martes, 3 de junio de 2008

Traducciones

EL BUSCADOR
Software en Español

Debido a que la informática y la computación han evolucionado en forma casi exclusiva en los países de habla inglesa, y específicamente en Estados Unidos cuna de I.B.M., Intel y Microsoft, a quienes se debe que el P.C. o Personal Computer sea tan popular entre nosotros, se ha llegado a considerar al idioma inglés como al único apropiado en el ambiente.

Sin dejar de pensar que el español tiene muchos vacíos en el vocabulario técnico, y que las traducciones al español de la terminología inglesa nos resultan chocantes, debemos considerar que los avances tecnológicos son una fuente de creación de nuevas palabras, y que si la tecnología viene del extranjero, es obvio que debemos de traducir su vocabulario para que nuestra gente lo entienda.

Los vocablos ingleses, por habernos acostumbrado a usarlos, nos parecen cortos y descriptivos; mientras que las palabras usadas en las traducciones como "Agrupamiento" en lugar de Cluster, "Encabezado" por Header y "Herramientas" en vez de Tools, no únicamente son mas largas sino que por alguna extraña razón nos parecen menos apropiadas.

En un mundo cada vez mejor comunicado, el castellano está sufriendo transformaciones en sus formas de expresión; y dado que en cada país y dentro del país, en cada región, se usan vocablos y giros particulares, es muy posible que una palabra correctamente expresada en nuestro idioma, nos parezca extraña o inadecuada, pero con el paso del tiempo llegue a sernos familiar. Tal vez nunca nos acostumbremos al ceceo de las palabras con las letras "ce" o "zeta" correctamente pronunciadas por un peninsular, pero por la influencia de las telenovelas latinoamericanas, es probable que volvamos a usar el "vos" y el "venid" olvidados por nosotros y tan comunes en Centro y Sud América.

Las telenovelas en español se han internacionalizado. Se producen para ser transmitidas en todos los países de habla castellana, y con la finalidad de que los diálogos no resulten ajenos en otras latitudes, utilizan un español "ligero" que pueda ser entendido desde Baja California a la Patagonia y aún en la madre patria.

Evitando el uso de los regionalismos y vulgarismos propios de un país, han logrado que las telenovelas no se "sientan" extrañas en otro. De que tienen éxito, no hay duda. Nuestras telenovelas son aceptadas en Chile y Argentina y nosotros nos deleitamos con las filmadas en Colombia.

El idioma se empobrece cuando dejamos que las palabras caigan en desuso sin que valga el argumento de que, la comprensión de los diálogos mejora al usar únicamente palabras de uso corriente en la mayoría de los países de habla castellana. Un idioma así de recortado no es lo mas deseable, aunque no dejamos de considerar que resulta benéfico contar con vocablos con significados iguales y aceptados dondequiera.

Un vocabulario técnico uniforme sería deseable únicamente en el campo de la informática donde podríamos tener palabras técnicas en español, que nos evitaran "sentir" extraño el vocablo "ordenador" galicismo usado en la península ibérica, que viene de la palabra francesa "ordinateur" y que nosotros entendemos en nuestro español de México como "computadora", anglicismo derivado del inglés "computer".

Algunos informáticos mexicanos no están acostumbrados a trabajar con programas en español. Muchas veces se quejan de que las traducciones de los comandos y menús les resultan extrañas o confusas, y vituperan contra los traductores españoles que llaman "ficheros" a los "archivos" y que ellos preferirían ver como "files". Pero los hechos fríos están aquí: La inmensa mayoría de los usuarios que hablan español no entienden inglés, y resultaría absurdo usar un procesador de palabras en inglés sin acentos ni letra eñe, que no permitiese la corrección ortográfica en español.

Afortunadamente muchos fabricantes de software están utilizando buenos traductores, con respaldo tanto gramático como técnico para encargarles la traducción de sus programas. Ellos están conscientes de que la traducción de un programa no debe hacerse con un diccionario inglés-español, sino por medio de la lectura e interpretación cuidadosa y el entendimiento claro de los conceptos, que después serán vertidos en la versión española.

Con relación a los comandos y cuadros de diálogo, lo ideal sería llegar a un vocabulario técnico español común a todos los países, que se afianzara con el uso y aceptación de palabras que doquier fueran siempre las mismas.

Ningún informático se va a sentir menos técnico por usar su lengua materna en el trabajo diario, y el hecho de que en la programación use la sintaxis y los comandos en inglés, como exigencia del lenguaje de computación que esté usando, no está reñido con el que sus programas, ayuda en línea e instructivos estén redactados en su idioma natal. Una persona es mas productiva usando programas escritos en su propia lengua con comandos en su idioma que aún cuando mas largos, sean claramente comprensibles para él.

Somos casi 400 millones de personas que hablamos español. Esta y no otra es la razón por la que los fabricantes de software venden programas en nuestro idioma. Cualquier idioma puede tener un vocabulario técnico y el español puede extrapolar la experiencia de las telenovelas utilizando un idioma "light". Buenas traducciones nos irán dando palabras técnicas comprensibles a todos, que con el tiempo, se irán incorporando a la Real Academia de la Lengua Castellana, que es una institución viva y por lo tanto cambiante. Puede aceptar y adoptar todas las palabras que la tecnología requiera. Ojalá que científicos hispanos desarrollen tecnologías que den lugar a nuevos vocablos que vengan a enriquecer nuestro idioma y que después deban ser traducidos al inglés.

Mientras tanto no debemos menospreciar los esfuerzos de los traductores y también, por qué no decirlo, de las transnacionales del software que aún cuando por razones de mercadotecnia, le dan su merecido lugar al idioma español.

José G. Luna
México