miércoles, 23 de abril de 2008

Cerebro en el espacio exterior

-NEUROLAB Y CEREBRO:

Cuando ya han transcurrido algunos meses desde la realización de la última misión espacial Spacelab, dedicada al estudio del cerebro en ingravidez, ha llegado la hora de discutir algunos resultados.

Los neurólogos tienen fundadas esperanzas en la utilidad de las investigaciones llevadas a cabo por una de las últimas tripulaciones de la lanzadera espacial. Gracias al módulo Spacelab bautizado como Neurolab, se pudieron realizar muchos experimentos relacionados con el cerebro y el sistema nervioso central. Se espera que sirva para avanzar en la lucha de enfermedades como el Alzheimer, el vértigo, trastornos en el equilibrio, insomnio, etc. Veamos algunos ejemplos.

¿Cómo mantiene el cerebro su sentido de la orientación? Los experimentos del Neurolab han estudiado cómo se las arregla el hipocampo para procesar la información espacial y obtener datos de navegación precisos que nos ayuden a encontrar un camino perdido. Los enfermos de Alzheimer o de epilepsia suelen tener dañada esta zona, de manera que el saber cómo actúa el hipocampo podrá servir para ayudar a tratar estas enfermedades.

El cerebro humano tiene un conocimiento innato de cómo funciona el mundo que le rodea, de manera que nos permite anticipar movimientos y reaccionar apropiadamente. Así, cuando una pelota se dirige hacia nosotros, el cerebro interpreta su velocidad y posición para ordenar a nuestra mano su captura. Este mismo experimento se efectuó en ingravidez en el Neurolab y los científicos pudieron ver cómo se adapta el cerebro al cambio de condiciones (cuando la gravedad deja de afectar al movimiento de la bola). Las personas que han sufrido daños en su cerebro experimentan una sensación parecida a la de los astronautas y es por eso que el Neurolab ayudará a crear terapias específicas para acelerar la rehabilitación.

El envejecimiento o una enfermedad pueden atrofiar los músculos. Es necesaria una hormona específica para estimular el movimiento muscular, para así poder correr o saltar. Los estudios hechos en el Neurolab indican que una reducción en esta hormona durante el envejecimiento puede jugar un papel principal en la atrofia.

Por último, decir que tanto en la Tierra como en el espacio hay personas que sufren disfunciones a la hora de dormir. Es por eso que se investigaron las causas de estas disfunciones y si la melatonina podría ser una ayuda efectiva al sueño.

Los resultados se presentarán en un congreso internacional en breve.

Información adicional en:
http://lsda.jsc.nasa.gov/neurolab/symposium/contact.html

Imagen:
http://spaceflight.nasa.gov/shuttle/archives/sts-90/images/postflight/lores/90320011.jpg