miércoles, 23 de abril de 2008

Los recuerdos y la memoria

Subject: Noticias de la Ciencia y la Tecnología-28
From: ciencia-request@amazings.com
Date: Fri, 28 Aug 1998 06:11:03 -0500 (CDT)


-LO QUE RECORDARA NUESTRO CEREBRO:

Neurocientíficos de las universidades de Stanford y Harvard han logrado poner de manifiesto que la actividad neurológica de ciertas regiones de nuestro cerebro permite predecir qué experiencias serán recordadas con más intensidad más tarde. En Stanford se realizaron pruebas mediante fotografías y en Harvard mediante palabras. Los especialistas han sospechado desde hace mucho tiempo que la gente recuerda unas cosas mejor que otras en parte debido a las diferencias en la forma que la experiencia inicial es codificada en el cerebro. Los ensayos, que han utilizado los últimos avances en imágenes por resonancia magnética, han medido la actividad neurológica de varios voluntarios a los que se les permitió ver carteles con palabras o fotografías, de una en una. Estudios anteriores ya indicaban que se produce una mayor actividad cuando se observan fotografías nuevas que cuando éstas son presentadas de forma repetitiva. Ahora, además, se sabe que la actividad producida en el lóbulo derecho prefrontal y en varias áreas a la derecha y a la izquierda de las zonas internas de los lóbulos temporales permite pronosticar si la imagen o la palabra observada se recordará en el futuro muy bien, un poco o nada en absoluto. Las medidas de la actividad cerebral pudieron ser relacionadas y contrastadas posteriormente con lo que los voluntarios recordaban. Esto no quiere decir que todos lo hicieran con igual intensidad o sobre las mismas cosas, pero sí que para hacerlo su cerebro debía mostrar determinados patrones de actividad. Si en vez de imágenes escénicas se emplean palabras, los científicos han encontrado que se produce una actividad superior cuando los individuos, además de observar su apariencia, intentan asimilar su significado. Esto implica que siempre será más sencillo recordar aquellas palabras que se comprenden, una obviedad que ahora se ha relacionado con el modo que tiene el cerebro de codificar la información. Más información en:

http://www-leland.stanford.edu/dept/news/