domingo, 8 de junio de 2008

Hipertexto o como comprimir la experiencia

Hipertexto es una palabra que suena y sonará cada vez más. Algunos "Procesadores de texto" poseen una función con este nombre que muy pocos usuarios investigan. Quizá porque suena algo esotérica, o porque nunca nos leemos los manuales que suelen acompañar a los programas. Sin embargo "hipertexto" va más allá de una mera función añadida a una aplicación como adorno o sofisticación; representa una manera de enlazar textos que dará que hablar en el futuro tanto como ahora está de moda Internet.

El término se debe a Theodor H. Nelson, que allá lejos en los años sesenta (¡hace tanto tiempo!) imaginó la posibilidad de "una escritura no secuencial, a un texto que bifurca, que permite que el lector elija y que se lea mejor en una pantalla interactiva."

Dicho con otras palabra, el hipertexto es una forma de ligar textos, párrafos o líneas situadas en diferentes documentos para facilitar su lectura; como estuvieran situadas en el mismo texto. Es la posibilidad de brincar de texto en texto construyendo por esta acción uno "nuevo".

Algo de esto hacíamos desde hace mucho tiempo, cuando a un libro se lo acompañaba con un aparato de notas y citas. Solo que la tecnología del papel hace el proceso farragoso, y el lector tiene que elegir entre interrumpir el hilo. Parece mentira como una simple facilidad técnica puede modificar radicalmente la lectura. Como dice el autor que comentamos: "El hipertexto, que se ha definido como texto diseñado para ser leído de forma no lineal o no secuencial, se presta particularmente al tipo de texto característico de los escritos científicos o humanísticos. Este género de escritos requiere que el lector abandone el texto principal y se aventure a considerar las notas a pie de página, las pruebas estadísticas o de otras autoridades. Nuestra experiencia en la Universidad Brown indica que el uso del hipertexto enseña a los estudiantes a leer de esta manera avanzada (pag.161)

Pero las ventajas de la tecnologia del hipetexto llegan hasta modificar el papel del docente, del profesor. "Esta teconología tiene el potencial para hacer que el enseñante sea más un entrenador que un conferenciante, que sea más un compañero mayor y con más experiencia que un líder reconocido." Suena algo utópico, y suele suceder que los beneficios de los nuevos adelantos también implican perjuícios, a veces no sospechados. Es evidente que un nuevo papel del enseñante puede no ser bien acogido, paradójicamente, por los propios docentes. Algo de esto se barrunta Landow cuando escribe: "Huelga decir que no todos mis colegas reaccionan con gritos de regocijo y cantos de alegría ante esta posibilidad." Otra de las ventajas del hipertexto es la posibilidad de traspasar información de una asignatura a otra. No siempre es posible hacerlo, suele darse por "sabida", o en todo caso depende del propio estudiante volver a coger los libros que tocan ese tema que lamentablemente tiene olvidado. En cambio "una recopilación en hipertexto (...) supone un modo más eficiente de preservar los productos de empresas anteriores porque requiere muy poco esfuerzo para seleccionar y organizar la materia." (pag.157)

Lo más interesante es que "Como el hipertexto conecta y entreteje materiales de distintos niveles de dificultad y especialización, fomenta tanto la exploración como el aprendizaje autorregulado" (pag.160); facilitando que el estudioso maneje un amplio abanico de contenidos (con diferentes grados de dificultad). Al mismo tiempo el material de respaso, puede estar a disposición inmediatamente si se ha diseñado una buena red en hipertexto.

Pensemos, o mejor dicho, imaginemos que significará la nueva tecnología. Los estudiosos de cualquier tema actuarán " como lectores-autores, por un lado, escogiendo trayectos individuales entre los textos primarios y secundarios conectados y, por otro, añadiendo textos y nexos al hiperdocumento".

¡Es una revolución en el aprendizaje! Como dicen los profesores Johassen y Scott Grabinger "los usuarios de hipermedios tienen que estar mentalmente activos a la hora de manejar la información" (pag.154). La combinación de textos, con documentos sonoros y visuales ofrecerá al futuro estudiante un abanico de posibilidades que hasta ahora solo se brindan luego de años de trabajo y experiencia en una materia.

(extraído de "La Nueva Enseñanza"; libro aún no publicado y al que tuvimos acceso privilegiado; el autor no ha querido que citáramos su nombre.)

Nota: los números de página corresponde al libro: HIPERTEXTO. La Convergencia de la teoría crítica contemporánea y la tecnologia. George P. Landow Paidos.Hipermedia 2. Barcelona 1995. (Edición original: Hipertext. The convergence of contemporary critical theory and technology. 1992)

[Casi Nada]