viernes, 20 de junio de 2008

Microsoft. 2

Nº 86 - 16 de diciembre de 1997
Editor: Jorge Gómez Jiménez

¿POR QUE LA OBSESION CON MICROSOFT? (I)
Will Rodger, Inter@ctive Week

P: Microsoft es grande -muy grande, dicen. Pero el tamaño solamente no es necesariamente un problema para las leyes antimonopolios. Entonces, ¿cuál es el verdadero aspecto importante aquí?

R: El problema legale principale -que no es el único- es que Microsoft está tratando de monopolizar un mercado tras otro. No solamente software -aplicaciones o sistemas operativos- sino también otras industrias. Ellos se están moviendo hacia la banca, viajes, bienes raíces, editoriales, televisión por cable. Toma el caso de vídeo por la red. Se movieron y compraron VXtreme y después compraron Progressive Networks, quedando con el control o al menos dominio de un nuevo sector en expansión.

Los elementos relacionados con el monopolio son muchos, pero la división antimonopolios del Departamento de Justicia de EUA van persiguiendo 2 específicamente. Uno es en donde Microsoft le dice a los fabricantes de equipos originales (OEM), «Si quieres esto tienes que tomar aquello». Por ejemplo: si quieres el sistema operativo tienes que tomar el explorador. El otro asunto se refiere al dominio del 90% de los sistemas operativos, a lo que el Departamento de Justicia llama monopolio, ya que ellos están generando ganancias increíbles: un billón de dólares cada trimestre. Y están usando estas montañas de ganancias para añadir una creciente cantidad de productos y ofrecerlos gratis para tratar de sacar a sus competidores del mercado. El más publicitado es el explorador hecho para sacar a Netscape. Claro, se puede decir que existen otros elementos de monopolio, tales como acuerdos que obligan lazos irrompibles o precios depredadores.

Pero existe una pregunta más grande aquí, y es: ¿queremos que la autopista de la información sea dominada por la arquitectura cerrada de Microsoft, una compañía dominante? Ya tienen una gran cantidad de compañías satélite bajo su paraguas, y muchas alianzas que se han concentrado en la banca y los bienes raíces.

Pienso que la respuesta es no -y es por muchas razones. Una es que Microsoft no existiría si IBM, después de haber sido demandada por el Departamento de Justicia en 1969 por prácticas monopólicas, no hubiese decidido aun antes del veredicto unos años después, dejar el software separado en vez de seguirlo añadiendo a sus productos. Y eso le dio a Microsoft una gran oportunidad de establecer una base... y por supuesto IBM probablemente debe estar arrepentida desde entonces.

Así que no estamos hablando de un caso en donde se debe dejar a muchas compañías innovar y competir para que gane el mejor. Estamos hablando de una compañía que logró su posición dominante por prácticas de negocios agresivas y no por innovación. Si existe algo en que los miembros de la industria del software están de acuerdo, es que Microsoft copió muchos elementos de Apple, Lotus, etc., y después se convirtió en un poderoso agresor en mercadeo.

Las retaliaciones que Microsoft aplica en contra de sus críticos o cualquiera que esté tomando una porción de sus ganancias, no tienen nada que ver con competencia normal entre compañías. stas incluyen, por ejemplo, poner fuera del juego a compañías en sus inicios a través de comités de codificación. Implica hacer que otras compañías absorban las que podrían ser críticas para Microsoft.

Continuará la próxima semana

Traducción y versión: Eduardo Figueroa (Eduardofigueroa@ibm.net)

¿POR QUE LA OBSESION CON MICROSOFT? (II)

Will Rodger, Inter@ctive Week

Ellos desarrollan vaporware que nunca se materializa, sólo para mantener a los competidores paralizados. Implica entrar en una línea de software y borrar a una compañía completamente, usando precios irreales basados en las ganancias monopolísticas de los sistemas operativos. Así que cuando se añade todo esto y ves a Microsoft moverse del software conductor al contenido -editoriales, enciclopedias y televisión por cable-, tienes un problema muy serio de poder monopolístico en tantas direcciones nunca antes vistas en EUA.

