martes, 17 de junio de 2008

Memoria. Trucos

Retomo la idea de "mantener en la memoria... todo aquello que necesitas para pensar" (la pongo entre comillas no porque la haya dicho así, sino porque me parece que podría ser el título de una parte de las reflexiones que te he escrito).

Una forma que utilizo (ya antigua, pero que sigo haciendolo) para mantener en mi memoria ideas y hechos es... grabarlos en un cassette (una forma de refrescar la Ram de trabajo). Luego los escucho en diferentes momentos (en el coche, o incluso durante un claustro, utilizando un audifono poco visible en una sola oreja -lo ideal sería uno de rayos infrarrojos, pero no creo que exista-)(1). Es increíble la cantidad de cosas que se me pasan por alto y que así refresco cuando las escucho. A veces me sorprendo de mi falta de atención, porque vuelvo a escuchar algo por enésima vez (selecciono los cassettes conforme a las cosas que me interesan en el momento, y estas, ya sabes, van variando en el tiempo) y encuentro una *perla* que justamente encaja con algo que estaba dandole vueltas.

Ahora estoy pensando incluir grabaciones de tiras de msg. No por supuesto de los habituales, sino de aquellos que tratan sobre un tema específico (como este asunto del Atlas). Pienso que, incluso cuando ya domine el prg, recordar algunas cuestiones que discutimos no vendría mál para recuperar ideas que, por cualquier razón, quedaron aparcadas.


(1) este asunto de grabar algo resulta muy costoso, en tiempo y en esfuerzo porque me cuesta bastante leer en voz alta. De allí que conservo cassettes grabados en el 84, por ejemplo. Así me evito tener que volver a grabarlos. Y muchos de ellos los he ido utilizando a la vuelta de tres o cuatro años después de abandonar el tema (nunca he tirado un casette de esta clase, ni prestado. Para mi son bastante "dolorosos" hacerlos, así que los cuido como oro en paño... aunque ya no me interese el asunto). Con el tiempo he ido depurando la técnica del cassette "de trabajo". He eliminado cualquier clase de música, y al principio doy todos los datos que se me ocurren, desde el libro hasta el lugar y la fecha. Mejor que sobren. Y no lo lamento. Por eso sé que estoy utilizando una grabación hecha varios años antes. Tambien trato de grabar cuestiones mas o menos fundamentales, porque he descubierto que son las cosas que uno más se olvidan. Una especie de distorsión que viene de la familiaridad. Son cosas "sabidas" pero no aplicadas. Cuando vuelva a escucharlas me pregunto ¿las estas aplicando, Carlos?

Carlos