sábado, 5 de abril de 2008

Leptina

La Leptina, hormona relacionada con la obesidad y la hipertensión

La leptina actúa sobre el cerebro, disminuyendo el apetito y el peso corporal, y contribuye a regular la presión arterial.

http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=24481

Pamplona, 22 agosto 2006 (mpg/azprensa.com)

La leptina, una hormona secretada por las células grasas, es estudiada por científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra, con el fin de profundizar sobre su papel en las causas de la hipertensión asociada a la obesidad.

La revista Journal of Hypertension ha recogido en su último número este trabajo, desarrollado por Amaia Rodríguez, Gema Frühbeck, Javier Gómez-Ambrosi, Victoria Catalán, Neira Sáinz, Javier Díez, Guillermo Zalba y Ana Fortuño. Se trata de una investigación conjunta dirigida por el Área de Ciencias Cardiovasculares del CIMA y el Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universitaria.

Según explica Amaia Rodríguez, la leptina ofrece un doble beneficio: actúa sobre el cerebro, disminuyendo el apetito y el peso corporal, y contribuye a regular la presión arterial. "Sin embargo, no ejerce su función en individuos obesos e hipertensos. Aunque éstos presentan altos niveles de la hormona en sangre, no funciona correctamente", añade.

Síndome metabólico

El estudio concluye que esa resistencia a la leptina se origina cuando pierde su capacidad de relajar los vasos sanguíneos y de contrarrestar en la aorta los efectos de la angiotensina II, un potente constrictor de vasos que interviene en el desarrollo del síndrome metabólico: hipertensión, aumento del peso corporal y resistencia a la insulina (relacionada con la diabetes). "Esto aumenta la actividad simpática que ejerce la hormona en el cerebro, favoreciendo la aparición de la enfermedad", aclara la bióloga.



La Leptina, hormona relacionada con la obesidad y la hipertensión

La leptina actúa sobre el cerebro, disminuyendo el apetito y el peso corporal, y contribuye a regular la presión arterial.


Pamplona, 22 agosto 2006 (mpg/azprensa.com)

La leptina, una hormona secretada por las células grasas, es estudiada por científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra, con el fin de profundizar sobre su papel en las causas de la hipertensión asociada a la obesidad.

La revista Journal of Hypertension ha recogido en su último número este trabajo, desarrollado por Amaia Rodríguez, Gema Frühbeck, Javier Gómez-Ambrosi, Victoria Catalán, Neira Sáinz, Javier Díez, Guillermo Zalba y Ana Fortuño. Se trata de una investigación conjunta dirigida por el Área de Ciencias Cardiovasculares del CIMA y el Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universitaria.

Según explica Amaia Rodríguez, la leptina ofrece un doble beneficio: actúa sobre el cerebro, disminuyendo el apetito y el peso corporal, y contribuye a regular la presión arterial. "Sin embargo, no ejerce su función en individuos obesos e hipertensos. Aunque éstos presentan altos niveles de la hormona en sangre, no funciona correctamente", añade.

Síndome metabólico

El estudio concluye que esa resistencia a la leptina se origina cuando pierde su capacidad de relajar los vasos sanguíneos y de contrarrestar en la aorta los efectos de la angiotensina II, un potente constrictor de vasos que interviene en el desarrollo del síndrome metabólico: hipertensión, aumento del peso corporal y resistencia a la insulina (relacionada con la diabetes). "Esto aumenta la actividad simpática que ejerce la hormona en el cerebro, favoreciendo la aparición de la enfermedad", aclara la bióloga.