P: Microsoft ha sido criticado por no innovar. Pero en años recientes ellos han construido un gigantesco equipo de investigación y desarrollo. ¿Esto los salvaría del Departamento de Justicia?

R: No lo creo. El esfuerzo del DOJ es muy focalizado. Está dirigido hacia la obligación que imponen en Compaq o Dell o Micron, de que si ellos usan el sistema operativo de Microsoft ellos deben usar el explorador, etc., de Microsoft. No existe opción en términos de sistemas operativos. Fíjense que, debido a que Microsoft ha sacado tantos competidores potenciales, ya no pueden copiar más. Y debido a que no puede copiar, deben poner más dinero en I&D para ver qué pueden hacer ellos mismos. Pero no ha habido mucha innovación -desde que Microsoft dominó el software de procesamiento de palabras, hojas de cálculos y presentaciones. Un monopolista -aun con I&D-, IBM fue un ejemplo, tiende a ser muy smug, muy complaciente, pero sólo lo es porque tiene el poder del monopolio. Es por esto que es malo para la competitividad, malo para el futuro de la innovación y malo para la separación del software conductor del dominio del contenido, que es hacia donde Bill Gates quiere ir o ya fue.

P: ¿Qué acerca de los movimientos que ha hecho la justicia hasta ahora? Ellos llevan 10 años actuando así -han tenido el decreto de consentimiento de 1995 sobre la licencia del DOS. Pero más allá de la acción que impidió la fusión con Intuit no ha habido nada más. ¿Por qué ha habido tan pocas acciones contra Microsoft hasta la fecha?

R: Bueno, el DOJ no tiene tantos abogados. Ellos están tratando de lidiar contra cerca de 400 abogados. Toma tiempo aprender rápidamente sobre las prácticas aplicadas por Microsoft y otras compañías en la industria de la computación. Para el momento en que recopilan la información para armar el expediente y poder proceder, la tecnología ha cambiado y ocurren muchos cambios, por lo que tienen problemas para seguir el ritmo. Ese es un problema. El segundo problema es que Microsoft tiene acuerdos de no-revelación con tantos asociados de negocios, sean suplidores o clientes como los OEM. Lo cual inhibe a una gran cantidad de personas a ir al Departamento de Justicia y reportar varias de las violaciones anticompetitivas cometidas. Y un ejemplo de ello -que no ha sido visto en otras industrias- es que Microsoft obliga a las compañías con que hace negocios a que, si existe una investigación civil por el Departamento de Justicia a una de sus compañías o por medio de un fiscal del Estado, que antes de que estas compañías respondan las preguntas del gobierno éstas deben pasar las respuestas a través de Microsoft.

P: Pero ellos dicen que estos acuerdos de no-revelación eran una práctica común -ellos mostraron varios ejemplos de acuerdos de no-revelación de textos legales para apoyar sus argumentos. Pero los acuerdos de no-revelación citados en los textos legales no incluyen como cosa típica el que «no debes hablar con la policía».

R: Nunca he visto un acuerdo de no-revelación por una compañía monopolística que diga que deben pasar encima de las respuestas de sus aliados al Departamento de Justicia. Esto podría meter a Microsoft en un gran lío legal. En ciertos contextos eso podría atrapar a Microsoft en un cargo de obstrucción de justicia, lo cual es muy serio. Realmente tienen que pensar mejor en ello. Los acuerdos de no-revelación no son cosas importantes en una situación en que son competidores iguales, o entre proveedores y competidores que no dominen la industria. Pero toma un matiz totalmente diferente cuando son hechos por una fuerza dominante en la industria del software, como lo es Microsoft.

¿Podrá el tío Sam hacer el caso en la corte?

Traducción: Eduardo Figueroa (Eduardofigueroa@ibm.net)