevo medio, con características especiales, que ofrece un evidente potencial para mejorar muchas de las actividades relacionadas con la salud que realizan cotidianamente.

La interactividad, basada en la posibilidad de recibir respuesta rápida a consultas, desde diversos lugares y a través de diversos canales, significa que se puede alcanzar la información necesaria en el momento y lugar adecuados. Internet permite la actualización inmediata de contenidos y la referencia a otras fuentes, por tanto, la tasa de renovación de la información y la accesibilidad son aspectos muy importantes a ser tenidos en cuenta a la hora de valorar la calidad de una web de información sanitaria.

El siglo XXI será el del fortalecimiento de las redes de usuarios de atención médica que dirigirán y controlarán cada vez en mayor grado las decisiones sobre su salud. Esa población de una mayor edad, con más tiempo libre, más formada e informada, más consciente de sus derechos, exigirá participar activamente en la toma de decisiones sobre su proceso. Para ello, además de la información sobre su enfermedad que reciba de su médico, se informará por todos los medios a su alcance, entre ellos Internet, que es cada vez más accesible a todos los ciudadanos de los países occidentales.